Erupción por intoxicación alimentaria

Tocar, acariciar, rascar y frotar la piel induce a la hinchazón e inflamación de la superficie de la piel. La urticaria dermográfica (o dermografismo) provoca mucho picor, pero el rascado provoca la aparición posterior de pompas.

En la piel expuesta a los rayos UV se producen una serie de síntomas típicos de una reacción alérgica: picor, ardor, hinchazón e irritación. En casos raros, cuando se ven afectadas grandes áreas de la piel, también pueden aparecer cefaleas, disnea, mareos, náuseas, debilidad, síncope y otras manifestaciones sistémicas.

Sin embargo, en los pacientes que no responden al tratamiento o que presentan síntomas graves recurrentes, las siguientes investigaciones pueden ser útiles para evaluar una posible causa y para descartar otras enfermedades:

Fotos de sarpullido por estrés

Los síntomas varían de una persona a otra, de una estación a otra, incluso de un día a otro. Los afectados informan de dos fases de la piel atópica: la fase inactiva (remisión) y la fase aguda (“erupción”).

Los emolientes son la clave para el cuidado de la piel y deben usarse todos los días, independientemente de que el afectado se encuentre en una fase activa o inactiva. Los emolientes incluyen lociones, cremas faciales, ungüentos y productos de baño y ducha que hidratan la piel, manteniéndola flexible y protegida de los agentes irritantes. Una buena hidratación de la piel también ayuda a prevenir los picores y a reducir la frecuencia de los brotes.

Imágenes de la dermatitis facial

Las erupciones cutáneas son cambios visibles en la piel, que pueden producirse como consecuencia de infecciones, alergias, enfermedades primarias de la piel, enfermedades autoinmunes, embarazo, exposición excesiva a la luz solar, diabetes mellitus, tumores cutáneos, vasculitis, reacciones adversas a las vacunas, etc.

Las erupciones cutáneas, también conocidas como exantemas o sarpullidos, son cambios evidentes en la piel, tanto en su textura como en su aspecto, que a veces pueden ir asociados a dolor y otros síntomas.

Si la información obtenida durante las investigaciones mencionadas no es suficiente o justifica una investigación más profunda, el médico también puede realizar una biopsia de piel y pruebas instrumentales como una radiografía de tórax.

La biopsia de piel consiste en utilizar un bisturí muy especial para tomar un pequeño trozo de piel de interés clínico (por ejemplo, donde hay un sarpullido) y luego examinarlo al microscopio.

Erupción facial

Pueden aparecer manchas rojas que pican en la zona de la barbilla, mientras que la piel que rodea las lesiones aparece seca y enrojecida. Otros síntomas que pueden aparecer en presencia de este tipo de dermatitis facial son el ardor de boca y el dolor.

Las causas de esta dermatitis facial aún no están del todo claras. Según algunos autores, la dermatitis perioral podría ser una complicación de la dermatitis seborreica, mientras que para otros podría ser una especie de variante de la rosácea.

Para aliviar los síntomas y facilitar la curación, el médico puede decidir prescribir al paciente corticosteroides tópicos u orales. Ni que decir tiene que este tipo de medicamentos sólo deben utilizarse cuando los prescriba un médico.

No existe una única causa de la dermatitis atópica facial. De hecho, se cree que la enfermedad puede ser desencadenada por varios factores que contribuyen entre sí. Entre ellas se encuentran: