Alimentos energéticos y que no engordan

A veces, esta segunda función se impone, hasta el punto de que el objetivo fundamental de la nutrición -aportar al organismo todos los nutrientes y la energía que necesita- queda en segundo plano.

El LARN (Niveles de Referencia de Ingesta de Nutrientes y Energía para la Población Italiana) nos da algunas indicaciones al respecto. Según éste, los hidratos de carbono deben constituir la base de una dieta saludable y representar entre el 45 y el 60% de la ingesta energética durante el día.

En concreto, son las vitaminas del grupo B (desde la vitamina B1 hasta la vitamina B12) las que ayudan al organismo a obtener energía de los alimentos; para obtener su ración, basta con incluirlas en la dieta, en las proporciones adecuadas:

En general, un tentempié no debe superar el 5-10% de la ingesta total de energía durante el día y debe incluirse en una dieta equilibrada desde el punto de vista nutricional y energético.

Los aliados del cerebro en las aulas son también las vitaminas y los minerales de las frutas y las verduras y los omega-3 del pescado, las semillas de lino y los frutos secos (especialmente las nueces en lugar de las almendras).

Qué comer para obtener energía instantánea

Las almendras contienen magnesio y calcio, minerales que ayudan a aumentar la energía. Las nueces son ricas en potasio, zinc y hierro, mientras que los cacahuetes son una buena fuente de vitamina B6, que ayuda al organismo a utilizar y almacenar la energía de las proteínas y los hidratos de carbono que comemos.

Quizá te interese  ¿Qué fruta ayuda a la retencion de liquidos?

Las naranjas y los cítricos son ricos en vitamina C; los plátanos también son una buena opción, ya que son una rica fuente de carbohidratos (la fuente de energía preferida por el cuerpo) y contienen mucho potasio, que es esencial para los procesos de crecimiento y mantenimiento.

El brócoli, las espinacas (ricas en hierro, un mineral importante para la energía), los espárragos y las coles de Bruselas son verduras muy energéticas y también abundantes en vitaminas y minerales esenciales para el organismo.

Los hidratos de carbono refinados contienen muy poca fibra y están sometidos a un fuerte procesamiento, mientras que los hidratos de carbono no refinados son ricos en fibra, lo que ralentiza la liberación de azúcares de los hidratos de carbono y, por lo tanto, no provoca picos de azúcar en sangre ni niveles de energía.

Energía inmediata para el deporte

Los nutrientes son componentes de la nutrición. Los hidratos de carbono, las proteínas y las grasas son los principales nutrientes y proporcionan energía a nuestro cuerpo. Las vitaminas y los minerales desempeñan un papel importante en el metabolismo humano.

La principal fuente de energía de nuestro cuerpo son los hidratos de carbono. Están formados por moléculas de azúcar que se descomponen en el intestino delgado. Los hidratos de carbono deben cubrir aproximadamente entre el 45% y el 55% de la ingesta energética diaria.

Las proteínas son sustancias orgánicas nitrogenadas formadas por cadenas de aminoácidos de diferente longitud. Las proteínas también sirven al cuerpo para desarrollar y mantener los músculos. Las proteínas deben cubrir entre el 20% y el 25% de la ingesta energética diaria.

Quizá te interese  ¿cuánto tiempo se tarda en conseguir un vientre plano?

Alimentos que te dan energía por la mañana

Es precisamente en esos momentos cuando se puede reaccionar acudiendo a los remedios naturales en busca de ayuda. Hay alimentos y hierbas que pueden ayudarte a recuperar la fuerza y la energía. Estos alimentos naturales contra el cansancio se llaman energizantes naturales.

En el campo de la cromo-nutrición encontramos la importancia de consumir alimentos de origen vegetal que incluyan todos los colores. Según este método, cada color corresponde a una frecuencia que activa una determinada zona del cuerpo humano y lo mantiene sano.