té de manzanilla antes de acostarse

Lo único que hay que hacer es verter agua en una olla y llevarla a ebullición. Añade 2 cucharaditas de canela y deja que hierva otros 15 minutos. Déjalo enfriar y luego añade la miel. Remover bien y beber antes de acostarse.

La combinación de estos dos ingredientes ayuda a quemar grasas, principalmente debido a la acción del aldehído cinámico, un ingrediente activo de la canela que estimula la termogénesis, un proceso que produce calor y, en consecuencia, mejora el metabolismo de los lípidos, mantiene a raya el colesterol y los triglicéridos.

qué comer antes de acostarse

Evite adquirir el hábito de colocar la televisión en su habitación o de comer entre las almohadas. Cree un ambiente acogedor y bien ventilado en su dormitorio. Elige colores que te den una sensación positiva y cortinas ligeras que filtren la luz y creen un ambiente suave. El toque final: unas gotas de aceite esencial de lavanda en la almohada.

ALMENDRAS Y FRUTAS: No olvides unas almendras al final de la tarde. El magnesio relaja los músculos.  Las nueces son ricas en triptófano (un aminoácido que interviene en la síntesis de serotonina), una sustancia importante para inducir y mantener el sueño. Los altramuces y los pistachos también son buenos.

merienda antes de acostarse

Estar bien hidratado no sólo cumple una serie de funciones, desde las celulares, el transporte de nutrientes y la eliminación de residuos, hasta la regulación de la temperatura corporal y el volumen celular, sino que también ayuda a regular el metabolismo, por ejemplo, interviniendo en los procesos digestivos.

Por el contrario, en caso de resfriado o gripe, beber un vaso de agua caliente (incluso en forma de infusión sin azúcar) antes de acostarse puede aliviar los síntomas, permitiéndonos descansar mejor.

beber leche antes de acostarse ayuda a perder peso

Evite adquirir el hábito de colocar la televisión en su habitación o de comer entre las almohadas. Cree un ambiente acogedor y bien ventilado en su dormitorio. Elige colores que te den una sensación positiva y cortinas ligeras que filtren la luz y creen un ambiente suave. El toque final: unas gotas de aceite esencial de lavanda en la almohada.

ALMENDRAS Y FRUTAS: No olvides unas almendras al final de la tarde. El magnesio relaja los músculos.  Las nueces son ricas en triptófano (un aminoácido que interviene en la síntesis de serotonina), una sustancia importante para inducir y mantener el sueño. Los altramuces y los pistachos también son buenos.

Quizá te interese  ¿qué provoca los cambios hormonales en los hombres?