Para qué sirve un bidé

Una ducha manual de bidé, a menudo llamada bidé de mano, es un accesorio para el inodoro de aspecto similar a una pequeña manguera. A menudo se instala en la fontanería existente y se cuelga en el lateral del inodoro o en una pared cercana. Este accesorio es una de las formas más baratas y rápidas de transformar un inodoro común en un bidé, ya que proporciona un chorro de agua accionado por el usuario para limpiar la zona genital en lugar de papel higiénico. Varios clientes han experimentado los pros y los contras de varios modelos de duchas de mano con bidé.

Los bidés se han utilizado durante siglos como una forma de limpiar el cuerpo después de usar el inodoro. Un bidé típico consiste en un pequeño accesorio dentro o cerca de la taza del inodoro que dispara un suave chorro de agua cuando se desea. En cambio, una ducha de mano con bidé es completamente externa y sólo puede conectarse al inodoro a través de las tuberías.

Para utilizar una teleducha de bidé, normalmente hay que abrir primero la válvula. Esto permite que el agua corra a través de una manguera. A continuación, el agua llega a la boquilla situada en el extremo de la manguera para que el usuario pueda apretar el mango y liberar un chorro de agua a presión. Después del uso, la válvula suele cerrarse para conservar el agua y evitar fugas.

Higiene del bidé

Si viaja por Europa, América Latina, Oriente Medio o Asia Oriental, lo más probable es que acabe encontrando un bidé en el baño. Pero, ¿qué son exactamente los bidés y cómo se utilizan? En pocas palabras, un bidé es un tipo de lavabo que utiliza un chorro de agua para realizar una función similar a la del papel higiénico[1].

Resumen del artículoLa forma correcta de usar un bidé depende del tipo que estés usando, pero el proceso es similar para la mayoría de los bidés que encontrarás. Para un bidé de asiento de inodoro, localiza los controles en el lado del asiento. Una vez que hayas ido al baño, pulsa el botón de “lavado” para limpiarte. También puede haber un botón que te permita mover la posición de la boquilla del bidé para que puedas ajustar el lugar donde te rocías. Si utilizas un bidé de asiento de inodoro no eléctrico, sólo tienes que girar el botón en el sentido de las agujas del reloj para liberar el agua. Cuanto más lo gires, mayor será la presión del agua. Los bidés de asiento de inodoro también pueden tener mandos que permiten cambiar la temperatura del agua. En el caso de un bidé independiente que no esté unido al inodoro, siéntate en el bidé de forma que estés de cara o de espaldas a los accesorios, dependiendo de si estás limpiando la parte delantera o la trasera. A continuación, gire uno de los mandos para liberar el agua caliente o fría una vez que se haya colocado sobre el chorro. Sea cual sea el tipo de bidé que utilices, rocíate durante 20-60 segundos para asegurarte de que te has limpiado del todo. Algunos bidés tienen un botón que puedes pulsar para secarte cuando hayas terminado. Si el tuyo no lo tiene, utiliza papel higiénico para secarte antes de volver a ponerte la ropa interior. Para obtener más consejos, incluyendo cómo limpiarse después de usar un bidé, sigue leyendo.

Ducha musulmana para el baño

Un bidé de ducha es un sistema de higiene personal que se acopla directamente a un cabezal de ducha estándar. Lava y limpia eficazmente las zonas más íntimas del cuerpo, y el rociador manual ofrece un alto nivel de control personal sobre las zonas a higienizar. Los bidés de ducha están disponibles en una gran variedad de estilos y colores.

Un accesorio de bidé puede añadirse fácilmente a cualquier ducha típica. No es necesario comprar herramientas especiales ni recurrir a expertos en instalación. La mayoría de los modelos pueden colocarse simplemente desconectando el cabezal de la ducha existente, encajando el bidé de mano en su sitio y volviendo a conectar el cabezal de la ducha.

Entre los distintos tipos de bidé disponibles en el mercado, el bidé de ducha ofrece algunas ventajas claras. Mientras que los bidés tradicionales rocían agua en una zona general, los bidés de ducha consisten en una boquilla de mano que permite a los usuarios localizar y lavar con éxito una región concreta. Los bidés de ducha también son mucho menos costosos que los bidés estándar y pueden instalarse o retirarse con mucho menos esfuerzo.

Qué es el bidé

Una ducha bidé es una boquilla manual que se coloca cerca del inodoro y que lanza un chorro de agua que se utiliza para la limpieza anal y de los genitales después de usar el inodoro para defecar y orinar. El dispositivo es similar al de un rociador del fregadero de la cocina[1].

La ducha es una fuente de agua para las personas que prefieren utilizar el agua en lugar de otros métodos de limpieza después de defecar u orinar[2] La ducha es una alternativa para las fuentes tradicionales de agua para esta acción, como el bidé, la olla de cobre o el cubo y la taza, siendo más higiénica y compacta. No hay contacto entre el chorro de agua y el desagüe del agua usada.

El usuario suele agarrar el grifo con la mano derecha y utiliza el pulgar o el índice (según la ubicación del gatillo) para dirigir un chorro de agua hacia el ano o los genitales para ayudar a la limpieza después de ir al baño.

Los musulmanes utilizan las duchas de bidé en los países musulmanes y en todas las partes del mundo árabe, así como en Asia, para limpiarse con agua después de usar el inodoro[4][5] En este caso, se suele utilizar agua en lugar de papel higiénico, o junto con él, para limpiarse después de defecar.