imágenes de pechos de piel de naranja

El primer remedio para combatir la piel de naranja comienza con la dieta. Es importante llevar una dieta equilibrada, basada en frutas y verduras de temporada, eliminando todo lo que contenga demasiadas calorías. Hay que preferir los alimentos ricos en fibra, vitaminas C, E y A, potasio y antioxidantes, que protegen el organismo, mejoran la circulación, refuerzan los vasos sanguíneos y ayudan a eliminar las toxinas.

También hay que favorecer los métodos de cocción sencillos, como la plancha o el vapor, y reducir el consumo de sal y de alimentos salados en general, ya que el sodio retiene agua en los tejidos y dificulta el correcto intercambio de fluidos entre las células y el exterior.

pintura de piel de naranja

Entre los problemas estéticos que aquejan al universo femenino, no podemos dejar de mencionar la piel de naranja, una imperfección de la piel que se presenta principalmente en piernas, brazos y glúteos.

Una vez identificadas las causas de esta imperfección de la piel, pasamos a analizar los remedios para reducirla o eliminarla definitivamente. ¿Qué hacer con la piel de naranja? Desgraciadamente, no hay una fórmula mágica que pueda acabar con el problema, pero hay una serie de remedios que mejoran mucho el problema.

La dieta y el ejercicio están bien, pero también hay otros remedios naturales y asequibles para mejorar la piel de naranja: muchas mujeres utilizan vinagre de sidra de manzana u hojas de abedul, aceite de oliva y aceites esenciales de limón y romero, que son ideales para los masajes, desde los anticelulíticos hasta el drenaje linfático y los tratamientos holísticos, todos ellos destinados a mejorar la microcirculación.

piel de naranja o celulitis

Para entender mejor el tema, Officina Italica decidió pedir la opinión de la doctora Annalisa Bonci, titular de la farmacia Bonci Resti de Badia Agnano, en la provincia de Arezzo, que lleva años tratando este tipo de problemas y a la que hicimos algunas preguntas.

La antiestética piel de naranja, resultado de una fuga de líquidos que se estanca en los intersticios celulares, necesita ser tratada de forma específica y dirigida, ya que una pérdida de peso no suele garantizar los resultados estéticos que se esperan, pero al mismo tiempo también hay que cuidar la piel, que se enfrenta a una disminución de volumen.

Desmontemos también el mito de que no hay que beber durante el entrenamiento; hay que beber y favorecer el intercambio de líquidos. No beber y sudar profusamente sólo conduce a una deshidratación temporal (que no se corresponde con una reducción de la masa grasa), lo que favorece la retención de agua.

cáscara de naranja durante el embarazo

Para sacarle el máximo partido, lo ideal sería utilizarlo al menos 3 veces por semana haciendo 2 minutos de cuerda (durante 3 sesiones), con 20 segundos de recuperación entre cada una. No importa cómo lo saltes: con los pies juntos o alternados, seguirá siendo la panacea para tu celulitis.

La pieza de mano aplica presión y eleva el tejido, una verdadera gimnasia vascular que permite una mejora significativa de la microcirculación y un estímulo profundo del sistema linfático. El drenaje y la oxigenación aportan nueva vida a los tejidos, que comienzan a expulsar líquidos y productos de desecho y reciben la nutrición necesaria.