Cómo eliminar el óxido de los tornillos

Este artículo ha sido redactado por James Sears. James Sears dirige el equipo de felicidad del cliente en Neatly, un grupo de gurús de la limpieza con sede en Los Ángeles y el condado de Orange, California. James es un experto en todo lo relacionado con la limpieza y ofrece experiencias transformadoras al reducir el desorden y renovar el entorno del hogar. James es actualmente becario de la Universidad del Sur de California.

Cuando el metal se ha oxidado, tirarlo y comprar un repuesto no siempre es una opción. Puedes eliminar el óxido con ingredientes caseros, como papel de aluminio y un ácido suave como el vinagre blanco, o con productos químicos especiales para eliminar el óxido. Con cualquier método de eliminación del óxido, se necesitará algo de paciencia y algo de grasa para eliminar el óxido. Pero con algo de tiempo y esfuerzo, podrás eliminar el óxido de muchas superficies metálicas.

Este artículo ha sido redactado por James Sears. James Sears dirige el equipo de felicidad del cliente en Neatly, un grupo de gurús de la limpieza con sede en Los Ángeles y el Condado de Orange, California. James es un experto en todo lo relacionado con la limpieza y ofrece experiencias transformadoras al reducir el desorden y renovar el entorno del hogar. James es actualmente becario de la Universidad del Sur de California. Este artículo ha sido visto 4.971.472 veces.

Quizá te interese  ¿Cómo saber qué llave utilizar para un tornillo?

Cómo eliminar el óxido del acero inoxidable

El óxido es siempre una visión poco agradable en el metal. Se forma cuando chocan el hierro, el oxígeno y la humedad. Es conveniente atacar el óxido a la primera, porque puede corroer y picarse el metal cuanto más tiempo permanezca en la superficie. Por suerte, algunos de los ácidos que se encuentran en artículos domésticos cotidianos, como el vinagre, el zumo de limón y las patatas, pueden eliminar el óxido. Añade la acción abrasiva de otros ingredientes, como el bórax, el bicarbonato de sodio o la sal, y despídete del óxido sin necesidad de recurrir a productos químicos agresivos o humos.

Cuidar adecuadamente sus herramientas y equipos puede evitar el óxido superficial. Asegúrese de engrasar las herramientas de jardín antes de guardarlas, lave a mano los cuchillos de cocina (en lugar de meterlos en el lavavajillas) y guarde sus pertenencias donde estén protegidas de la intemperie.

Tenga en cuenta que los objetos pueden parecer negros después de sumergirlos en vinagre o zumo de limón, pero deberían volver a su color original después de enjuagarlos con agua. También es conveniente mantener los ingredientes, como el vinagre, el bórax y el bicarbonato de sodio, fuera del alcance de los niños y las mascotas. Aunque estos métodos naturales son menos agresivos que la mayoría de los desoxidantes que se compran en las tiendas, depende de ti si quieres utilizarlos para limpiar antigüedades y otros objetos valiosos o si quieres usar los ingredientes en una casa con niños y mascotas.

Cómo eliminar el óxido de los pendientes

Ya sea su coche, su bicicleta o cualquier cosa de metal -incluso sus muebles de jardín-, el óxido es algo que puede estropear instantáneamente su aspecto y su estructura. Es más, puede afectar rápidamente al funcionamiento de su equipo, así como a los pernos de cualquier maquinaria. Los tornillos son un componente esencial e importante para cualquier equipo, ya que mantienen unidas las piezas pesadas para garantizar un rendimiento eficaz.

Quizá te interese  ¿cómo decorar la casa para tener buena energía?

El vinagre contiene ácidos cítricos y acéticos que actúan como grandes ingredientes para eliminar el óxido. Estos ácidos son especialmente útiles para las piezas que son pequeñas y pueden ser empapadas, lo que hace que el vinagre sea una opción ideal para limpiar el antiestético óxido de las tuercas. Lo único que hay que hacer es sacarlas, verter el vinagre en una taza y ponerlas en remojo. Deja los tornillos durante algo más de un día. Una vez transcurrido el tiempo, sácalos, restriégalos con un cepillo y verás cómo se desintegra el óxido. Una vez que hayas terminado, acláralos con agua del grifo para eliminar los residuos. Tus tornillos deberían estar ahora brillantes, y el óxido desaparecido. En las situaciones más desafortunadas, puede quedar un poco de óxido. Si es así, repite este proceso de nuevo.

Eliminación de óxido con vinagre

Si haces trabajos en casa, seguro que tienes herramientas guardadas en un armario de herramientas, y es seguro que también tienes algunos tornillos viejos allí. Tenías la intención de utilizarlos para algún trabajo hace tiempo, y nunca lo hiciste. Puede que incluso tengas un bote entero de ellos, y como hacen las cosas de metal cuando se dejan expuestas al aire, se oxidaron. Ahora tienes un trabajo para el que serían útiles, pero te preguntas si deberías o no simplemente desechar esos viejos y oxidados tornillos y comprar otros nuevos.

Pues bien, no… no debe hacerlo. Puedes utilizar uno de los sencillos métodos para limpiar el óxido y dejar los tornillos tan brillantes como cuando los compraste. Por supuesto, un removedor de óxido comercial para metal hará el trabajo, pero para el bricolaje, es más satisfactorio hacerlo con cosas que tienes por casa.

Quizá te interese  ¿Cómo se mide el paso de la rosca?

El óxido es óxido de hierro. Forma una película sobre los metales ferrosos, como el acero, cuando se dejan expuestos a la atmósfera a través de un complejo proceso en el que intervienen tanto el oxígeno como la humedad, y cuando no se controla, acaba corroyendo el metal hasta que no queda nada. Si sus tornillos están corroídos hasta el punto de perder su resistencia, es hora de deshacerse de ellos, pero si sólo tienen una capa de óxido, todo lo que tiene que hacer es disolver esa capa.