Hay muchos usos alternativos del aceite de bebé, cuántos ni siquiera tienen la idea.

De hecho, el aceite de bebé se puede utilizar para muchos propósitos diferentes a los de su uso principal y que puede resultar muy útil en la vida diaria.

Es, de hecho, un aceite muy nutritivo que puede resultar muy útil para muchos aspectos de nuestra vida diaria y por tanto puede ser un excelente aliado a tener siempre presente. Veamos cómo usarlo en la vida cotidiana y cómo resolver problemas a menudo muy espinosos.

Quitar las manchas de color de las manos

Cualquiera que tenga niños sabe cuando suelen estos pasteles con colores para la realización de sus pequeñas obras de arte. En ocasiones, estas manchas pueden ser muy difíciles de eliminar de la piel de los pequeños. El aceite de bebé, sin embargo, será un excelente aliado, suavizará la mancha y te permitirá quitarla con mucha facilidad.

Desata los nudos de los collares

A menudo sucede que se forman nudos desagradables en nuestros collares. Quitar esos nudos del camino a veces puede ser muy difícil. También en este caso el aceite para bebés puede venir a nuestro rescate. Basta engrasar el nudo porque el eslabón del collar se vuelve muy aceitoso y por tanto resbaladizo y esto nos permite poder quitar el nudo con mucha facilidad.

Removedor de maquillaje

El aceite de bebé es un excelente desmaquillador, que será muy delicado y, por lo tanto, también será bueno para quienes tienen la piel muy sensible. Los productos químicos contenidos en algunos productos cosméticos a menudo pueden ser difíciles de eliminar.

Echando un poco de aceite de bebé en un algodón y frotando suavemente la zona con el maquillaje a desmaquillar, realmente obtendrás un resultado perfecto y una piel extremadamente hidratada.

Quitar los parches

Sabemos que cuando un parche se deja en la pieza durante varias horas, tiende a ser difícil de quitar.

Incluso en este caso, sin embargo, el aceite para bebés puede ser un excelente aliado. Simplemente use una bola de algodón empapada en aceite de bebé y páselo por todo el parche para suavizarlo y quitarlo mucho más fácilmente.

Puertas que crujen

¿Quién no tiene puertas que crujen? También en este caso, el aceite para bebés puede ser una excelente solución. El aceite, de hecho, tiene un excelente efecto lubricante por lo que basta con aplicar unas gotas en las bisagras con un gotero o con un hisopo de algodón para obtener un excelente resultado en muy poco tiempo.

Haz movimientos rápidos abriendo y cerrando la puerta para que el aceite se distribuya por todos los pasadores y en poco tiempo habrás obtenido el efecto deseado: tu puerta ya no crujirá.

Será igualmente interesante conocer los múltiples usos alternativos del vinagre o los usos alternativos del bicarbonato, otras dos sustancias que solemos tener en casa y de las que no conocemos a fondo todas las propiedades y todos los beneficios.