La aceleración de la frecuencia cardíaca fetal provoca

Como pauta general, un resultado de examen “normal” indica con buena exactitud que el feto está bien en el momento del examen; del mismo modo, un resultado francamente patológico indica con buena exactitud que el estado del feto está deteriorado.

Las causas de bradicardia (<110 lpm) de origen fetal pueden ser defectos de conducción o prolapso del cordón umbilical; las causadas por la madre son la ingesta de betabloqueantes o una hemorragia aguda.

Cardiotocografía fetal

Desde el punto de vista técnico, se trata de un examen basado en la medición de dos parámetros: la frecuencia cardíaca fetal, es decir, el número de pulsaciones del corazón del feto por minuto, y las contracciones uterinas.

Las técnicas modernas de monitorización implican también el uso de un ordenador, que procesa los datos recogidos por el transductor y proporciona el patrón de los latidos del corazón, poniendo de manifiesto cualquier anomalía que pueda indicar un problema en el bebé. El control informático también tiene la ventaja de poder señalar cualquier “error” en la realización del examen. En cualquier caso, la interpretación oficial de los resultados del examen debe encomendarse a un médico o a personal competente, encargado de leer los trazados, interpretarlos y redactar el informe correspondiente.

La ecografía obstétrica con flujometría se realiza mediante la aplicación de ultrasonidos emitidos por una sonda, lo que permite visualizar gráficamente los órganos internos investigados, su forma y sus posibles alteraciones.

Tabla de frecuencia cardíaca fetal

Desde el punto de vista técnico, se trata de un examen basado en la medición de dos parámetros: la frecuencia cardíaca fetal, es decir, el número de pulsaciones del corazón del feto por minuto, y las contracciones uterinas.

Las técnicas modernas de monitorización también implican el uso de un ordenador que procesa los datos recogidos por el transductor y proporciona el patrón de los latidos del corazón, resaltando cualquier anomalía que pueda indicar un problema en el bebé.  El control informático también tiene la ventaja de poder señalar cualquier “error” en la realización del examen. En cualquier caso, la interpretación oficial de los resultados del examen debe encomendarse a un médico o a personal competente, encargado de leer los trazados, interpretarlos y redactar el informe correspondiente.

Si el feto duerme durante el trazado

“El examen se realiza colocando dos sondas (tres en el caso de los gemelos) en el vientre de la mujer, en correspondencia con el útero, y tiene dos objetivos: controlar la frecuencia cardíaca del feto, registrando sus variaciones, y evaluar las contracciones uterinas en una grabación que dura al menos 15-20 minutos” especifica Alessandro Bulfoni, jefe de Obstetricia y Ginecología de Humanitas San Pio X.

El control se realiza en una camilla o en sillones reclinables en las consultas externas del hospital o en la sala de urgencias, realizado por matronas y avalado por un ginecólogo. “El examen es gratuito y sólo se realiza si es necesario.

El examen se realiza colocando dos sondas (tres en el caso de los gemelos) en el estómago de la mujer, a la altura del útero, y tiene dos objetivos: controlar la frecuencia cardíaca del feto, registrando los cambios, y evaluar las contracciones uterinas en una grabación que dura al menos 15-20 minutos.