Cómo sacar brillo al reloj de acero inoxidable

Cynthia Lawrence está especializada en el comercio electrónico de viviendas, y cubre todo lo relacionado con el hogar y el jardín. Tiene una gran experiencia editorial probando los últimos electrodomésticos “imprescindibles”, escribiendo guías de compra y los prácticos “cómo hacerlo”.

Con una obsesión enfermiza por todo lo relacionado con el hogar y los interiores, también tiene un blog de diseño de interiores para inspirarse en el estilo y en las soluciones de almacenamiento inteligentes (¡deshazte del desorden!). Cuando no está probando productos geniales, está buscando en Internet más ideas de decoración para arreglar su casa familiar o buscando una gran ganga.

Cómo sacar brillo a las ollas y sartenes de acero inoxidable

El acero inoxidable es elegante y duradero, pero también es propenso a las antiestéticas manchas y a los descuidos. Aunque te encanten tus electrodomésticos de acero inoxidable, no tienes por qué amar su limpieza, pero con estos rápidos y sencillos consejos podrás hacerlo.

El acero se compone principalmente de hierro, que es propenso a oxidarse y a mancharse. El acero inoxidable tiene la adición de cromo para dar al acero un poco más de fuerza, lo que lo hace tremendamente fuerte y resistente a la oxidación y las manchas.

Los utensilios de cocina de acero inoxidable se pueden lavar en el lavavajillas, pero nosotros preferimos hacerlo a mano. Probablemente ya sabes cómo lavar los platos (si no, tenemos trucos para ello). Lava las sartenes con agua tibia y jabón, y sécalas bien.

Quizá te interese  ¿Cuál es el ancho máximo de una puerta?

grab green fabrica estas dulces cápsulas limpiadoras para utensilios de cocina y hornear que permiten limpiar rápidamente las sartenes de acero inoxidable. Sólo tienes que poner un poco de agua en la sartén, echar una bolsita, esperar de cinco a diez minutos y luego fregar.

Hacer brillar el metal

El acero inoxidable supone un reto mayor que otros acabados, ya que muestra fácilmente las huellas de los dedos y las rayas. Además, hay diferentes tipos de acero inoxidable, por lo que tendrá que experimentar con cualquier limpiador de acero inoxidable antes de dar con el que mejor funcione para su electrodoméstico concreto. Si tiene varios electrodomésticos de acero inoxidable, es posible que cada uno requiera una rutina de limpieza diferente.

Fíjese bien en su acero inoxidable y busque el grano. Humedezca el paño de microfibra con vinagre y frote con el grano para eliminar la suciedad, la grasa y la mugre. Deja secar el vinagre y humedece el otro paño de microfibra con aceite de oliva. Trabaje el aceite frotando con el grano. Este sencillo procedimiento limpiará, protegerá y dará brillo a su acero inoxidable de forma rápida y sencilla.

Diluya una cucharadita de líquido para vajillas en un litro de agua tibia. Humedezca su paño de microfibra con la solución y limpie con el grano. Mezcle una cucharadita de detergente para vajilla con un litro de agua. Humedezca una toalla de microfibra limpia con agua tibia y limpie los residuos. Deje que se seque el acabado y aplique el aceite de bebé, siguiendo el hilo.

Cómo sacar brillo a la pulsera de acero inoxidable

Si utiliza mucho su cocina, es probable que un fregadero de acero inoxidable brillante no sea algo que haya visto desde el día en que se mudó. De hecho, su cocina, que en su día no habría desentonado en la revista Ideal Home, probablemente sea irreconocible ahora.

Quizá te interese  ¿Qué es la televisión y para qué sirve?

Los electrodomésticos teñidos de cobre, manchados de espaguetis y con marcas de agua dura están muy lejos de la elegante cocina de acero inoxidable que soñabas tener. Desde el desayuno hasta la cena, el fregadero se distingue cada vez menos de la encimera gris mate. Si lo dejas mucho tiempo, es posible que te olvides por completo del aspecto que tiene.

Tal vez nunca hayas probado productos naturales y no sepas por dónde empezar. Bueno, tengo buenas noticias: lejos de ser complicados, los productos de limpieza naturales son realmente muy fáciles de hacer y usar. El método sugerido para limpiar el acero inoxidable implica sólo dos ingredientes – ¡apuesto a que tienes ambos en tu armario ahora mismo!

Así que deja tus productos de limpieza tóxicos, respira hondo y prepárate para devolver a tu fregadero de acero inoxidable su antigua gloria.    Será tan cegadoramente brillante que podrás ver tu cara de satisfacción reflejada.