Trompa de cajón

El cajón es un tambor de madera que, según se dice, fue originado por los esclavos africanos en Perú a principios del siglo XIX. Tiene el aspecto de una caja rectangular con un orificio de sonido redondo en el centro de un lado. El panel que se rasguea, o en realidad se abofetea, con la mano está justo enfrente del panel con el agujero de sonido. La palabra cajón significa “cajón” o “caja” en español.

El cajón suele estar hecho de madera contrachapada, con madera contrachapada más fina para el lado de las palmadas del tambor. En algunas zonas, se utiliza un cajón de una cómoda para hacer un cajón. El músico se sienta encima del cajón, colocándolo entre las rodillas para que la mano pueda alcanzar la superficie de golpeo.

El cajón se utiliza en la música afroperuana y en la rumba afrocubana. La música flamenca también utiliza el cajón. El cajón se utiliza a veces en la música moderna con la guitarra acústica. Los Lobos, The Dixie Chicks, Fleetwood Mac y Jennifer López han utilizado el cajón en algunas de sus canciones.

Algunos cajones son estrechos en la parte inferior y tienen los lados inclinados. A algunos tipos de cajón se les añaden cuerdas en la superficie de golpeo para aportar una vibración de zumbido a la música. Un cajón también puede tener más de una superficie de golpeo para poder crear diferentes sonidos. Por ejemplo, una superficie de golpeo puede emitir tonos claros y brillantes mientras que otra superficie de golpeo puede producir sonidos más apagados y de madera.

Quizá te interese  ¿Cómo cambiar el color de un mueble de madera sin lijar?

Cuándo se inventó el cajón

Para las cinco caras del cajón se suelen utilizar planchas de madera de 13 a 19 mm de grosor. La sexta cara es una hoja de madera contrachapada más fina que se clava y que sirve de superficie de golpeo o cabeza. La superficie de golpeo del cajón se denomina comúnmente tapa[1]. El cajón moderno puede tener pies de goma y tiene varios tornillos en la parte superior para ajustar el timbre de la percusión.

Originalmente, los instrumentos eran sólo cajas de madera, pero, gracias a una contribución del exponente español del flamenco Paco de Lucía, ahora pueden tener varias cuerdas estiradas presionadas contra la parte superior para conseguir un efecto de zumbido, parecido al de un tambor de caja; las cuerdas de guitarra (la modificación original), los sonajeros o las cajas de tambor pueden servir para este propósito. También pueden instalarse campanas en el interior, cerca de las cuerdas.

El cajón es el instrumento musical afroperuano más utilizado desde finales del siglo XIX[2] Se considera que los esclavos de origen africano occidental y central en América son el origen del tambor de cajón. En la actualidad, el instrumento es habitual en la interpretación musical en algunas zonas de América y España. El cajón se desarrolló durante los periodos de esclavitud en la costa de Perú. El instrumento alcanzó su máxima popularidad en 1850, y a finales del siglo XIX los cajoneros experimentaban con el diseño del instrumento doblando algunas de las tablas del cuerpo del cajón para alterar los patrones de vibración del sonido del instrumento[2] Después de la esclavitud, el cajón se extendió a un público mucho más amplio, incluidos los criollos.

Quizá te interese  ¿Qué es la silicona Acetica?

Instrumento de cajón

Un cajón es un tambor peruano de seis lados que es un popular proyecto de instrumento de bricolaje. Es un instrumento versátil y emocionante que se puede tocar con las manos y los pies simultáneamente, produciendo una gran variedad de tonos y ritmos. Puedes emprender este proyecto de carpintería con los materiales adecuados y un buen plan. Consulta el paso 1 para obtener más información.

Resumen del artículoPara construir un cajón, necesitarás madera contrachapada de 1/8 de pulgada para la superficie de golpeo del instrumento y madera contrachapada de 1/2 pulgada para los laterales. A continuación, corta una pieza superior y otra inferior de 13 por 13 pulgadas, una pieza trasera de 13 por 18 pulgadas y 2 laterales de 12 1/2 por 18 pulgadas cada uno. Además, en la pieza trasera, recorta un agujero de 12 centímetros. A continuación, ensambla el armazón con pegamento para madera y fija los ganchos en el lado que será la superficie de golpeo. Por último, atornilla unas patas de madera en la parte inferior del cajón y alisa los bordes superiores para que sea cómodo sentarse en él. Si quieres saber cómo hacer tus propios bordones para tu cajón, ¡desplázate hacia abajo!

Cajón

Generalmente, se utilizan hojas de madera de 13 a 19 mm (1/2 a 3/4 de pulgada) de grosor para los cinco lados de la caja. Una hoja más fina de madera contrachapada se clava como sexto lado, y actúa como superficie de golpeo o cabeza. La superficie de golpeo del cajón se denomina comúnmente tapa[1]. El cajón moderno puede tener pies de goma y tiene varios tornillos en la parte superior para ajustar el timbre de la percusión.

Quizá te interese  ¿Qué tipos de pinturas hay en el arte?

Originalmente, los instrumentos eran sólo cajas de madera, pero, gracias a una contribución del exponente español del flamenco Paco de Lucía, ahora pueden tener varias cuerdas estiradas presionadas contra la parte superior para conseguir un efecto de zumbido, parecido al de un tambor de caja; las cuerdas de guitarra (la modificación original), los sonajeros o las cajas de tambor pueden servir para este propósito. También pueden instalarse campanas en el interior, cerca de las cuerdas.

El cajón es el instrumento musical afroperuano más utilizado desde finales del siglo XIX[2] Se considera que los esclavos de origen africano occidental y central en América son el origen del tambor de cajón. En la actualidad, el instrumento es habitual en la interpretación musical en algunas zonas de América y España. El cajón se desarrolló durante los periodos de esclavitud en la costa de Perú. El instrumento alcanzó su máxima popularidad en 1850, y a finales del siglo XIX los cajoneros experimentaban con el diseño del instrumento doblando algunas de las tablas del cuerpo del cajón para alterar los patrones de vibración del sonido del instrumento[2] Después de la esclavitud, el cajón se extendió a un público mucho más amplio, incluidos los criollos.