Cómo cocinar los pulmones de ternera

Existen pruebas de que las personas que comen mucha carne carbonizada o muy hecha tienen un mayor riesgo de padecer cáncer, sobre todo de mama, próstata, colon, recto y páncreas. Para minimizar los riesgos potenciales, reduzca al mínimo tanto el tiempo de cocción de la carne a fuego alto como la cantidad de humo en contacto con la carne.

Se sabe que las carnes cocinadas a altas temperaturas, por ejemplo al freír o asar, producen unos compuestos llamados aminas heterocíclicas (HCA). Los HCA se asocian a los cánceres en los animales. Existen pruebas de que las personas que comen mucha carne carbonizada o muy hecha tienen un mayor riesgo de padecer cáncer, sobre todo de mama, próstata, colon, recto y páncreas.

También se sabe que cuando la grasa cae sobre las brasas, el humo resultante contiene sustancias químicas cancerígenas llamadas hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP). El humo puede depositar los HAP en los alimentos que se asan. Existen pruebas de que las personas que trabajan con HAPs tienen un mayor riesgo de padecer cáncer de pulmón, piel y vejiga.

Receta de guiso de pulmón de ternera

Este artículo analiza si el humo de la barbacoa mata. A la gente le encanta cocinar al aire libre utilizando su parrilla. De hecho, la mayoría de los hogares tienen una parrilla. La barbacoa no sólo es deliciosa, sino que también es fácil de hacer. Sin embargo, mucha gente se pregunta si el humo que sale de la barbacoa puede causar problemas de salud. ¿El humo de la barbacoa puede matar? En este artículo responderemos a esa pregunta.

Quizá te interese  ¿Qué medidas tienen las sillas de ruedas?

¿El humo de la barbacoa mata? La exposición prolongada al humo de la barbacoa puede causar problemas de salud. Esto se debe a que las barbacoas producen monóxido de carbono, que es un gas incoloro e inodoro que es venenoso. En pequeñas concentraciones, la intoxicación por monóxido de carbono presenta síntomas similares a los de la gripe o la intoxicación alimentaria. Sin embargo, puede matar a una persona en altas concentraciones.

La mayoría de las parrillas y ahumadores de hoy en día utilizan gas o carbón, pero algunos todavía utilizan pellets de madera o electricidad. Las astillas, briquetas, pellets, serrín o troncos de madera pueden añadir sabor y aroma a la barbacoa. Cuando se calientan, producen humo. Sin embargo, hay que tener cuidado con el humo de la barbacoa porque las exposiciones prolongadas pueden causar problemas de salud. Lea el resto del artículo para obtener más información.

Cuánto tiempo hay que hervir los pulmones de ternera

Los artículos de Verywell Health son revisados por médicos certificados y profesionales de la salud. Estos revisores médicos confirman que el contenido es exhaustivo y preciso, y que refleja las últimas investigaciones basadas en la evidencia. El contenido se revisa antes de su publicación y en caso de actualizaciones sustanciales. Más información.

La carne a la parrilla es una parte importante del verano en los Estados Unidos. Las comidas al aire libre y las barbacoas familiares sirven hamburguesas, perritos calientes, filetes y pollo para la comida perfecta del fin de semana de verano.  Durante años, ha existido una controversia sobre si la carne roja y el pollo a la parrilla podrían causar cáncer.  Este tema ha circulado por Internet como verdadero y falso, e incluso ha habido informes contradictorios en las noticias. ¿Qué es lo que creemos?

Quizá te interese  ¿Cómo germinar en una botella?

Siga leyendo para saber no sólo por qué y cuándo la carne a la parrilla puede ser un problema, sino lo que puede hacer para reducir el número de carcinógenos en la carne que asa, de modo que pueda disfrutar de esas barbacoas de verano sin sentirse culpable.

El problema se reduce a los carcinógenos, sustancias cancerígenas que pueden formarse como parte del proceso de asado. Los aminoácidos, los azúcares y la creatina de las carnes reaccionan a altas temperaturas formando aminas heterocíclicas.

Beneficios de los pulmones de vacuno

La ciencia confirma que la antigua teoría de que la evaporación de la cerveza humedece la carne es errónea. Más bien, es el hecho de colocar el pollo verticalmente en la parrilla lo que produce ese gran sabor, dice Blonder, profesor de la Facultad de Ingeniería de la práctica de ingeniería mecánica. “La lata de cerveza ralentiza la cocción”, dice, porque, envuelta en la carne de pollo, la lata es “lo último que se calienta: ….. En realidad, hace que la carne cercana al centro esté un poco cruda”.

Poner la ciencia detrás del chisporroteo es, en parte, el resultado de una afición a la cocina de hace décadas, dice Blonder, cuyos conocimientos científicos también han ayudado a su mujer, una talentosa pastelera. “Miraba la receta y decía: ‘La afirmación del autor de la receta viola lo que sé sobre termodinámica’. Acababa midiendo las temperaturas de nuestros hornos para ver si el dial coincidía con la temperatura que decía. Y nuestro horno casero estaba a 50 grados de temperatura”.

También trabajé con algunos restaurantes para entender que cuando se sala la carne y se le da a la sal el tiempo suficiente para llegar de la superficie al interior -en un pecho grueso, eso significa de tres días a una semana-, esa sal cambia el entorno del agua que hay en la carne, y mantiene el agua en su sitio. Así, la carne será más jugosa. Hablé en la Asociación Nacional de Barbacoa hace un año en Nashville. Grandes tipos – armas, Dios, la gloria tipo de personas. Les dije: “Hay que poner el aliño o la sal con al menos tres días o una semana de antelación”.

Quizá te interese  ¿Qué le pasa a la madera cuando se moja?