¿Quién dijo que para tener resultados físicos y bienestar hay que pasar horas y horas en el gimnasio haciendo ejercicios agotadores o corriendo kilómetros? Tenemos que escuchar a nuestro cuerpo, no agotarlo. ¿Qué es mejor que uno hermoso paseo en la naturaleza?

Caminar afortunadamente es para todos. Realizar una actividad física moderada ya es muy positivo para los fines de un organismo oxigenado y por tanto para la salud. Pero ¿Por qué caminar es bueno para ti?

Un paseo rápido ayuda a prevenir enfermedades importantes (como las enfermedades cardiovasculares y la diabetes) y aleja muchas enfermedades degenerativas, como lo confirman estudios que han revelado que aquellos que hacen al menos una hora de caminata cada dos o tres días tiene un 30% menos de probabilidades de tener cáncer de colon.

Los beneficios de caminar

Caminar es bueno para ti porque mejora la salud, reduce el estrés, ayuda a relajar la tensión muscular y también nos ayuda a dormir. Pero veamos en detalle cuáles son los beneficios de caminar:

  • Previene la diabetes. Caminar favorece el trabajo de la hormona insulina que metaboliza muy bien los azúcares, previniendo la diabetes.
  • Es bueno para tus huesos. Caminar también ayuda a la mineralización ósea (el primer paso contra la osteoporosis) y combate todas aquellas enfermedades óseas que afligen a los ancianos y no con el paso del tiempo.
  • Entrena tu corazón. Caminar también es bueno para nuestro corazón, ya que caminar rápido mantiene la frecuencia cardíaca más alta al someterlo a un excelente trabajo y entrenamiento mientras mantiene una mejor función cardíaca. Además, caminar, además de realizar otras actividades físicas, ayuda a regular el colesterol.
  • Pérdida de peso. La marcha rápida es un excelente aliado para quienes quieren adelgazar y perder peso de hecho, solo pensamos que 10 mil pasos serán suficientes para un buen entrenamiento diario. Hay muchos que dirás, pero solo piensa que solo hacer los quehaceres diarios en casa, subir las escaleras del condominio o ir de compras nos hará dar unos 4000 a 6000 pasos al día, así que no es tan imposible como qué.
  • Apto para todos. La principal peculiaridad de la caminata es que cualquiera puede realizarla. No necesitas estar entrenado, no necesitas mucha fuerza en las piernas y ni siquiera un cuerpo escultural, caminar es apto para todas aquellas personas que quieran hacerlo, como los obesos, o los que no tienen una salud de hierro, sólo con un poco de voluntad también pueden hacerlo, comenzando con pequeñas sesiones de 10 minutos e incrementándolas con el tiempo.
  • Mejorar las actividades cognitivas. Según estudios realizados en 130 personas en América, esta actividad, al estimular las funciones cardiorrespiratorias, aumenta el flujo de sangre al cerebro, mejorando consecuentemente algunas funciones cerebrales como la memoria y la actividad general.

Cómo beneficiarse de caminar

Durante un caminar normal es muy importante colocar el talón en primer lugar,  y luego, de forma gradual pero firme, el resto del pie desde la planta hasta los dedos. El soporte de los pies es esencial si lo piensas, ya que con cada paso que damos el peso del cuerpo se apoyará sobre el. Este movimiento suave es clave ya que equilibra las articulaciones del pie y la rodilla.

Si en cambio caminamos incorrectamente, podemos provocar desequilibrios tanto en la articulación del rodilla como también a la articulación coxo-femoral a nivel de las caderas y zona lumbar.

También la elección del calzado tiene su importancia que debe tener un tacón de unos 3-4 cm, además de ser cómodo pero no ancho. Incluso si los médicos recomiendan caminar “como vinimos al mundo”, es decir, descalzos, porque nuestros pies descalzos siempre sabrán mejor cómo regular el peso del cuerpo.

Obviamente las zapatillas para correr resultan perfectas también para caminar ya que fue diseñadas para un caminar cómodo y sin derroche innecesario de energía. Los zapatos de tacones altos (10-12 cm) por otro lado están contraindicados porque sobrecargan el antepié descompensando el sistema articular.

Tu postura corporal también es muy importante partiendo de la cabeza que debe estar recta mirando hacia adelante, los hombros relajados, el abdomen ligeramente contraído y los brazos siguiendo el movimiento de las piernas. Los pasos no deben ser demasiado largos. pero según las necesidades del cuerpo, por tanto, pasos naturales. Nuestras caderas se desbloquearán lentamente, aumentando así el rango de amplitud de su paso.

El consejo sobre la frecuencia de esta actividad siempre depende del estilo de vida:

  • Gente no entrenada: si no estás entrenado o tienes problemas posturales o de  obesidad, con la caminata es posible partir de una intensidad similar a la que usamos a diario, durante 10 minutos, descansar 2-3 minutos y reiniciar con otros 10 minutos durante otras 2 veces. Con el tiempo podremos ir aumentando los minutos de caminata eliminando las pausas. Te recomiendo que decidas el ritmo del paso a dar.
  • Personas capacitadas: según la Organización Mundial de la Salud (OMS) una buena actividad física diaria se estima en unos 10.000 pasos que son unos 7km. Esta debería ser nuestra meta diaria para tener un cuerpo sano, huesos fuertes, un corazón entrenado y prevenir aquellas enfermedades que afligen a las personas sedentarias. Si trabajas sentado te resultará más difícil que los que trabajan en movimiento, pero con buena voluntad y zapatillas cómodas está lejos de ser imposible alcanzar estos 10.000 pasos.

Por tanto, es aconsejable caminar media hora al día a los más entrenados con el consejo adicional de mantener los brazos a 90 grados para una ondulación óptima del cuerpo y media hora cada 2-3 días a los menos entrenados para conseguir un entrenamiento óptimo incluso a diario.

Andar también nos llevará a un discreto consumo de calorías, unas 100-120 cada media hora, ideal para quienes, además del bienestar del organismo, tienen el objetivo de perder peso y quemar esa molesta celulitis y la grasa alrededor de los abdominales.

Habiendo dicho todo eso, ¡ahora solo nos queda ponernos zapatos cómodos y salir a caminar! ¡Cuéntanos tu experiencia en los comentarios!