Demasiado azúcar

Mucha gente recurrió a la repostería y al consumo de golosinas reconfortantes durante la pandemia. Los expertos, en un reciente artículo de Consumer Reports, explicaron cómo las altas cantidades de azúcares añadidos pueden ser perjudiciales para la salud, y ofrecieron consejos para aquellos que buscan formas de reducirlos.

“Si consumes demasiado azúcar, tu insulina se mantiene elevada durante largos periodos de tiempo”, explicó Hu en el artículo del 18 de julio de 2021, señalando que esto hace que la insulina sea menos efectiva para controlar el azúcar en sangre. Además, dijo, la fructosa se metaboliza en el hígado, donde aumenta la producción de grasa, elevando el riesgo de inflamación crónica y otros resultados negativos.

Otros expertos citados en el artículo sugirieron hacer algunos cambios sencillos para facilitar el consumo de menos azúcar. Entre ellos, leer las etiquetas nutricionales de los productos en los que se esconden inesperadamente los azúcares añadidos -como los condimentos y los panes envasados- y optar por los de menor contenido en azúcar. Además, comprar café sin azúcar, bebidas frías y alimentos como la avena o el yogur y añadir sus propios edulcorantes y sabores puede ayudar a entrenar el paladar para evitar el exceso de dulzor, sugería el artículo.

Lo que el azúcar hace a su cuerpo

Esto puede deberse a varias razones, como un cambio en los gustos y estilos de vida, ya que la popularidad de las dietas bajas en carbohidratos, como la ceto, ha aumentado en la última década. También es posible que este descenso se deba a una mayor comprensión de los peligros que supone el consumo excesivo de azúcar para la salud.

Quizá te interese  ¿qué significa las cenas?

Reducir el consumo de azúcar tiene claros beneficios para la salud, como la reducción de la ingesta de calorías, que puede ayudar a perder peso, y la mejora de la salud dental. Sin embargo, a veces las personas dicen experimentar efectos secundarios negativos cuando intentan comer menos azúcar. Entre los síntomas se encuentran los dolores de cabeza, la fatiga o los cambios de humor, que suelen ser temporales. La razón de estos efectos secundarios no se conoce bien en la actualidad. Pero es probable que estos síntomas estén relacionados con la forma en que el cerebro reacciona cuando se expone a los alimentos azucarados, y con la biología de la “recompensa”.

Los hidratos de carbono se presentan en varias formas, como los azúcares, que pueden estar presentes de forma natural en muchos alimentos, como la fructosa de las frutas y la lactosa de la leche. El azúcar de mesa -conocido como sacarosa- se encuentra en la caña de azúcar, la remolacha azucarera y el jarabe de arce, mientras que la glucosa y la fructosa son los principales componentes de la miel.

Consumo de azúcar por países

Reducir el consumo de azúcar puede llevar a la pérdida de peso, prevenir la caries dental y reducir los picos de azúcar en sangre, entre otros beneficios para la salud. Reducir el consumo de azúcar también puede ayudar a romper el ciclo inútil de antojos que el consumo elevado de azúcar puede crear.

La glucosa es la fuente de carbohidratos preferida por el organismo y está formada por una sola unidad de azúcar. Asimismo, la fructosa es una sola unidad de azúcar y se conoce como “azúcar de la fruta”. La sacarosa es una combinación de glucosa y fructosa y es simplemente el nombre científico del azúcar de mesa básico.

Quizá te interese  ¿qué le pasa a tu cuerpo si no comes?

Además de las diferentes formas de azúcar, hay muchos nombres diferentes para el azúcar añadido. Esto significa que el azúcar se puede disfrazar de todo tipo de ingredientes en los productos de los supermercados. No pierda de vista:

La columna “Cantidad por ración” puede ser engañosa, ya que los fabricantes tienden a hacer una estimación conservadora de la cantidad media que la gente come en una sola sesión. Por ejemplo, un envase pequeño de yogur puede suponer dos “raciones”, cuando en realidad lo normal es comer todo el envase de una vez.

La cantidad máxima diaria recomendada de azúcares añadidos para los adultos es de 30 g al día. Esto equivale a unas 7,5 cucharaditas de azúcar. Sorprendentemente, algunos alimentos considerados “saludables” contienen casi nuestra cantidad diaria recomendada de azúcar. Por ejemplo, un vaso medio de 250 ml de zumo de naranja contiene unos 22 g de azúcar (unas 6 cucharaditas). Estos alimentos deben evitarse cuando se trata de reducir el consumo de azúcar.

Síntomas del exceso de azúcar

Existen varios tipos de azúcares. Los azúcares se encuentran de forma natural en algunos alimentos, como la fruta y los productos lácteos, y también se añaden a una gran variedad de alimentos.El azúcar puede adoptar muchas formas diferentes, como el azúcar blanco, crudo o moreno, la miel o el jarabe de maíz.

Un exceso de azúcar en la dieta puede contribuir a problemas de salud como la obesidad y la caries dental. El azúcar refinado (o procesado) proporciona una fuente de energía rápida y sencilla, pero no contiene otros nutrientes como vitaminas y minerales.

Los azúcares son populares en la industria de los alimentos procesados porque añaden sabor, color, volumen y grosor a los productos alimenticios. También evitan la formación de moho y actúan como conservantes. Azúcar con moderación Un consumo “moderado” de azúcar refinado puede ser una parte aceptable de una dieta saludable. Los expertos definen una ingesta moderada como un 10% de la ingesta total de energía al día. Sin embargo, las personas que consumen muchos alimentos y bebidas azucarados a expensas de opciones alimentarias más nutritivas, pueden estar ingiriendo muchas “calorías vacías”.

Quizá te interese  ¿Dónde se aplica el Mindfulness?