medicamentos para reducir el cortisol

Estrés: una palabra que ya forma parte del vocabulario de nuestra agitada vida. Este malestar del siglo no sólo socava nuestra psique, sino también, inevitablemente, nuestro físico y nuestra salud.

Las vitaminas del grupo B, el ácido fólico, el omega 3, el zinc, el magnesio y la fibra contribuyen a mantener constantes los niveles de azúcar en sangre y aportan antioxidantes al organismo.

Las verduras crucíferas como el brócoli, la col, la col rizada, pero también los espárragos y las espinacas y, en general, todas las verduras de color verde oscuro-violeta contienen sustancias que neutralizan el estrés oxidativo y mejoran nuestro rendimiento mental.

Los espárragos también contienen folato, que ayuda a regular los niveles de homocisteína. En definitiva, la presencia de fibra es un elemento muy importante para mejorar la función intestinal.

Alimentos como las nueces, las almendras y los pistachos tienen un elemento importante, el magnesio, así como vitaminas B y E, útiles para reforzar el sistema inmunitario y contrarrestar la fatiga cerebral. ¡Adiós, estrés!

cómo reducir el cortisol para perder peso

Los alimentos pueden actuar sobre el estrés y el estado de ánimo porque contienen moléculas capaces de influir en la producción de ciertos neurotransmisores, o mensajeros, que envían señales al cerebro que pueden mejorar el estado emocional, la ansiedad y el insomnio. En particular, las moléculas bioactivas presentes en los alimentos actúan principalmente en la producción de:

Los pistachos son ricos en vitamina B6, una vitamina hidrosoluble que, además de su papel en el metabolismo de los nutrientes, parece ser eficaz para mejorar la síntesis de la melatonina, una hormona producida por el organismo que desempeña un papel esencial en la fisiología del sueño y en la regulación del ciclo sueño-vigilia. Otros grupos de alimentos que aportan vitamina B6 son la carne, el pescado, los cereales integrales, los huevos, la leche y el queso.

Los anacardos son una excelente fuente de zinc, un mineral esencial sobre todo cuando estamos estresados, ya que tiene un doble efecto: contrarresta el estrés oxidativo, evitando el envejecimiento prematuro, y actúa como transmisor en el sistema nervioso, mejorando la memoria. El cordero, las sardinas, el pulpo y los quesos curados también son ricos en zinc.

cómo aumentar el cortisol

Una forma estupenda de relajarse es, por supuesto, las infusiones. En primer lugar, la infusión de manzanilla, pero en las herboristerías y supermercados también puedes encontrar bolsitas de melisa, pasiflora, tila y verbena, todas ellas excelentes hierbas para recuperar la calma (y favorecer el sueño).

Los frutos secos contienen vitaminas B y E, que refuerzan el sistema inmunitario, así como zinc y hierro, que ayudan a equilibrar el cerebro y el organismo. Por ello, una pequeña dosis diaria de nueces, almendras, pistachos y avellanas puede ayudar a combatir el estrés.

Este contenido es creado y mantenido por un tercero, e importado a esta página para ayudar a los usuarios a proporcionar sus direcciones de correo electrónico. Puede encontrar más información sobre este contenido y otros similares en piano.io

alimentos antiestrés

En lugar de ceder a las patatas fritas, deberíamos tomar vitaminas, ya que nos ayudan a combatir el estrés. Las vitaminas B son un buen apoyo para los nervios, especialmente las vitaminas B1, B6 y B12¹. Tampoco hay que olvidar las vitaminas C y E, que nos protegen de los radicales libres² y garantizan un mayor bienestar.

Los frutos secos son el tentempié antiestrés ideal: con una buena mezcla de frutos secos le das a tu cuerpo una buena dosis de potasio, que ayuda a mantener una presión arterial normal. Como resultado, su ritmo cardíaco se mantiene regular incluso en situaciones de estrés. Si te gusta picar frutos secos, asegúrate de que sean naturales y no estén tostados con aceite o sal.

Los huevos también son ricos en varias vitaminas del grupo B, especialmente la vitamina B12, que contribuye al funcionamiento normal de los nervios. Para variar, desayuna un huevo o merienda huevos cocidos.

¿Por qué nos apetecen los dulces y la comida rápida si no son buenos alimentos contra la ansiedad? En momentos de estrés, el cuerpo necesita energía rápida porque cuando estamos bajo presión, nuestro cuerpo produce adrenalina. Se trata de una reacción hormonal que era de vital importancia para nuestros antepasados: para ellos, el peligro era puro estrés, y el subidón de adrenalina les permitía escapar a un lugar seguro.

Quizá te interese  ¿Cómo saber en qué etapa está el cáncer de pulmón?