Huevo cocido en mal estado

Desde que era niño, y como mucha gente que conozco, siempre he visto a mi madre comprar huevos en el supermercado y luego, al llegar a casa, sacarlos de su envase (de cartón o de plástico) y meterlos en el frigorífico para guardarlos (de hecho, estos aparatos están equipados con el soporte especial para huevos en la parte superior, detrás de la puerta).

En Italia, en cambio, intentamos favorecer la cría en libertad y la vacunación de las gallinas contra la salmonela, opciones que consiguen “mantener fuera” a la bacteria bastante bien “a priori”. Por eso se exponen a temperatura ambiente en nuestros supermercados, porque en la gran mayoría de los casos, los huevos están sanos.

Los huevos no se someten previamente a la refrigeración para evitar que los choques térmicos, sobre todo en verano, agrieten la cutícula exterior del huevo, que es la principal defensa de la cáscara contra la intrusión de bacterias del exterior (de hecho, si encuentra huevos rotos o incluso agrietados dentro del envase, tírelos inmediatamente).

¿Cuánto dura un huevo duro con cáscara fuera de la nevera?

CUIDAR EL ALMACENAMIENTO DE LA CARNE EN CASA La salud en la mesa empieza por elegir alimentos sanos, de temporada y, a ser posible, de kilómetro cero. Pero no basta con una elección inteligente, sino que, una vez hecha la compra, hay que almacenar los alimentos de forma correcta para que no alternen en sabor y nutrientes.

En el supermercado estamos acostumbrados a ver la carne envasada en bandejas protegidas por una fina película. Esto se denomina envasado ATM o ATP: se introducen en las bandejas los mismos gases que están normalmente presentes en la atmósfera que respiramos (nitrógeno, oxígeno, dióxido de carbono), pero en diferentes concentraciones. Esta concentración diferente inhibe el desarrollo de microorganismos, aumentando la vida útil de la carne y dejando inalteradas las características organolépticas como el sabor, el olor y la textura.

El almidón de las patatas se estropea a bajas temperaturas. Por lo tanto, existe el riesgo de que el enfriamiento los vuelva dulzones o con un sabor demasiado fuerte; en resumen, el sabor generalmente se deteriora. Guárdelos en una bolsa de papel en un lugar oscuro, fresco y cerrado.

Huevos duros con yema verde

¿Dónde almacena sus huevos? ¿En la nevera o fuera? Hace un tiempo hice una encuesta en mis canales sociales (Instagram y YouTube) y descubrí que alrededor del 15% de las personas guardan sus huevos fuera de la nevera, a temperatura ambiente. Por otro lado, la gente me dice: “Si el supermercado los guarda fuera, ¿por qué voy a ponerlos en la nevera?”.

Esto suele ser confuso para el consumidor, y se agrava después de unas vacaciones en países, como Estados Unidos, donde los huevos en los supermercados están siempre refrigerados. ¿Por qué? La solución a esta aparente paradoja se encuentra en el Reglamento (CE) nº 589/2008 de la UE, que explica en las observaciones iniciales que en general

“no se considerarán refrigerados los huevos que se hayan mantenido a una temperatura inferior a 5°C durante el transporte de hasta 24 horas o en un punto de venta de hasta 72 horas”.

Puedes congelar los huevos duros

Los huevos caducados no tienen por qué tirarse a la basura: pueden reciclarse y utilizarse en cosmética, jardinería o para hacer manualidades (por ejemplo, decorándolos para las vacaciones de Pascua).

Por último, puede utilizar la clara de huevo en caso de quemaduras por contacto con superficies calientes o alta exposición al sol, picaduras de insectos y también tensiones musculares: bata la clara de huevo hasta formar una espuma firme y distribúyala muy generosamente sobre la zona afectada, dejándola actuar durante al menos 30 minutos.