Riego de superficie

En comparación con el riego superficial, el riego por aspersión tiene una serie de ventajas: mejora las condiciones de crecimiento de las plantas, ya que aumenta el contenido de humedad no sólo del suelo, sino también del aire de la superficie, disminuyendo su temperatura, reduciendo las pérdidas por evaporación de la superficie del suelo. En el riego por aspersión, el polvo es arrastrado por las plantas, lo que mejora su respiración, la asimilación del carbono, el desarrollo y la acumulación de la materia orgánica.

Tras el riego por aspersión, la estructura del suelo se deteriora en menor medida, y el cultivo posterior al riego puede iniciarse antes, por lo que permanece más humedad en el suelo. El riego por aspersión permite aplicar fertilizantes junto con el agua de riego. El riego por aspersión puede realizarse a cualquier hora del día o de la noche y suministrar cualquier tasa de aplicación de agua, empezando por la más baja (30 m3/ha). Permite mantener el contenido de humedad del suelo óptimo para las plantas en terrenos de topografía compuesta y en parcelas de suelos poco profundos/delgados disponibles en materiales rocosos altamente permeables (arena, guijarros), en los que el riego de superficie requiere grandes trabajos de nivelación o está relacionado con considerables pérdidas por filtración. En el riego por aspersión no suelen ser necesarios pequeños canales y surcos, por lo que se aprovecha mejor la superficie del suelo y la maquinaria agrícola funciona con mayor rendimiento. A veces, este método de riego es menos económico que el riego de superficie, por ejemplo cuando se riega con una tasa de aplicación de agua más alta (más de 700 m3/ha) y con muchas operaciones de aplicación de agua.

Quizá te interese  ¿Cuál es el mejor tipo de calentador de ambiente?

Riego por goteo

En el caso de los artículos de la categoría de Bellas Artes, el vendedor debe ser informado de los daños/defectos en un plazo de 10 días a partir de la entrega. Estos artículos no se pueden devolver. El vendedor se encargará de la recogida de estos artículos.

Sobre el autorSigue a los autores para recibir actualizaciones de nuevos lanzamientos, además de recomendaciones mejoradas.Jack KellerContenido breve visible, doble toque para leer el contenido completo.Contenido completo visible, doble toque para leer el contenido breve.Descubre más libros del autor, ve autores similares, lee blogs de autores y másLeer másLeer menos

Riego por goteo

Un aspersor de riego (también conocido como aspersor de agua o simplemente aspersor) es un dispositivo utilizado para regar (regar) cultivos agrícolas, céspedes, paisajes, campos de golf y otras áreas. También se utilizan para la refrigeración y para el control del polvo en el aire.[cita requerida] El riego por aspersión es el método de aplicar agua de forma controlada de manera similar a la lluvia. El agua se distribuye a través de una red que puede constar de bombas, válvulas, tuberías y aspersores[1].

Los aspersores de riego pueden utilizarse para uso residencial, industrial y agrícola. Es útil en terrenos irregulares en los que no se dispone de suficiente agua, así como en suelos arenosos. Los tubos perpendiculares, que tienen boquillas giratorias en la parte superior, se unen a la tubería principal a intervalos regulares.

Cuando el agua se presuriza a través de la tubería principal, escapa de las boquillas giratorias. Se rocía sobre el cultivo. En el riego por aspersión o por encima de la cabeza, el agua se conduce a un lugar más central dentro del campo y se distribuye mediante aspersores o cañones de alta presión por encima de la cabeza.

Quizá te interese  ¿Cuánto cuesta Vinilar una pared?

Tipos de riego

El riego superficial consiste en una amplia clase de métodos de riego en los que el agua se distribuye sobre la superficie del suelo por flujo de gravedad. El agua de riego se introduce en surcos o cuencas niveladas o graduadas, utilizando sifones, tuberías con compuertas o estructuras de desvío, y se deja avanzar por el campo. El riego superficial es el más adecuado para las pendientes de terrenos planos y para los tipos de suelo de textura media o fina que favorecen la propagación lateral del agua a lo largo de la fila de surcos o a través de la cuenca.

El riego por aspersión es un método de riego en el que el agua se pulveriza o se rocía a través del aire en forma de gotas similares a las de la lluvia. Los dispositivos de pulverización y aspersión pueden estar fijados permanentemente en su lugar (fijación sólida), fijados temporalmente y luego movidos después de que se haya aplicado una cantidad determinada de agua (fijación portátil o movimiento mecánico intermitente), o pueden estar montados en plumas y tuberías que se desplazan continuamente por la superficie del terreno (rodamiento de ruedas, movimiento lineal, pivote central).

Los sistemas de riego por goteo son métodos de microrriego en los que el agua se aplica a través de emisores a la superficie del suelo en forma de gotas o pequeños chorros. La tasa de descarga de los emisores es baja, por lo que este método de riego puede utilizarse en todo tipo de suelos.