Eliminar el óxido con artículos domésticos

Este artículo ha sido redactado por Mark Spelman. Mark Spelman es un contratista general con sede en Austin, Texas. Con más de 30 años de experiencia en la construcción, Mark se especializa en la construcción de interiores, la gestión de proyectos y la estimación de proyectos. Es un profesional de la construcción desde 1987.

El óxido es el resultado de la oxidación del hierro. La causa más común es la exposición prolongada al agua. Cualquier metal que contenga hierro, incluido el acero, se unirá a los átomos de oxígeno que se encuentran en el agua para formar una capa de óxido de hierro, u óxido. El óxido aumenta y acelera el proceso de corrosión, por lo que su mantenimiento es importante. Eliminar el óxido no es demasiado difícil. Este artículo le mostrará cómo hacerlo.

Este artículo ha sido redactado por Mark Spelman. Mark Spelman es un contratista general con sede en Austin, Texas. Con más de 30 años de experiencia en la construcción, Mark se especializa en la construcción de interiores, gestión de proyectos y estimación de proyectos. Es un profesional de la construcción desde 1987. Este artículo ha sido visto 881.840 veces.

Cómo eliminar el óxido del coche

Este artículo ha sido redactado por James Sears. James Sears dirige el equipo de felicidad del cliente en Neatly, un grupo de gurús de la limpieza con sede en Los Ángeles y el condado de Orange, California. James es un experto en todo lo relacionado con la limpieza y ofrece experiencias transformadoras al reducir el desorden y renovar el entorno del hogar. James es actualmente becario de la Universidad del Sur de California.

Quizá te interese  ¿Cómo comprar una puerta de seguridad?

Cuando el metal se ha oxidado, tirarlo y comprar un repuesto no siempre es una opción. Puedes eliminar el óxido con ingredientes caseros, como papel de aluminio y un ácido suave como el vinagre blanco, o con productos químicos especiales para eliminar el óxido. Con cualquier método de eliminación del óxido, se necesitará algo de paciencia y algo de grasa para eliminar el óxido. Pero con algo de tiempo y esfuerzo, podrás eliminar el óxido de muchas superficies metálicas.

Este artículo ha sido redactado por James Sears. James Sears dirige el equipo de felicidad del cliente en Neatly, un grupo de gurús de la limpieza con sede en Los Ángeles y el Condado de Orange, California. James es un experto en todo lo relacionado con la limpieza y ofrece experiencias transformadoras al reducir el desorden y renovar el entorno del hogar. James es actualmente becario de la Universidad del Sur de California. Este artículo ha sido visto 4.969.042 veces.

Eliminar el óxido de las herramientas

La corrosión es la destrucción espontánea del metal bajo el impacto del medio ambiente. Cualquier factor puede tener un impacto negativo en el metal: químico, físico-químico, electroquímico. No sólo los metales puros están sujetos a la corrosión: muchas aleaciones también pueden oxidarse.

La corrosión de los metales puede observarse con bastante frecuencia al aire libre en un entorno húmedo: se forman compuestos insolubles en la superficie, óxidos (como resultado del contacto con el oxígeno), carbonatos (por reacción con el dióxido de carbono CO₂ del aire) y sulfuros del metal correspondiente.

Un ejemplo típico de oxidación es la aparición de capas de color marrón rojizo en los objetos de acero (las formas de óxido e hidróxido del hierro trivalente). La ecuación del proceso es la siguiente:

Quizá te interese  ¿Cuánto cobra un albañil por metro cuadrado de estuco?

Cuando se produce esta reacción, basta con que el aire y la humedad entren en contacto con la superficie del metal. Como el Fe(OH)₃ en esta forma es un compuesto bastante inestable, pierde rápidamente el agua, formando el óxido Fe₂O₃:

Eliminación de óxido con vinagre

El óxido es siempre una visión poco agradable en el metal. Se forma cuando el hierro, el oxígeno y la humedad chocan. Hay que atacar el óxido a la primera, porque puede corroer y picarse el metal cuanto más tiempo permanezca en la superficie. Por suerte, algunos de los ácidos que se encuentran en artículos domésticos cotidianos, como el vinagre, el zumo de limón y las patatas, pueden eliminar el óxido. Añade la acción abrasiva de otros ingredientes, como el bórax, el bicarbonato de sodio o la sal, y despídete del óxido sin necesidad de recurrir a productos químicos agresivos o humos.

Cuidar adecuadamente sus herramientas y equipos puede evitar el óxido superficial. Asegúrese de engrasar las herramientas de jardín antes de guardarlas, lave a mano los cuchillos de cocina (en lugar de meterlos en el lavavajillas) y guarde sus pertenencias donde estén protegidas de la intemperie.

Tenga en cuenta que los objetos pueden parecer negros después de sumergirlos en vinagre o zumo de limón, pero deberían volver a su color original después de enjuagarlos con agua. También es conveniente mantener los ingredientes, como el vinagre, el bórax y el bicarbonato de sodio, fuera del alcance de los niños y las mascotas. Aunque estos métodos naturales son menos agresivos que la mayoría de los desoxidantes que se compran en las tiendas, depende de ti si quieres utilizarlos para limpiar antigüedades y otros objetos valiosos o si quieres usar los ingredientes en una casa con niños y mascotas.

Quizá te interese  ¿Cómo instalar persiana de vinilo sin cordón?