Hidratación de la piel con aceite de oliva

Su poder reside en proporcionar una hidratación profunda, pero también en proteger la piel del envejecimiento prematuro (y por tanto de la formación de arrugas) y de los radicales libres. Además, las texturas son muy ligeras y agradables, por lo que no pesan en el rostro.

Además de los kits de belleza con los productos imprescindibles, siempre puedes probar los remedios de la abuela, es decir, los ingredientes naturales que se utilizaban antes de que existiera una amplia gama de productos en el mercado.

Piel facial lisa

2. Cremas reparadoras del ADN: tenga en cuenta todos los daños celulares que el entorno externo provoca en su piel. Existen cremas capaces de estimular la reparación de la piel, como Biotacare Day Triple Action de Recare Cosmetics, que reparan el ADN celular y aumentan la acción de los antioxidantes de la piel gracias a sustancias obtenidas por fermentación biotecnológica.

Si descubres que tienes este tipo de piel, debes utilizar cuidados específicos para la piel con tendencia al acné para reducir la inflamación al disminuir la carga bacteriana responsable del acné.

Fototipo de piel

Seca” se utiliza para describir un tipo de piel que produce menos sebo que la piel normal. Como resultado de la falta de sebo, la piel seca carece de los lípidos útiles que necesita para retener la humedad y construir una capa defensiva contra las agresiones externas.

En los casos moderados o graves, aparecen pápulas (pequeñas hinchazones sin manchas blancas o negras visibles) y pústulas (hinchazones de tamaño medio con una mancha blanca o amarilla en el centro) y la piel se enrojece e inflama.

Los productos para la piel deben seleccionarse en función del tipo y el estado de la misma. Los dermatólogos y otros expertos determinan el tipo y el estado de la piel de una persona midiendo los siguientes factores:

Pieles mixtas

Nuestra piel tiene un papel importante y valioso: evita la pérdida excesiva de agua, ayuda a regular la temperatura del cuerpo impidiendo que se enfríe demasiado en invierno o se caliente demasiado en verano, y evita que sustancias potencialmente dañinas lleguen a nuestros órganos internos. Por eso debemos cuidarla adecuadamente utilizando los cosméticos adecuados para mantenerla funcional y en buen estado.

La textura del producto debe elegirse en función de las características de la piel y según el agrado subjetivo: crema rica, crema ligera, fluida o bálsamo, según sea necesario para permitir el máximo agrado.