Dormir bien o dormir bien

El sueño es más importante a medida que se envejece. El sueño saludable se ha relacionado con una mejor función cognitiva, menores índices de inflamación y enfermedades cardíacas, y una mayor resistencia contra virus como la gripe y el resfriado común.

Por otro lado, las personas que duermen mal tienen un mayor riesgo de demencia, depresión, pérdida de memoria, confusión y ansiedad. “Es sencillo: las personas que duermen mejor tienden a estar más sanas y a vivir más tiempo”, dice el Dr. Epstein.

El sueño se produce en una secuencia de etapas, que incluye periodos de sueño ligero y profundo sin sueños, además de periodos ocasionales de sueño activo, conocidos como sueño REM (movimiento ocular rápido). Este ciclo se repite varias veces durante la noche. Sin embargo, las personas mayores pasan más tiempo en las etapas más ligeras del sueño que en el sueño profundo. “Cuando se está en las fases más ligeras, es más fácil despertarse, lo que puede dificultar la vuelta al sueño”, dice el Dr. Epstein.

Por desgracia, no se puede cambiar este nuevo ciclo de sueño, así que el objetivo es abordar los problemas que hacen que te despiertes de un sueño más ligero. Los más comunes son los trastornos del sueño, como la apnea del sueño, la necesidad de orinar durante la noche y el síndrome de las piernas inquietas.

¿Qué fruta es buena para dormir?

1. Las cerezas. Las cerezas (especialmente las guindas como la variedad Montmorency) son una de las únicas (y más altas) fuentes alimentarias naturales de melatonina. Los estudios han demostrado un aumento de la melatonina circulante tras el consumo de cerezas, aunque las cerezas dulces tienen la mitad de contenido de melatonina que las guindas.

No puedo dormir, ¿debo quedarme despierto toda la noche?

Si no duermes, tu somnolencia seguirá empeorando hasta que finalmente puedas descansar. Dormir de 1 a 2 horas puede disminuir la presión del sueño y hacer que te sientas menos cansado por la mañana de lo que te sentirías si permanecieras despierto toda la noche.

¿Los plátanos ayudan a dormir?

Los plátanos son ricos en nutrientes que favorecen el sueño, como el magnesio, el triptófano, la vitamina B6, los carbohidratos y el potasio, todos los cuales se han relacionado con la mejora del sueño.

Dormir rápido

“Los higos contienen potasio, magnesio, calcio y hierro”, dice Jaclyn London, MS, RD, CDN. “Estos minerales ayudan al flujo sanguíneo y a la contracción muscular, que son clave para conciliar el sueño”. Además de aplastar tu antojo de postre, cada higo también contiene algo de fibra adicional que te mantendrá lleno.

Dado que la deshidratación puede afectar a tu capacidad para conciliar el sueño y mantenerlo (por no hablar de tus niveles de energía en general), elegir frutas acuosas como la sandía puede compensar cualquier déficit. Una porción de 2 tazas es la mitad (lo has adivinado) de agua, lo que te hidratará antes de acostarte y eliminará los dolores de hambre después de la cena gracias a la fibra y el volumen. London también recomienda el melón, las manzanas, las naranjas y las peras para calmar la sed.

Cambia las tradicionales tostadas nocturnas por boniatos al horno, aconseja London. “Los boniatos son una gran fuente de potasio, magnesio y calcio que te ayudarán a relajarte”, dice London. Añade un chorrito de miel y una pizca de sal marina o una cucharada de mantequilla de frutos secos para disfrutar después de la cena.

Los pistachos son el premio gordo para inducir el sueño, ya que contienen proteínas, vitamina B6 y magnesio, que contribuyen a mejorar el sueño. Eso sí, abstente de romper la cáscara. “No excedas una porción de 1 onza de nueces”, advierte London. “Todo lo que sea demasiado calórico puede tener el efecto contrario de mantenerte despierto”.

¿Qué significa despertarse a las 3 de la mañana?

Si te despiertas a las 3 de la mañana o a otra hora y no puedes volver a dormirte enseguida, puede ser por varias razones. Entre ellas, los ciclos de sueño más ligeros, el estrés o las condiciones de salud subyacentes. Sus despertares a las 3 de la mañana pueden ocurrir con poca frecuencia y no ser nada grave, pero las noches regulares como ésta podrían ser un signo de insomnio.

