Nivel de luz

Si la idea de hacer un cálculo de la iluminación le resulta un poco desagradable, confíe en mí.    No es difícil.    Te lo prometo. En esta página podrás saber qué niveles de iluminación necesitarás en las distintas habitaciones de tu casa y para las distintas actividades.    A continuación, vamos a poner un ejemplo y verás que no es tan difícil.

Un lumen (símbolo lm) es una medida de la cantidad total de luz visible emitida por una fuente en una dirección determinada.    Así de sencillo.    Para una definición más precisa, Wikipedia puede explicarle más sobre lo que es un lumen.

Los valores indicados en la tabla pretenden garantizar la seguridad, la comodidad y el encanto.    Hay ocasiones en las que se puede disponer de más luz, como cuando hay luz solar brillante que se cuela por una ventana o cuando se desea más luz, como para una pequeña tarea.

En este paso tenemos que calcular la superficie de la cocina. Digamos que tenemos una cocina de 4m x 3m y multiplicamos estas dos cifras para obtener una superficie de 12 metros cuadrados. Para obtener el número de lúmenes, multiplicamos los requerimientos de lux del paso 1 por la superficie, lo que nos da 12 x 108 = 1296 lúmenes.

Cómo calcular el lumen

Todos nos hemos encontrado alguna vez en una habitación demasiado oscura para ver bien lo que estábamos haciendo. Ya sea leyendo en el salón o cortando verduras en la cocina, la cantidad de luz adecuada es fundamental para la tarea.

Quizá te interese  ¿Cómo cuidar tu lugar de trabajo?

Hoy en día, hay que saber cuántos lúmenes te darán la cantidad de luz que necesitas porque los vatios ya no son una medida consistente. Una bombilla LED de 12 vatios puede proporcionarle 1.200 lúmenes, mientras que podría necesitar 18 vatios para obtener la misma luz de una CFL.

Cuando hablamos de lo brillante que es una luz, nos referimos a los lúmenes. Son una medida de la cantidad de luz visible que emite la bombilla y se basan en la forma en que los seres humanos ven la luz. Por eso son un estándar útil para calcular los niveles de luz cómodos y prácticos.

Una bombilla incandescente estándar de 100 vatios emite unos 1.500 lúmenes. Todas las demás medidas utilizadas en iluminación se basan en los lúmenes. Es la mejor cifra que se puede buscar en una caja de bombillas, ya que da la mejor idea de la intensidad de la luz.

Lumen a vatios

Todos sabemos lo importante que es contar con los niveles adecuados de iluminación para crear interiores bonitos, pero, por supuesto, también hay que ser prácticos. La cantidad exacta de luz que se necesita en una habitación dependerá de varios factores, como el tamaño de la misma, el uso que se le dé al espacio y el tipo de ambiente que se quiera crear.

Las actuales bombillas LED de bajo consumo se miden en lúmenes (lm), y el número de lúmenes indica la luminosidad de la bombilla. (Los lúmenes son una forma más precisa de medir la calidad de la luz, en comparación con la anterior medida de vatios, que se refiere a la cantidad de energía que consume una bombilla).

Quizá te interese  ¿qué hacer para volver a encender la llama del amor?

Como guía básica para saber cuántos lúmenes necesitarás en una habitación, multiplica primero la longitud y la anchura de la habitación para obtener los metros cuadrados; así, una habitación de 3 x 3 metros tiene una superficie total de 30 metros cuadrados.

Como regla general, una sala de estar o un dormitorio suelen necesitar entre 10 y 20 lúmenes por pie cuadrado, mientras que un baño o una cocina necesitarán un nivel de iluminación más intenso, de unos 70 a 80 lúmenes por pie cuadrado.

Calculadora de lúmenes

A la hora de elegir las soluciones de iluminación adecuadas para su espacio, es inevitable que surja la cuestión de los lúmenes. Aunque es posible que conozca o no los lúmenes, es útil tener al menos los principios básicos para obtener los mejores resultados. A continuación, se exponen algunas de las cuestiones más comunes relacionadas con la obtención de los lúmenes adecuados para su espacio.

Muchas personas confunden los lúmenes necesarios porque piensan que más es automáticamente mejor. La verdad es que tener la mayor concentración o salida de lúmenes puede no ser la mejor solución para las necesidades del espacio. Si se carga con demasiados lúmenes, se acaba con una luminosidad excesiva que puede provocar molestias. Si se opta por un lumen inferior, se corre el riesgo de que sea demasiado tenue para el espacio. Entonces, ¿qué hacer para remediar este problema? Sigue un sencillo cálculo sugerido para calcular los lúmenes en función del tamaño de la habitación.

La forma de calcular cuántos lúmenes necesitas en una habitación es considerar algunos aspectos del espacio. Utilizar el ancho y el largo de la habitación para encontrar los lúmenes sugeridos es fácil. Por ejemplo, si la habitación tiene 12 pies de largo y 10 pies de ancho, 12 pies por 10 pies es igual a 120 pies. Sólo recuerda que la forma de calcular el tamaño de la habitación para encontrar los lúmenes es siempre longitud por anchura igual a pie cuadrado.

Quizá te interese  ¿Cómo dar la pasta para tapar gotelé?