Efectos psicológicos de la cafeína

Rob M. Van Dam, profesor asociado del Departamento de Nutrición de la Escuela de Salud Pública de Harvard, explicó que los efectos de la cafeína dependen de las características genéticas y los factores del estilo de vida de cada persona.

“En particular, en los niños y adolescentes, la cafeína interfiere con el sueño y éste desempeña un papel fundamental en el aprendizaje. Algunos estudios de laboratorio sugieren que la cafeína interfiere en el sueño y el aprendizaje de los roedores adolescentes y, en consecuencia, dificulta el desarrollo neurológico normal”, explicó Meredith.

¿Qué ocurre si se toma demasiada cafeína?

Cuando se consume demasiada cafeína, la presión arterial aumenta, lo que puede desencadenar ansiedad, nerviosismo y aceleración de los latidos del corazón. Como la cafeína estimula el sistema nervioso central, también puede desencadenar un aumento de la liberación de adrenalina y, por tanto, ponerle nervioso o temeroso.

¿Me siento mal cuando tomo café?

Como se ha mencionado, el primero en verse afectado por el abuso del café es sin duda el estómago. Si después de tomar café empiezas a sentir dolores de estómago, o ardor y acidez, o incluso náuseas (y en los peores casos vómitos), ¡quizás sea el momento de darle un descanso! La diarrea también puede ser un síntoma.

¿Qué pasa si estás en la cafetería?

El hábito de beber demasiado café supone un esfuerzo continuo para las enzimas gástricas. Con el tiempo, aunque sea relativamente poco, esto puede provocar gastritis y problemas intestinales, que son molestos y no son fáciles de eliminar.

Demasiada cafeína – remedios

La cafeína no sólo es adictiva, sino que también provoca la fatiga de las glándulas suprarrenales, agrava el estrés y afecta a la producción de hormonas, alterando el equilibrio hormonal, especialmente en el caso de los enfermos de tiroides.

Una vez superada la fase de transición, el uso de superalimentos (Maqui, Baobab, Aronia, Açai) sin efectos secundarios es una muy buena manera de recuperar inmediatamente la energía y una mente clara y equilibrada.

Colabora con centros holísticos, herboristerías y organiza pequeños eventos por Italia, para apoyar la difusión y el conocimiento del Enfoque SAUTÓN, el método que desde 2013 ha transformado su cuerpo y su mente, dándole una nueva vida.

¿Por qué no tomar café?

La abstinencia de la cafeína no sólo provoca dolores de cabeza, sino que puede provocar toda una serie de efectos secundarios, tanto físicos como psicológicos, que van desde la ansiedad a los mareos, pasando por una irritabilidad excesiva y cambios de humor y depresión.

¿Cuánto tiempo se necesita para desintoxicarse de la cafeína?

Limpieza suave: el cuerpo necesita unos 60 días para desintoxicarse completamente de la cafeína. Para facilitar este proceso, la solución extra puede ser apoyarse en una técnica de limpieza suave (puedes conocer las más efectivas aquí) que puede acelerar el proceso de desintoxicación.

¿Para qué es mala la cafeína?

Efectos negativos de la cafeína

Puede provocar taquicardia, hipertensión y arritmias. Tiene un efecto ansiógeno y provoca temblores, insomnio y excitabilidad, dolores de cabeza, irritabilidad y sofocos. Al reducir la absorción de calcio y hierro, favorece la osteoporosis y la anemia.

Efectos de la cafeína

La cafeína alcanza su punto máximo en el organismo del adulto una media de 45 minutos después de la ingesta oral y permanece en él entre 2,5 y 4,5 horas, dependiendo del metabolismo individual; tras el metabolismo hepático se elimina por la orina. En otras palabras,

La cafeína también tiene un efecto de mejora del estado de ánimo, mediado por otro neurotransmisor, la dopamina. En algunas neuronas, la adenosina actúa sobre los receptores de dopamina, impidiendo su unión y bloqueando así su efecto. De nuevo, la cafeína, al impedir que la adenosina se una a estos receptores, aumenta de forma refleja la acción de la dopamina. Esto también explicaría el efecto positivo de la cafeína en la prevención y la progresión de la enfermedad de Parkinson [1], una enfermedad relacionada con la deficiencia de dopamina.

El mecanismo consiste en la activación de la enzima lipasa en los adipocitos, células responsables de la síntesis, el almacenamiento y la transferencia de grasas, donde promueve la descomposición de los triglicéridos en glicerina y ácidos grasos.

Cuando tomo café, ¿me mareo?

Cuando se toma cafeína, aumenta la presión arterial. Cuando la cafeína desaparece de la sangre, la presión arterial desciende a gran velocidad y esto provoca dolores de cabeza.

¿Por qué el café produce náuseas?

Esto se debe a que el café contiene compuestos de cafeína que son ácidos. Este ácido puede estimular un aumento del ácido gástrico (ácido clorhídrico) de las células parietales de la pared del estómago.

¿Tengo diarrea cuando tomo café?

El café tiene realmente un efecto laxante. Libera una hormona que acelera la actividad del colon en el estómago. Beber demasiado café puede provocar heces blandas e incluso diarrea. Además, el café favorece el reflujo gastroesofágico.

Remedios para agitar el café

Entre los fármacos con efecto estimulante sobre el sistema nervioso central se encuentran los antidepresivos, los anorexígenos, los psicoactivos, los analgésicos, los ansiolíticos, los anticonvulsivos, los fármacos utilizados en la narcolepsia, la fatiga, el tratamiento de la adicción a la morfina, los alucinógenos y los estabilizadores del estado de ánimo.

Los efectos adversos de los estimulantes nerviosos pueden ser graves, tanto si se toman deliberadamente con el fin de mejorar el rendimiento deportivo, como si se venden sin receta o como drogas de abuso con fines recreativos [6,7].

Algunos compuestos como las anfetaminas, sus derivados o la cocaína, además de alterar el comportamiento y el estado de ánimo y crear dependencia, pueden provocar la muerte súbita por complicaciones cardiovasculares o problemas de termorregulación. Las complicaciones cardiovasculares son frecuentes y multiplican por veinte el riesgo de muerte súbita incluso tras una única administración [7-9]. Esto se debería a la implicación de la cocaína en el bloqueo de la recaptación de norepinefrina en las terminaciones nerviosas cardíacas, lo que provocaría una acumulación del neurotransmisor y aumentaría sus efectos sobre el corazón.