Agujero de desbordamiento en el lavabo del baño

Los aseos en el extranjero pueden ser traumáticos, incluso en Europa, pero son una de esas pequeñas cosas que pueden hacer que el viaje sea mucho más interesante que quedarse en casa: todos los viajeros del mundo tienen una o dos grandes historias de aseos que dan un significado muy real a “ir de local”.

En Europa, es posible que se encuentre con un mecanismo de descarga familiar o no. En los baños más antiguos, los inodoros pueden tener una cuerda para tirar de la cadena en lugar de una manivela (generalmente con la cisterna fijada a la pared en lugar del propio inodoro). En los baños modernos, es posible que vea dos botones en la parte superior de la cisterna: uno realiza una descarga normal y el otro (para trabajos más ligeros) conserva el agua. En Gran Bretaña, lo más probable es que te encuentres con el “inodoro con bomba”, con una palanca de descarga que no se activa a menos que la presiones de forma correcta: demasiado fuerte o demasiado suave, y no funcionará. (Sé decidido pero no despiadado).

Al igual que la cuchara o el tenedor, este es otro “esencial” occidental que muchas personas de nuestro planeta no utilizan. Lo que usan varía. No me pondré demasiado gráfico, pero recuerda que mil millones de personas civilizadas de este planeta nunca comen con la mano izquierda. Aunque los europeos sí utilizan papel higiénico, los retretes no siempre están bien surtidos. Si eres reacio a secarte de vez en cuando, lleva paquetes de pañuelos de papel de bolsillo (fáciles de comprar en Europa) para los WC sin TP. Algunos países, como Grecia y Turquía, tienen una fontanería muy frágil. Si ves una papelera cerca del retrete con papel higiénico usado, es señal de que el sistema de alcantarillado no está en condiciones. Deposita el papel higiénico usado en la papelera en lugar de tirarlo por el retrete. (La regla de oro en esos lugares: No pongas nada en el retrete si no te lo has comido antes).

Agujero de desbordamiento

Cuando se trata de viajar a un lugar nuevo, lo más probable es que esté deseando conocer un nuevo idioma, comer una variedad de alimentos nuevos y experimentar un entorno completamente diferente al que está acostumbrado. Una de las cosas que más parecen variar son los baños.

Los baños, tal y como los conocen los ciudadanos estadounidenses, no son la norma en todo el mundo. Incluso el propio acto de sentarse en el trono de porcelana no siempre es la norma: el 15% de la población mundial practica la defecación al aire libre, lo que significa que van al baño en los campos, bosques u otros espacios exteriores disponibles, según World Toilet. Saber qué esperar marca la diferencia y permite prepararse cuando se viaja a un lugar nuevo. Estas son algunas de las diferencias en los baños de todo el mundo.

Muchos países de la Europa continental, como Alemania, Suecia y Francia, cobran a los visitantes por utilizar las instalaciones. El coste es pequeño -1 euro o menos-, así que siempre es útil tener algunas monedas a mano. Aunque esta costumbre común irrita a muchos viajeros estadounidenses, el importe se destina a mantener el espacio, mantenerlo limpio y abastecerlo de papel higiénico y jabón. “¿No merecen la pena unas cuantas monedas, teniendo en cuenta el coste del agua, el mantenimiento y la limpieza?”. dijo Rick Steves, escritor y autor de viajes, a NBC News.

¿Cómo se llama el agujero en el lavabo del baño

Un fregadero de baño no es utilizable hasta que se instala el conjunto de desagüe, y el primer paso en ese proceso es colocar la brida de desagüe, que es la parte metálica que se une al fregadero y que a su vez está unida a un tramo recto de tubería conocido como pieza de cola. Puede que te extrañe el hecho de que la brida tenga una serie de agujeros justo debajo del labio, pero no hace falta que te rasques la cabeza porque la explicación es sencilla: Son los agujeros de desbordamiento.

Los fregaderos de los baños están diseñados con agujeros de desbordamiento para evitar el desastre de un desbordamiento del fregadero porque alguien dejó el agua corriendo con el tapón del fregadero cerrado. Los fregaderos están diseñados con una doble capa de porcelana, cerámica o algún otro material que incorpora un paso desde los agujeros de desbordamiento -que suelen estar en la parte delantera o trasera del fregadero, justo debajo del borde- hasta el desagüe. Cuando el nivel del agua alcanza el orificio de rebose, se derrama en este pasaje y se va por el desagüe.

Si la brida de desagüe fuera una pieza sólida de metal sin agujeros, el agua no tendría ningún lugar al que ir, y volvería a salir por el agujero de desbordamiento del fregadero y continuaría su viaje hacia el suelo. En cambio, la brida de desagüe suele tener tres o cuatro grandes aberturas espaciadas uniformemente alrededor del cuerpo de la brida que permiten el paso del agua. Están diseñadas para dar servicio a los pasajes de desbordamiento dentro del fregadero y no para sobresalir del fondo del fregadero, por lo que no hay peligro de que tengan fugas.

Nombres de las piezas del lavabo

La era digital ha revolucionado la forma en que los estudiantes se conocen y se enrollan, con sitios como Craigslist a la cabeza. Se tarda menos de 60 segundos en colocar una invitación para tener sexo en línea para cualquier categoría que se desee: mismo sexo, grupo, mujeres que buscan hombres y mucho más.

“Estudiando hasta tarde en la CSUB” era el título del anuncio personal de encuentro casual entre hombres que fue publicado el 3 de octubre por un joven de 25 años no identificado. “Si alguien quiere pasar por aquí para un rapidito que me avise… buscando [improperio] o recibir cabeza”.

El 25 de septiembre se publicó un tercer post titulado simplemente “CSUB”, de nuevo en la página de encuentros entre hombres. Decía: “Cuarto piso de la biblioteca hoy. Estar allí desde las 10 de la mañana hasta la 1 de la tarde, buscando chupar, understall, etc”.

La cuarta planta de la biblioteca de la universidad es una planta tranquila, lo que significa que el ruido se mantiene al mínimo para garantizar que los estudiantes puedan estudiar sin distracciones. Rara vez hay personal de la biblioteca en la cuarta planta, y no se ve ningún tipo de seguridad.