Los frutos secos y el estreñimiento

Esta categoría incluye los alimentos definidos como “astringentes” porque tienen componentes no digeribles que, al provocar la distensión de las paredes del colon, impiden la contracción normal, necesaria para empujar los desechos hacia la parte inferior del intestino, donde se forman las heces.

Además de la atención específica, quienes sufren de estreñimiento deben recordar que las restricciones dietéticas o las moderaciones recomendadas no deben afectar a una dieta correcta y equilibrada. En una dieta equilibrada, la distribución de la porción de energía que se introduce con los alimentos durante el día varía en cada comida: 20% en el desayuno, 40% en el almuerzo, 30% en la cena, 5% en el bocadillo de la mañana y 5% en la merienda.

Los consejos dietéticos que se dan son puramente indicativos y no deben considerarse un sustituto del consejo médico, ya que algunos pacientes pueden necesitar ajustes en su dieta en función de su situación clínica individual.

Manzana cruda y estreñimiento

Al utilizar remedios que fuerzan la expulsión de las heces de alguna manera, sólo intervenimos a nivel sintomático y de emergencia, pero no acabamos definitivamente con el molesto estreñimiento. Los laxantes se dividen en diferentes categorías. Están los que actúan mecánicamente, los que aumentan la masa fecal y los que actúan por ósmosis.

Si elegimos una dieta rica en verduras y fibras, dividiendo y distribuyendo las distintas categorías (hidratos de carbono, proteínas vegetales y no vegetales, grasas seleccionadas como el aceite de oliva y no las margarinas u otros aceites y grasas cuestionables para nuestra salud) y equilibrando de forma correcta los alimentos ácidos y básicos, podemos garantizar una larga vida a nuestro “segundo cerebro”.

Quizá te interese  ¿Cómo limpiar el hígado en un día?

El tratamiento de los intestinos también implica el examen del hígado y el trabajo del estómago. En el intestino hay vasos quilíferos (similares a los vasos linfáticos pero con una función diferente) que recogen los alimentos digeridos en forma de kilo.

Estreñimiento: qué comer para ir al baño

Sabemos que una dieta contra el estreñimiento implica evitar los alimentos refinados, grasos y ricos en azúcar que son perjudiciales no sólo para el sistema gastrointestinal, sino también para otras funciones del organismo.

Hoy en día, la fruta de temporada debería ser la opción principal, aunque, con los modernos métodos de cultivo y las importaciones, todo tipo de fruta está disponible durante todo el año.

Aunque no tienen el efecto laxante deseado en casos de estreñimiento pertinaz o crónico, este tipo de frutas contra el estreñimiento pueden ser muy beneficiosas y favorecer el tránsito intestinal, facilitando la evacuación, siempre que:

10 alimentos contra el estreñimiento

Veamos cuáles son, concretamente, las que pueden considerarse frutas laxantes. Las peras, las manzanas, las ciruelas, las naranjas, las bayas, etc. no deben faltar en una dieta contra el estreñimiento. Frutas exóticas como la papaya, el coco, la guayaba y las chumberas también forman parte de la lista.

La elección de la fruta laxante para prevenir y combatir el estreñimiento es, por tanto, una excelente opción para aumentar la ingesta diaria de fruta y así proteger y promover la salud de todo el organismo.