Consecuencias de comer fuera de casa


Consecuencias de comer fuera de casa
Nos das estrellitas? ❤️

La mayoría de nosotros tiene que un menú del día, por motivos de trabajo y muchas de las personas que lo hacen notan una ganancia importante de peso en poco tiempo, una de las principales consecuencias de comer fuera de casa.

Según un estudio realizado por Eroski Consumer, el problema radica en que “la calidad dietética de uno de cada tres menús del día es deficiente”.

Un 37% de los españoles mayores de edad tiene sobrepeso, y esto no es sólo un problema estético, ya que sabemos que es uno de los factores de riesgo más importantes para las enfermedades cardiovasculares y para otras tantas dolencias del organismo.

El problema es que en nuestra casa podemos cuidar lo que comemos pero ¿qué pasa cuando una de las comidas más importantes del día la realizamos fuera?

Pues, como indica el estudio de Eroski, resulta que nuestra alimentación tiene muchas papeletas para desequilibrarse.

Para llevar a cabo el análisis de la cuestión, Eroski Consumer analizó el menú del día en 160 establecimientos de 18 capitales y comprobó que “una de cada tres ofertas gastronómicas suspendía en calidad dietética”.

Si se compara este resultado con un estudio similar elaborado por esta revista en 2006, se comprueba que no se han registrado mejoras en cinco años (los suspensos entonces ascendían al 30%).

Peor aún, el porcentaje de buenas calificaciones se ha reducido (del 41% al 15%).

Lo que sí ha cambiado ha sido el precio medio: de los 8,9 euros se ha pasado a los 10,8 euros actuales, lo que representa un aumento del 21%, más del doble del IPC acumulado en ese periodo (un 8,5%).

Principales deficiencias dietéticas de los menús del día

En cuanto a las principales carencias nutricionales observadas en los menús del día, Eroski Consumer destaca las siguientes como muy relevantes:

– Primeros platos. Un 7% de los menús estudiados no ofrecían ensalada y/o verdura dentro de su oferta de primeros platos y la mitad de ellos no incluían legumbres. Platos como revueltos, entremeses, lasañas, potajes con carne, embutidos o pescado, aderezos de mayonesas, etc., hacen que el menú en su conjunto resulte hiperproteico (con demasiada grasa, colesterol y calorías). En este análisis, tres de cada cuatro menús incluía primeros platos energéticos e hiperproteicos.

– Segundos platos y guarniciones. Uno de cada diez restaurantes no ofrecía pescado como una de sus opciones. En ocho de cada diez menús analizados no había guarniciones variadas con presencia de hortalizas, verduras y legumbres. O bien se ofrecían patatas fritas (o panaderas) y/o lechuga, o bien no había acompañamiento de los segundos platos.

– Postres. En un 23% de menús del día no había fruta fresca en la oferta de postres. Los lácteos sencillos también son una opción saludable, pero fueron pocos los menús, tan solo el 10%, los que los tenían cuando no incluían fruta fresca.

– Carencia de pan integral. El 95% de los menús estudiados no incluía la posibilidad de comer con pan integral.

– Ausencia de menús alternativos. Sólo el 10% disponía de un menú sin sal; el 4% de un menú vegetal, el 4% de uno bajo en calorías y el 0,63% contaba con uno sin gluten.

Teniendo en cuenta estos datos, lo que debemos hacer es elegir muy bien el lugar donde comemos y ser exigentes con la oferta alimenticia que queremos.

Cuando esto no sea posible, debemos compensar las carencias y los excesos con el resto de las comidas, que deberán ser especialmente saludables y completas desde el punto de vista nutricional si queremos paliar las consecuencias de comer fuera de casa.

Share this post

No comments

Add yours

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable MujerWapa Magazine .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Sered.net.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.