Ideas de bambú para el jardín

El secado de las cañas de bambú requiere más tiempo que el de la madera de densidad similar. Esto se debe a que el bambú posee materiales higroscópicos (compuesto que absorbe fácilmente la humedad) que pueden contener un 50-60% de humedad, dependiendo de la temporada de tala, la zona de crecimiento y la especie.Cuando el bambú se seca se contrae y encoge.  Este encogimiento comienza desde el momento en que se corta el bambú, y puede reducir el diámetro de las varas de bambú entre un 10% y un 16%, y el grosor de sus paredes entre un 15% y un 17%.Las varas de bambú verde no deben utilizarse en la construcción. Como los bambúes verdes están sujetos a la contracción, las juntas y los terminales pueden aflojarse después de unas pocas semanas. Además, el bambú verde es más atractivo para los insectos y microorganismos que el bambú seco.

¿Cómo se secan las cañas de bambú? La forma más habitual de secar el bambú con fines comerciales es el “secado al aire”. Una vez cosechadas y tratadas químicamente las cañas de bambú, deben apilarse y almacenarse a cubierto.Factores importantes a la hora de secar el bambú:

Otros métodos para secar y almacenar el bambú* La transpiración posterior a la cosecha es una técnica utilizada por los campesinos o las comunidades indígenas. El procedimiento tiene lugar en la plantación de bambú, y no sólo seca los tallos de bambú, sino que también es una forma tradicional de preservar el bambú de la infestación de insectos.Los tallos de bambú recién cortados se colocan sobre una piedra (para evitar el contacto con el suelo). El tallo se coloca en posición vertical, apoyado en otro bambú con las ramas y las hojas sujetas, durante unas 3-4 semanas. De esta manera, los tallos de bambú pierden progresivamente su humedad verdadera ventilación natural y la transpiración verdadera las hojas.Para obtener más información sobre la transpiración después de la cosecha ver:  Cómo cosechar el bambú.* El almacenamiento del bambú en agua es útil cuando el bambú necesita mantener su flexibilidad o cuando necesita ser procesado en su condición “verde”. El almacenamiento en agua provoca la lixiviación del almidón (azúcares) y también se utiliza como técnica tradicional de conservación del bambú.* El secado en estufa no se recomienda para los bambúes redondos en el nivel actual de la tecnología de secado. Incluso en condiciones de secado suaves, las temperaturas más altas pueden aumentar la incidencia del agrietamiento y el colapso. Sin embargo, los bambúes partidos pueden secarse fácilmente en estufa.

Quizá te interese  ¿Qué es sello de juntas?

Pequeños proyectos de bambú

Las cañas de bambú cortadas y secadas funcionan bien para hacer muebles o proyectos de artesanía. También funcionan bien en el jardín como tutores o espalderas para enredaderas trepadoras o verduras como las judías o los tomates. Si tienes matas de bambú creciendo en tu patio como seto de privacidad, quizá te apetezca ralearlas. Ambas variedades de bambú -agrupadas y corrientes- producen cañas altas con un follaje frondoso en la parte superior. No es difícil cosechar las cañas y curarlas para proyectos.

El bambú es una planta extraordinaria. Es un árbol de hoja perenne que crece rápido, extremadamente rápido. Algunos de los tipos de bambú más grandes crecen más de un metro al día. Hay más de 1.000 especies de bambú, pertenecientes a 91 géneros. Se pueden encontrar repartidos por casi todos los continentes del mundo, desde las frías cumbres del Tíbet hasta los desiertos de África.

La gama de formas y tamaños de las plantas de bambú es enorme. Algunos bambúes son más pequeños que un pulgar, mientras que otros alcanzan más de 30 metros de altura y 8 pulgadas de diámetro. Las cañas se denominan tallos. Suelen ser verdes, pero algunas son negras y otras rayadas, lo que les confiere un mayor valor ornamental en jardinería y también de uso artesanal.

1

El bambú es un recurso renovable muy cultivado. Se utiliza en artesanía, fabricación de muebles e incluso como material de construcción. Cuando el bambú está recién cortado y verde, es muy flexible y se le puede dar forma y manipular para diversos usos. Aprenda lo sencillo que es doblar el bambú para satisfacer sus necesidades.

Quizá te interese  ¿Cómo pintar un tablero de aglomerado?

Este método lo utilizan con frecuencia los fabricantes de muebles para corregir una pieza de bambú torcida o para crear una curva suave o un borde redondeado. Esta técnica puede utilizarse tanto en cañas de bambú redondas como en bambú partido[4].

Resumen del artículoPara doblar fácilmente el bambú utilizando agua, coloca las cañas en una bañera grande y llénala de agua tibia, que ablandará las fibras de madera. Deja las varas en remojo toda la noche en el agua y luego sácalas de la bañera. Sujeta el bastón con las manos y dóblalo lentamente para darle la forma deseada, deteniéndote si oyes algún crujido o chasquido. Si la madera no se rompe ni se agrieta, dibuja tu diseño y utiliza un trozo de madera con clavos para que sirva de molde para el bambú. Dobla el bambú para darle la forma deseada y deja que la madera se seque en el molde durante 1 a 3 días. Sigue leyendo para saber cómo usar un cuchillo o el calor para doblar el bambú.

Cómo hacer productos de bambú

El bambú es susceptible de ser atacado por insectos como las termitas, los barrenadores, el escarabajo de la pólvora e incluso los hongos. Si no se trata adecuadamente, los productos y estructuras de bambú sólo durarán unos pocos años antes de ser devorados. Pero no te desanimes, hay muchas formas de tratar el bambú. Estos métodos incluyen la adición de una solución a base de bórax en las varas. Puedes hacerlo por inmersión, o por tratamiento a presión usando la Boucherie, o el sistema Boucherie modificado. Pero en este artículo, vamos a hablar de una opción especial de tratamiento de baja tecnología, la difusión vertical en remojo, o VSD.

Quizá te interese  ¿Cuánto cobra un cerrajero por abrir la caja fuerte?

En el método VSD, todos los nudos de la vara de bambú, excepto el último, se pinchan con una vara de hierro larga con punta de lanza. A continuación, se colocan las cañas de bambú en vertical y se vierte el conservante en su interior. Piense que es como llenar una larga taza de bambú con la solución conservante.

Para tratar el bambú utilizamos dos tipos de boratos: el bórax y el ácido bórico, porque son ampliamente disponibles y mínimamente tóxicos (aproximadamente 1,5 veces más tóxicos que la sal de mesa normal). El bórax es un mineral también conocido como borato de sodio, tetraborato de sodio o tetraborato de disodio. Se utiliza como ingrediente en varios productos de limpieza como insecticida, fungicida, herbicida y agente de limpieza del hogar [1]. El ácido bórico, también conocido como borato de hidrógeno, ácido bórico y ácido ortobórico, es un hidrato débilmente ácido de óxido bórico con suaves propiedades antisépticas, antifúngicas y antivirales. Se utiliza ampliamente en los hogares como limpiador, quitamanchas, desinfectante, desodorante y antimoho. También se utiliza en productos cosméticos y farmacéuticos [2].