Cómo calcular la cantidad de luz necesaria en una habitación

Todos sabemos lo importante que es contar con los niveles adecuados de iluminación para crear interiores bonitos, pero, por supuesto, también hay que ser prácticos. La cantidad exacta de luz que se necesita en una habitación dependerá de varios factores, como el tamaño de la misma, el uso que se le vaya a dar y el tipo de ambiente que se quiera crear.

Las actuales bombillas LED de bajo consumo se miden en lúmenes (lm), y el número de lúmenes indica la luminosidad de la bombilla. (Los lúmenes son una forma más precisa de medir la calidad de la luz, en comparación con la anterior medida de vatios, que se refiere a la cantidad de energía que consume una bombilla).

Como guía básica para saber cuántos lúmenes necesitarás en una habitación, multiplica primero la longitud y la anchura de la habitación para obtener los metros cuadrados; así, una habitación de 3 x 3 metros tiene una superficie total de 30 metros cuadrados.

Como regla general, una sala de estar o un dormitorio suelen necesitar entre 10 y 20 lúmenes por pie cuadrado, mientras que un baño o una cocina necesitarán un nivel de iluminación más intenso, de unos 70 a 80 lúmenes por pie cuadrado.

Fórmula de cálculo de la iluminación

El lumen se refiere a la emisión de flujo luminoso, que corresponde a la medida de la cantidad total de luz visible liberada por una fuente por unidad de tiempo. Si una candela de intensidad luminosa se emite uniformemente en un ángulo sólido de un estereorradián, el flujo luminoso total emitido en ese ángulo es un lumen.

Quizá te interese  ¿Cómo quitar el vidrio de una ventana?

Por lo tanto, conociendo la intensidad luminosa ideal y el tamaño de la superficie de cada habitación que se pretende iluminar, se puede determinar cuántos lúmenes necesita cada habitación y, en consecuencia, encontrar la bombilla o instalación luminosa más adecuada.

La relación entre lúmenes y vatios se refiere, respectivamente, a la eficiencia y eficacia de una bombilla. Por tanto, la correspondencia entre lúmenes y vatios depende del tipo de bombilla que utilices: incandescente, LED, halógena o fluorescente.

Si, por el contrario, pretendes iluminar una habitación destinada a la relajación, por ejemplo, un salón, para conseguir un efecto ambiental particular que te haga sentir cómodo, no necesitas tener una visibilidad perfecta, por lo que puedes considerar la elección de un coeficiente de lux entre 150 y 200.

Calculadora de iluminación para almacenes

¿Alguna vez se ha preguntado cuánto le cuesta esa bombilla? ¿Realmente merece la pena cambiar a las bombillas LED? Todo lo que necesitas es averiguar la potencia de la bombilla y el coste de la electricidad en tu edificio. Sustituir las bombillas incandescentes por otras de bajo consumo suele suponer un ahorro de unos pocos dólares durante el primer año, y más durante un periodo de tiempo más largo.

Resumen del artículoPara calcular los kilovatios que consume una bombilla, empieza por localizar la potencia nominal de la bombilla, que es el número seguido de una “W”. A continuación, divide ese número entre 1.000 para convertirlo de vatios a kilovatios. A continuación, calcula el número de horas que la bombilla está encendida cada mes. Por último, multiplica el número de kilovatios por el número de horas para determinar cuántos kilovatios consume tu bombilla en un mes. Si quieres saber cómo calcular el coste del consumo de kilovatios de tu bombilla, desplázate hacia abajo.

Quizá te interese  ¿Cómo quitar estampas de una puerta?

“Utilicé esto para ayudarme a calcular el ahorro de energía para un inventario de gases de efecto invernadero y la planificación de la reducción. Necesitaba calcular el consumo de cada bombilla y luego ampliarlo a todas las bombillas que se iban a instalar con LED, y luego calcular una cantidad reducida por el LED y ver cuál era la diferencia”…” más

Aplicación de calculadora de iluminación

La eficiencia de cualquier máquina, dispositivo o proceso es la cantidad de trabajo que se realiza por cada medida de energía que se necesita para producir ese trabajo. En la iluminación, el trabajo se mide en lúmenes. La energía eléctrica se mide en vatios. Así que para determinar la eficiencia de una bombilla, hay que saber dos cosas. Una es la cantidad de luz que emite la bombilla, y la otra es la cantidad de electricidad que consume para producir esa cantidad de luz.

Los vatios son una medida del uso de la energía, más que del nivel de luz real. Cuanto mayor sea la potencia de una bombilla, más energía consumirá (y viceversa). En consecuencia, las bombillas de mayor potencia cuestan más. Sin embargo, las bombillas de mayor potencia no emiten necesariamente más luz que una bombilla de menos vatios; la luminosidad también depende de la tecnología de la bombilla.

La potencia y los lúmenes, o “lúmenes iniciales”, son los dos valores que necesitas para determinar la eficiencia de una bombilla. Y deben estar marcados en el envase. Una vez que hayas encontrado esas dos cifras, sólo tienes que dividir el número de lúmenes entre el número de vatios. Así obtendrás la medida estándar de eficiencia de las bombillas, que son los lúmenes por vatios.

Quizá te interese  ¿Qué es un soldador tipo A?