Qué puedo comer sin ganar peso

Puede ser un reto atenerse a las pautas de aumento de peso durante el embarazo, sobre todo si nunca has tenido tantas ganas de comer carbohidratos en tu vida, y por todas partes la gente te anima a comer por dos. Pero hay algunas formas sencillas de evitar ganar demasiado peso durante el embarazo: Haz todo lo posible por comer comidas equilibradas y tentempiés saludables, mantente hidratada, elige carbohidratos complejos en lugar de simples, haz una rutina de ejercicio regular y pide ayuda a tu proveedor de atención médica.

Sólo el 32% de las mujeres ganan peso dentro del rango recomendado para el embarazo, y el 48% ganan más de lo aconsejado. Pero ganar más de lo recomendado durante el embarazo puede suponer un mayor riesgo de complicaciones y problemas:

Más de la mitad de las mujeres estadounidenses tienen sobrepeso u obesidad cuando se quedan embarazadas, lo que las pone en riesgo de sufrir complicaciones. Perder incluso un poco de peso antes de quedarse embarazada puede disminuir los riesgos y mejorar su salud.

Si se encuentra en la fase de “reflexión” del embarazo o está intentando concebir, considere la posibilidad de concertar una cita previa a la concepción. Tu médico puede ayudarte a determinar tu índice de masa corporal (IMC) actual y sugerirte formas de perder peso si es necesario.

Qué comer para perder peso

¿Intentas ganar músculo pero no consigues ganar peso comas lo que comas? ¿Culpa a su genética, a su metabolismo rápido o a la falta de apetito? Estos factores influyen, pero hay tres cosas sorprendentes que impiden a la mayoría de las personas ganar peso de forma saludable con éxito.

Quizá te interese  ¿cómo consumir 130 gramos de proteína?

Aunque contar calorías es lo más habitual para perder peso, hay mucha gente que intenta hacer lo contrario. Esto es especialmente común con los jóvenes atletas que llevan una vida muy activa y no parecen poder ganar peso. Pero no importa la edad, la gente puede querer ganar músculo, recuperar su fuerza después de una enfermedad, o simplemente rellenar para verse bien en la playa. Todos ellos afirman estar estancados a pesar de comer todo lo que hay. Si usted es una de esas personas, esto es lo que debe hacer para progresar.

En teoría, si comes 1000 kcal más de las que necesitas cada día durante 8 semanas, deberías ganar unos 7,4 kg (16 libras) de peso corporal total. En realidad, tu metabolismo aumenta como reacción a una mayor ingesta de calorías y ganas mucho menos.

Cómo perder peso

Descargo de responsabilidad del contenido El contenido de este sitio web se proporciona únicamente con fines informativos. La información sobre una terapia, un servicio, un producto o un tratamiento no respalda en modo alguno dicha terapia, servicio, producto o tratamiento y no pretende sustituir el consejo de su médico u otro profesional sanitario registrado. La información y los materiales contenidos en este sitio web no pretenden constituir una guía completa sobre todos los aspectos de la terapia, el producto o el tratamiento descritos en el sitio web. Se insta a todos los usuarios a que busquen siempre el asesoramiento de un profesional de la salud registrado para obtener un diagnóstico y respuestas a sus preguntas médicas y para determinar si la terapia, el servicio, el producto o el tratamiento concretos descritos en el sitio web son adecuados en sus circunstancias. El Estado de Victoria y el Departamento de Salud no asumirán ninguna responsabilidad por la confianza que cualquier usuario deposite en los materiales contenidos en este sitio web.

Quizá te interese  ¿que da energía al cuerpo?

Métodos extremos de pérdida de peso

No es ningún secreto que la cantidad de calorías que la gente come y bebe tiene un impacto directo en su peso: Si se consume el mismo número de calorías que el cuerpo quema a lo largo del tiempo, el peso se mantiene estable. Si se consume más de lo que el cuerpo quema, el peso aumenta. Si se consume menos, el peso disminuye. Pero ¿qué pasa con el tipo de calorías? ¿Importa que provengan de nutrientes específicos: grasas, proteínas o carbohidratos? ¿Importan los alimentos específicos, como los cereales integrales o las patatas fritas? ¿Dietas específicas -la dieta mediterránea o la dieta del “Twinkie”? Y qué decir de cuándo o dónde se consumen las calorías: ¿Desayunar facilita el control de peso? ¿Comer en restaurantes de comida rápida lo hace más difícil?

Existen numerosas investigaciones sobre los alimentos y las pautas de alimentación que protegen contra las enfermedades cardíacas, los accidentes cerebrovasculares, la diabetes y otras enfermedades crónicas. La buena noticia es que muchos de los alimentos que ayudan a prevenir las enfermedades también parecen ayudar a controlar el peso: alimentos como los cereales integrales, las verduras, las frutas y los frutos secos. Y muchos de los alimentos que aumentan el riesgo de padecer enfermedades -entre ellos, los cereales refinados y las bebidas azucaradas- son también factores de aumento de peso.La sabiduría convencional dice que, dado que una caloría es una caloría, independientemente de su origen, el mejor consejo para controlar el peso es simplemente comer menos y hacer más ejercicio. Sin embargo, las nuevas investigaciones sugieren que algunos alimentos y patrones de alimentación pueden facilitar el control de las calorías, mientras que otros pueden hacer que las personas sean más propensas a comer en exceso.

Quizá te interese  ¿qué enfermedades puede curar el yogurt?