Qué empeora las alergias estacionales

Octubre: Con la bajada de las temperaturas y el inicio del letargo de las plantas, el aire empieza a despejarse, poniendo fin a la temporada de alergias al aire libre. Ahora es posible respirar con alivio sin toser.

Muchos niños han estado en cuarentena durante el último año, con poco tiempo al aire libre. Ahora que empiezan a volver a sus rutinas habituales, es posible que notes que estornudan, tosen y se frotan los ojos más que en temporadas de alergia anteriores. Esto puede deberse a que el hecho de pasar un año dentro de casa les ha hecho más sensibles a las alergias.

Los niños necesitan cierta exposición a los alérgenos para que su sistema inmunitario aprenda a combatirlos. Como muchos niños han tenido una exposición limitada a los alérgenos del exterior durante un año, pueden tener reacciones alérgicas más fuertes que en el pasado.

Lo mejor que pueden hacer tanto los adultos como los niños es minimizar su exposición a los alérgenos. Intente no salir al exterior cuando el recuento de polen sea alto. Utilice el Pronosticador Interactivo de Alergias para ver las condiciones de alergia en su zona y obtener las previsiones de polen de árboles, hierbas y ambrosía. Otras cosas que puede probar:

¿Por qué mi asma empeora cuando llueve?

Ya sea una llovizna, un chaparrón o un chaparrón de verano, creo que todos estamos de acuerdo en que la lluvia es la condición meteorológica más común aquí en el Reino Unido. Así que, con un suministro constante de chubascos desde el cielo, puede que se pregunte qué efecto puede tener esto en el recuento de polen. Pues bien, no se pregunte más, ya que aquí analizo este tema en detalle, y además le ofrezco algunos consejos para tratar la fiebre del heno.

Quizá te interese  ¿qué alimentos hacen que se inflama el colon?

En mi blog “¿Qué efecto tiene el clima en los enfermos de fiebre del heno? hablé de cómo el sol, el viento y las tormentas pueden tanto aliviar los síntomas de la fiebre del heno como aumentar su gravedad. Por ejemplo, con el sol, las plantas son más propensas a liberar su polen, lo que significa que la congestión y el lagrimeo pueden ser más importantes. Además, cuando la temperatura es cálida, el polen puede subir con el calor. Esto significa que puede llegar fácilmente a la nariz y a la zona de los ojos, intensificando así los síntomas de la fiebre del heno.

Las tormentas húmedas también son problemáticas para los enfermos de fiebre del heno, ya que pueden hacer que los granos de polen ganen agua y se abran. Esto libera una gran cantidad de pequeños granos de polen en el aire, lo que significa que se convierten en un mayor problema para los enfermos de fiebre del heno. Además, en los días de viento el polen puede extenderse más y, de nuevo, esto puede contribuir a empeorar los síntomas de la fiebre del heno.

Asma por truenos

Parece razonable pensar que la lluvia aliviaría la rinitis alérgica (fiebre del heno), y el asma desencadenada por el polen, al lavar el polen del aire. Sin embargo, la lluvia de las tormentas eléctricas puede empeorar los síntomas de algunas personas.

Los granos de polen intactos suelen quedar atrapados en las vías respiratorias superiores y no llegan a los pulmones. Otras partículas portadoras de alérgenos pueden transportar los alérgenos de la hierba y el polen de los árboles. A diferencia del polen intacto, las partículas más pequeñas pueden llegar a las pequeñas vías respiratorias de los pulmones y desencadenar ataques de asma.

Quizá te interese  ¿cómo se toma el aloe de herbalife para bajar de peso?

Si el polen desencadena su asma y empeora en primavera y verano, acuda a su médico para que le aconseje. Es importante tener un plan de acción contra el asma actualizado y utilizar regularmente la medicación preventiva para controlar los síntomas.

Los recursos de ASCIA se basan en la literatura publicada y en la revisión de expertos, pero no pretenden sustituir el consejo médico. El contenido de los recursos de ASCIA no está influenciado por ninguna organización comercial.

El sitio web de ASCIA está destinado a los miembros de ASCIA, a los profesionales de la salud y al público en general. El contenido proporcionado tiene únicamente fines educativos, de comunicación e información y no pretende sustituir ni constituir un consejo o tratamiento médico.  Leer más…

Síntomas de la alergia a la lluvia

¿La fiebre del heno empeora cuando llueve? Si tiene rinitis alérgica estacional (también llamada fiebre del heno), sabrá que hay una temporada de fiebre del heno, en la que sufrirá síntomas como estornudos, secreción y/o obstrucción nasal, todo ello como resultado de una alergia al polen. Pero no sólo importa la temporada de la fiebre del heno, sino también el tiempo que haga ese día, de modo que puede experimentar síntomas más fuertes de la fiebre del heno cuando llueve.

De hecho, los recuentos de polen tienden a ser menores en los días de lluvia. ¿Por qué? Porque la lluvia elimina el polen del aire. Las plantas prefieren liberar su polen en el aire más en un día soleado que en un día lluvioso. Pero si la lluvia se produce en torno a una tormenta eléctrica, la humedad del aire en ese momento puede hacer que los granos de polen se abran, liberando una alta densidad de granos de polen en el aire circundante. El asma por tormentas eléctricas es un fenómeno muy conocido, en el que las personas con fiebre del heno también presentan síntomas de asma, como parte de su reacción alérgica a los granos de polen. En un día nublado, el polen se acumula en las flores y se liberará más de lo habitual en el siguiente día bueno.

Quizá te interese  ¿qué significa cuando te duelen los senos?