Mostrar más

Los estudios realizados sobre la meditación están confirmando que esta práctica ancestral ayuda a reducir el dolor físico. Según una investigación del Wake Forest Baptist Medical Center de Carolina del Norte (EE.UU.), publicada en el Journal of Neuroscience, la meditación no sólo tiene efectos beneficiosos para la mente y el cuerpo al reducir el estrés y las tensiones de la vida diaria, sino que también ayuda a reducir la sensación de dolor físico. La percepción de dolor físico de los participantes en el estudio se redujo al seguir clases de meditación de 20 minutos cada una.

La meditación fomenta la empatía entre las personas, promueve mejores sentimientos y comportamientos virtuosos, sacándolos a la luz de la manta bajo la que pueden haber estado ocultos durante tanto tiempo debido a los constantes problemas de la vida cotidiana, el ajetreo y las convenciones sociales. Un estudio de la Universidad Northeastern de Boston lo confirma.

¿En qué piensas cuando meditas?

Concentración y creatividad

La práctica del silencio influye positivamente en la concentración, la capacidad de tolerar el malestar, la creatividad, las emociones, la empatía y la relación del individuo con su cuerpo y su entorno.

¿Qué siente cuando medita?

Durante la meditación podemos experimentar cualquier tipo de sensación física en nuestro cuerpo. Esto se debe a que la mente y el cuerpo están estrechamente vinculados, cuando la mente experimenta una expansión, el cuerpo adquiere un profundo estado de descanso para normalizar cualquier desequilibrio que pueda surgir en el cuerpo.

Quizá te interese  ¿cómo eliminar el estrés y la ansiedad?

¿Qué pasa si meditas?

La meditación es un viaje interior y una herramienta muy importante para aprender sobre nosotros mismos. A través de la meditación, podemos aprender a reconocer, interpretar, expresar y canalizar nuestras emociones, lo que mejora enormemente nuestra relación con nosotros mismos y con los demás.

Significado de la meditación

Significa ser capaz de centrar la atención en la meditación en sí misma, para luego pasar a la segunda etapa y desarrollar una visión clara de las sensaciones y fenómenos corporales que llaman a la mente, observándolos momento a momento, instante a instante. Sin aferrarse a nada.

La práctica consiste en sentarse en un cojín colocado en el suelo, con las piernas cruzadas y la columna vertebral erguida. Como alternativa, si no nos apetece poner las nalgas en el suelo, podemos utilizar una silla, pero la espalda no debe estar apoyada. Así, aunque la posición pueda resultar algo incómoda al principio, no tenemos que ayudarnos de ninguna manera para mantener la espalda erguida mediante un soporte, ni siquiera el respaldo de la silla. Hacemos como si no existiera y nos dejamos llevar, tratando de evitar pensar en la probable incomodidad de no estar acostumbrados a tener algo que no sostenga nuestro torso.

Ahora, al conseguir poner nuestra atención y concentración completa en la respiración, podemos empezar a sentir otras percepciones a las que antes no prestábamos atención: sonidos, sensaciones dentro de nuestro cuerpo, emociones, etc. Sólo hay que notar cómo estos fenómenos surgen en el campo de la conciencia y luego volver a tomar el control de la respiración.

¿Qué ocurre en el cerebro cuando se medita?

La meditación nos ayuda, por sí sola o en combinación con otras intervenciones terapéuticas más tradicionales, actuando sobre estas estructuras cerebrales, reequilibrando su funcionamiento, aumentando la capacidad de estar en el aquí y ahora, desarrollando la capacidad de atención, de regulación emocional y de autoconciencia.

Quizá te interese  ¿Qué produce la retención de líquido?

¿Cuántas veces a la semana hay que meditar?

Puedes empezar con 5 minutos al día en uno o en los 3 momentos sugeridos durante una semana. A continuación, puede aumentar de 5 a 10 minutos la semana siguiente, y así sucesivamente hasta llegar a 20, 30, 60 minutos. Elige el momento adecuado para ti.

Cuando empiezo a meditar, ¿me da sueño?

Muchas tensiones, tensiones y preocupaciones se reducen después de una sesión de meditación. Algunas técnicas conducen incluso a un estado hipo-metabólico del organismo, con una activación nerviosa parasimpática y una disminución de los parámetros fisiológicos. Por eso se siente un estado de relajación.

Método Mindfulness

Pregunta: A veces, cuando medito, siento una extraña sensación alrededor de la zona del corazón. Tengo ganas de reír y al mismo tiempo siento una sensación de ansiedad o miedo. Si continúo con la meditación, siento que mi corazón se abre a diferentes sensaciones… una parte de mí se siente muy vulnerable y asustada y otra parte tranquila y relajada. ¿Qué puede significar esto?

Durante la meditación podemos experimentar todo tipo de sensaciones físicas en nuestro cuerpo. Esto se debe a que la mente y el cuerpo están estrechamente conectados, cuando la mente experimenta una expansión, el cuerpo obtiene un profundo estado de descanso para normalizar cualquier desequilibrio que pueda surgir en el cuerpo.

A veces me permito este deseo y a veces me obligo a permanecer despierto. Me gusta dormir, me acuesto alrededor de las 10 y puedo dormir inmediatamente, me despierto una o dos veces pero puedo volver a dormir inmediatamente. Me despierto todas las mañanas entre las 5 y las 6 y nunca estoy cansado durante el día. ¿Tiene algún consejo para mí?

¿Qué ocurre si se despierta la Kundalini?

Podemos resumir los efectos del despertar de la Kundalini de la siguiente manera: fuerza vital, confianza abrumadora en sí mismo, educación en el autocontrol, deseo de mejorar la vida propia y la de los demás.

Quizá te interese  ¿cómo matar la cándida en el intestino?

¿Qué mantras meditar?

Son mantras curativos utilizados a lo largo de los siglos para infundir serenidad a la mente y al espíritu. La más conocida es OM MANI PADME HUM (“Oh joya que estás en la flor de loto, concédeme todas las realizaciones”). Se recita para obtener la liberación del sufrimiento y el dolor.

¿Cómo se practica la meditación zen?

Siéntate con las piernas cruzadas y, manteniendo la postura recta, lleva las manos a la altura del ombligo, gira las palmas hacia arriba y colócalas una encima de la otra. Ahora cierra los ojos y empieza a respirar lentamente. Meditación zen con música.

Curso de meditación

Pregunta: A veces, cuando medito, siento una extraña sensación alrededor de la zona del corazón. Tengo ganas de reír y al mismo tiempo siento una sensación de ansiedad o miedo. Si continúo con la meditación, siento que mi corazón se abre a diferentes sensaciones… una parte de mí se siente muy vulnerable y asustada y otra parte tranquila y relajada. ¿Qué puede significar esto?

Durante la meditación podemos experimentar todo tipo de sensaciones físicas en nuestro cuerpo. Esto se debe a que la mente y el cuerpo están estrechamente conectados, cuando la mente experimenta una expansión, el cuerpo obtiene un profundo estado de descanso para normalizar cualquier desequilibrio que pueda surgir en el cuerpo.

A veces me permito este deseo y a veces me obligo a permanecer despierto. Me gusta dormir, me acuesto alrededor de las 10 y puedo dormir inmediatamente, me despierto una o dos veces pero puedo volver a dormir inmediatamente. Me despierto todas las mañanas entre las 5 y las 6 y nunca estoy cansado durante el día. ¿Tiene algún consejo para mí?