alimentos para la cistitis que hay que evitar

También existe una forma crónica de cistitis, la cistitis intersticial, debida a un desgaste progresivo de la pared de la vejiga, libre de bacterias, que requiere una intervención puramente médica.

Cualquier persona que sufra cistitis de forma cíclica debería tener siempre en casa este fantástico remedio, la D-Manosa, que también puede utilizarse como medida preventiva. Es un azúcar simple que se extrae de la madera de alerce y abedul.

El arándano también tiene un efecto antioxidante sobre los componentes del colesterol LDL, ayudando a limitar la aterosclerosis vascular, y protege los vasos y capilares de la microcirculación, beneficiando a nuestros ojos.

Los pedúnculos de las cerezas son ricos en ácido málico, sales de potasio, flavonoides, taninos, vitamina A, vitamina C y polifenoles. Ejerce una acción sedante sobre la vejiga, a partir de los espasmos, pero también de las continuas ganas de orinar, al tiempo que favorece la diuresis. También está indicado en casos de insuficiencia renal, gota y celulitis.

Para un efecto inmediato podemos utilizar la decocción de malva, además de como tisana, también como local, calentado de lavanda: ayuda a calmar los espasmos, limpia suavemente, desinfecta y refresca.

sobres desinfectantes de las vías urinarias

En algunos casos, las infecciones del tracto urinario están causadas por virus u hongos.  Las infecciones urinarias causadas por un virus se tratan con fármacos denominados antivirales, mientras que si están causadas por un hongo con fármacos antifúngicos.

LEE TAMBIÉN: Síndrome de Tourette y tics: cuáles son los síntomas, las causas y cómo tratarlosEstos alimentos deben evitarse porque estimulan el proceso inflamatorio del organismo, dificultando el tratamiento y la prevención de nuevas infecciones urinarias.

Pelar dos dientes de ajo y aplastarlos.  Añade una taza de agua tibia y déjala reposar durante cinco minutos.  Repita este tratamiento tres veces al día hasta que los síntomas desaparezcan.  El ajo elimina las bacterias del tracto urinario.

limón y cistitis intersticial

En general, la dieta adecuada para combatir las infecciones del tracto urinario implica una buena hidratación, un consumo muy reducido de azúcares simples y grasas saturadas y un aumento de la fibra. Además, hay que dar preferencia a los alimentos que acidifican la orina, que son eficaces para combatir la adherencia de las bacterias a la pared mucosa de la vejiga. Los mejores métodos de cocción son al vapor, a la plancha o a presión. No se recomienda freír ni freír en la sartén.

antiinflamatorio específico para las vías urinarias

Otras posibles afecciones que provocan esta inflamación son: ciertos medicamentos, la radioterapia y las anomalías estructurales del tracto urinario debidas a cálculos, por ejemplo.

Recientemente, varios estudios han confirmado la estrecha relación entre una mala alimentación y la aparición de infecciones urinarias. Los principales factores a tener en cuenta son la hidratación y la ingesta de fibra.

En particular, los alimentos ácidos o ricos en ácido cítrico (como los cítricos) parecen empeorar el dolor de vejiga en estos pacientes, mientras que el uso de agentes basificantes como el bicarbonato de sodio mejoraría la condición.

En este apartado encontrarás algunos alimentos contra la cistitis. Hemos querido mencionar los alimentos útiles en caso de cistitis recurrente porque la dieta en caso de cistitis intersticial debe ser especialmente antiinflamatoria y adaptarse a cada caso.

Según algunos estudios, la gayuba también tiene un efecto antibacteriano en las vías urinarias y, por tanto, es útil en casos de cistitis, incluida la recurrente. Sin embargo, la utilización de la gayuba debe ir acompañada del uso de un agente basificante como el bicarbonato de sodio, que presentaremos en breve: sólo se activa en presencia de un medio básico.

Quizá te interese  ¿cuántas veces al día tomar kéfir de agua?