¿Por qué no debemos comer plátano por la noche?

Pero según el Ayurveda, el plátano puede provocar la producción de mucosidad y comer esta fruta por la noche puede ahogar la garganta. Además, el plátano es una fruta pesada y nuestro estómago tarda mucho en digerirla. Esto se debe a que nuestro metabolismo es el más bajo por la noche. Comer plátanos por la noche puede provocar problemas estomacales.

¿La miel te ayuda a dormir?

Mejora el sueño y la relajación: La miel puede favorecer la relajación y ayudar a conciliar el sueño por la noche. El azúcar natural que se encuentra en la miel eleva ligeramente nuestra insulina y permite que el triptófano, el compuesto famoso por darnos sueño después de comer pavo en Acción de Gracias, entre más fácilmente en nuestro cerebro.

La mejor posición para dormir

Despertarse en mitad de la noche se llama insomnio, y es un problema común. Los despertares en mitad del sueño suelen producirse durante periodos de estrés. Los somníferos de venta libre rara vez ofrecen una ayuda significativa o sostenida para este problema.

En algunos casos, el insomnio está causado por una afección médica como la apnea del sueño, el síndrome de las piernas inquietas o el dolor crónico, o por un trastorno mental como la depresión. Para mejorar el insomnio puede ser necesario el tratamiento de una de estas afecciones subyacentes. Además, el tratamiento del insomnio puede ayudar a que los síntomas de la depresión mejoren más rápidamente.

Si sigue teniendo problemas de sueño, hable con su médico. Para determinar la causa y el mejor tratamiento del insomnio, es posible que tenga que acudir a un especialista del sueño. El médico puede recetarle medicamentos y hacerle probar otras estrategias para recuperar su patrón de sueño. Dependiendo de la causa del insomnio, la derivación a un profesional de la salud mental puede ayudar a algunas personas.

¿Qué tipo de té te ayuda a dormir?

1. Té de manzanilla. El té de manzanilla es más conocido por sus efectos calmantes y se utiliza con frecuencia como ayuda para dormir. Dos estudios han examinado los efectos del té o extracto de manzanilla sobre los problemas de sueño en los seres humanos.

¿La mantequilla de cacahuete te ayuda a dormir?

La mantequilla de cacahuete es muy nutritiva y rica en proteínas, lo que reduce las ansias de comer y favorece el crecimiento muscular. También contiene triptófano, que puede mejorar la calidad del sueño.

¿Es buena la mantequilla de cacahuete antes de acostarse?

Comer una pequeña cantidad de mantequilla de cacahuete como parte de un tentempié saludable antes de acostarse puede ayudar a mejorar la calidad del sueño y evitar que se coma en exceso y se gane peso al día siguiente. La mantequilla de cacahuete es un alimento rico en nutrientes y calorías que contiene vitaminas, minerales, proteínas y fibra.

Alimentos que inducen al sueño

Consejos para dormir: 6 pasos para dormir mejorNo estás condenado a dar vueltas en la cama cada noche. Ten en cuenta sencillos consejos para dormir mejor, desde establecer un horario de sueño hasta incluir la actividad física en tu rutina diaria.Por el personal de Mayo Clinic

Piensa en todos los factores que pueden interferir con una buena noche de sueño, desde el estrés laboral y las responsabilidades familiares hasta los desafíos inesperados, como las enfermedades. No es de extrañar que el sueño de calidad sea a veces esquivo.

Acuéstate y levántate a la misma hora todos los días. Intenta limitar la diferencia de tu horario de sueño entre las noches y los fines de semana a no más de una hora. Ser constante refuerza el ciclo de sueño y vigilia de tu cuerpo.

La nicotina, la cafeína y el alcohol también merecen precaución. Los efectos estimulantes de la nicotina y la cafeína tardan horas en desaparecer y pueden causar estragos en la calidad del sueño. Y aunque el alcohol puede hacer que te sientas somnoliento, puede interrumpir el sueño más tarde en la noche.

Crea una habitación ideal para dormir. A menudo, esto significa que sea fresca, oscura y silenciosa. La exposición a la luz puede dificultar la conciliación del sueño. Evite el uso prolongado de pantallas que emitan luz justo antes de acostarse. Considera la posibilidad de utilizar persianas para oscurecer la habitación, tapones para los oídos, un ventilador u otros dispositivos para crear un entorno que se adapte a tus necesidades.