Glucosa alta en sangre, cómo reducirla

Cuando los valores medidos descienden por debajo del umbral considerado normal, se habla de glucemia baja o, por utilizar un término médico, de hipoglucemia. Esta condición, precisamente por los numerosos procesos de regulación que se acaban de mencionar, no se da con frecuencia en individuos sanos que no están medicados.

Si la hipoglucemia continúa sin tratamiento, se produce la muerte cerebral, una prueba más de que el cerebro necesita esta fuente de energía para funcionar y realizar todas sus funciones. [2]

Las personas con riesgo de hipoglucemia deben procurar llevar una dieta equilibrada. Este estudio [4] sobre pacientes con bypass gástrico muestra que una dieta baja en carbohidratos reduce los síntomas en la mayoría de los pacientes. Así que, en general, si tienes alguna de las condiciones anteriores, te recomendamos que consultes a un nutricionista especializado y revises tus hábitos alimenticios.

Glucosa alta en sangre: qué comer

La “hipoglucemia reactiva” se utiliza en el caso de trastornos alimentarios en sujetos predispuestos (obesos, resistentes a la insulina), cuando la hipoglucemia se produce 2-3 horas después de una comida, especialmente si es rica en hidratos de carbono, o tras un ayuno prolongado con fines de adelgazamiento.”

“En el diabético tratado farmacológicamente, la hipoglucemia es la principal complicación aguda. Causa malestar, miedo y hospitalización, por lo que los diabéticos reciben formación para reconocerla y gestionarla durante las visitas o a través de los cursos educativos que organizamos”.

“El tratamiento de la hipoglucemia leve o moderada requiere la introducción de azúcares simples, que el organismo absorbe fácil y rápidamente. Pero cuidado, ¡nada de dulces extravagantes, pasteles, chocolate, brioche!

“El tratamiento de la hipoglucemia grave, con el paciente en estado de inconsciencia, requiere la intervención de otras personas -continúa el experto-. Las personas que están en contacto estrecho con los diabéticos (padres, cónyuges, amigos) deben estar adecuadamente formadas en el manejo de esta eventualidad. En el caso de un estado de conciencia alterado, se debe administrar glucagón, una hormona que actúa de forma opuesta a la insulina y que es capaz de elevar los niveles de azúcar en sangre. Si no está disponible, debe llamarse inmediatamente a una ambulancia para que el personal médico pueda administrar glucosa intravenosa.

Hipoglucemia sin diabetes

En el primer caso, el del agotamiento de la insulina, su médico debe indicarle cómo modificar su tratamiento para alcanzar los valores deseados, realizando cambios en la dieta o en las dosis de los medicamentos.

Por otro lado, el efecto Somogyi (llamado así por el investigador Michael Somogyi, que lo descubrió) es la respuesta del organismo a un descenso de los niveles de glucosa (hipoglucemia o bajada de azúcar) que se produce por la noche.  2

Mídase la glucosa en sangre justo antes de acostarse, programe la alarma para las 3:00 de la madrugada, vuelva a medirse la glucosa en sangre y realice una última lectura por la mañana al levantarse.

En conclusión, el control regular y puntual de la glucosa en sangre debe implicar siempre la consulta a su médico para obtener el asesoramiento de un experto y saber cómo introducir pequeños cambios en su plan de tratamiento.

Además, no hay que descuidar nunca el estilo de vida y la dieta. Seguir una dieta sana y equilibrada y programas de ejercicio físico durante al menos cinco días a la semana es de suma importancia para mantener la diabetes y sus complicaciones bajo control y gestionarlas de la mejor manera posible.

Síntomas de un nivel bajo de azúcar en la sangre

Cómo medir e interpretar los niveles de azúcar en sangreLos valores de glucosa en sangre en ayunas entre 100 y 125 mg/dl no indican diabetes, pero representan una condición de riesgo (la llamada glucemia alterada en ayunas) que hay que vigilar.

Además, los valores de glucosa en sangre 2 horas después de una carga de glucosa oral (la llamada curva glucémica) por debajo de 140 mg/dl se consideran normales, los valores entre 140 y 199 mg/dl se consideran una alteración de la tolerancia a los carbohidratos y los valores superiores o iguales a 200 se consideran diabetes.

En primer lugar, recuerda tener el glucómetro, las tiras reactivas, un algodón empapado en desinfectante, un algodón seco y una lanceta. Para obtener la muestra de sangre, siga las instrucciones de los cinco pasos siguientes:

Todos los distintos distritos del cuerpo pueden seguir viéndose afectados por ciertas complicaciones. Por ejemplo, hay que vigilar muy de cerca la salud de los pies, donde en algunos casos pueden producirse infecciones o incluso úlceras graves.