Cómo limpiar los suelos laminados que no son impermeables

Si su suelo laminado tiene un aspecto turbio, es probable que esté causado por una película de exceso de producto de limpieza. Con el cuidado adecuado, restaure el acabado brillante del suelo laminado con unos sencillos pasos y evite que la nubosidad y las rayas vuelvan a aparecer. Afortunadamente, el suelo laminado no sólo es duradero y fácil de instalar, sino que también es fácil de cuidar.

Cuando su suelo laminado tiene un acabado opaco y turbio, lo más probable es que se deba a una acumulación de limpiador, abrillantador o cera para suelos. La suciedad y los residuos se adhieren fácilmente al exceso de producto, haciendo que el suelo parezca turbio y sucio en lugar de tener un brillo atractivo. La suciedad y el polvo en el suelo también pueden hacer que el suelo parezca apagado. Afortunadamente, ambos problemas se resuelven fácilmente con una limpieza adecuada.

Hay otras cosas que pueden dañar su suelo laminado. Los suelos laminados están construidos con partículas de madera muy compactas. Esto hace que el material sea fuerte y duradero, pero también significa que el material puede absorber más agua que los suelos de madera. Cuando lo hace, el suelo puede deformarse, así que asegúrese de limpiar los derrames inmediatamente y de utilizar sólo una pequeña cantidad de agua para la limpieza.

Cómo limpiar los suelos laminados de forma natural

Los suelos laminados son una opción muy popular porque pueden reproducir de forma realista la estética de la madera auténtica, pero ofrecen una mayor variedad en cuanto a los colores de los suelos laminados. Por ejemplo, el laminado ofrece ahora los efectos de la madera real, pero en tonos grises, negros o blancos. A diferencia de los suelos de madera maciza, que siempre se ciñen a los marrones terrosos.

Con la variedad de tonos de suelos laminados disponibles, es sorprendentemente fácil coordinar los colores de las paredes y los muebles con el suelo. Tanto si tiene un laminado de roble como de haya, sólo tiene que seguir esta guía para encontrar colores que armonicen perfectamente con su tono de laminado.

Cuando se trata de buscar colores, no hace falta ser un diseñador de interiores para entender qué es lo que mejor va a ir. Una rueda de colores puede mostrarle fácilmente qué colores se corresponden y cuáles no. Empiece por encontrar el subtono de su suelo y haga la combinación correspondiente utilizando la rueda. Por ejemplo, si tiene un suelo de nogal, con subtono rojo, se corresponderá con otros colores cálidos como el amarillo y el naranja. Del mismo modo, el suelo gris, que es un color frío, combinará bien con otros muebles fríos, por ejemplo, un sofá azul o verde.

Trucos de limpieza del suelo laminado

El suelo laminado es un elemento muy popular en muchos hogares. Considerado en su día como una opción básica y económica, el laminado ha mejorado mucho su aspecto con el paso de las décadas, y algunas opciones son casi imposibles de distinguir de la madera dura real, lo que lo convierte en una opción funcional y con estilo. El suelo laminado también es duradero, por lo que es ideal para hogares con niños y mascotas. Pero una vez instalado, el laminado debe cuidarse adecuadamente para mantener su aspecto como el primer día.

Por lo general, barrer o aspirar semanalmente no sólo evitará que sus suelos parezcan sucios, sino que reducirá la necesidad de realizar limpiezas más duras y profundas en el futuro. Una parte del suelo laminado que hay que tener en cuenta es su capa superior (o “de desgaste”). Está hecha de plástico y protege de los perros, los zapatos, los muebles y otras fuentes potenciales de daños. Aunque es muy duradera, es importante tomar ciertas precauciones para proteger esta capa al limpiar los suelos.

Utilice siempre la aspiradora en la posición de “madera dura” para evitar que el cepillo batidor gire, y utilice siempre el accesorio de cepillo suave de la aspiradora. No utilice nunca lana de acero u otros materiales abrasivos en los suelos laminados, ya que al hacerlo se dañará la capa superior de desgaste.

Cómo limpiar a fondo los suelos laminados

Los suelos laminados son un revestimiento híbrido que consiste en una base de madera aglomerada coronada por una capa de imagen y una capa de desgaste transparente. El material es asequible y viene en infinidad de colores y diseños.

La mejor manera de limpiar un suelo laminado es utilizar una fregona plana con calcetines o almohadillas de microfibra que vayan sobre el cabezal y recojan el polvo y la caspa. Hacer esto casi a diario minimizará la suciedad que puede moler en las costuras o rayar la superficie. Además, reducirá las veces que tenga que utilizar agua para limpiar el suelo. Aquí hay más errores comunes que debe evitar al limpiar el laminado para que pueda mantener su suelo como nuevo durante más tiempo.