Sustituir el desayuno por proteínas

Los huevos son un excelente alimento, con proteínas de alto valor biológico contenidas principalmente en la clara y grasas saturadas e insaturadas en la yema. Un huevo de tamaño medio (unos 50 g) aporta 6 g de proteínas.

Estos alimentos son los típicos para un desayuno proteico, incluso combinados entre sí. Todos los de origen animal proporcionan un conjunto completo de aminoácidos, mientras que los de origen vegetal carecen de aminoácidos esenciales que, como su nombre indica, son indispensables para el organismo.

Desayuno proteico sin carbohidratos

Sin embargo, las necesidades nutricionales de las personas NO son las mismas y, sobre todo en determinadas situaciones (mencionadas en la introducción), el desayuno se convierte en un momento esencial para cubrir la cuota de otros compuestos nutricionales como las proteínas, pero también la fibra, las vitaminas y los minerales.

En resumen, dos yogures con cereales integrales, miel, fruta fresca y semillas oleaginosas constituyen un sabroso desayuno que cubre las necesidades de proteínas (totalmente absorbibles), azúcares, grasas, agua, minerales, vitaminas y fibra alimentaria para la mayoría de la población general.

¿Qué significa el desayuno dietético? Desayuno dietético contra las enfermedades metabólicas. Desayuno dietético para tu cintura. ¿Cuánto hay que comer? Un desayuno dietético es un desayuno diseñado y formulado según los principios de la dietoterapia.

Desayunos proteicos salados

De hecho, se descubrió que los pacientes epilépticos experimentaban una notable reducción de las convulsiones durante los períodos de ayuno. La dieta cetogénica, casi desprovista de hidratos de carbono, induce en el organismo los mismos mecanismos que el ayuno, estimulando la destrucción de las grasas para producir hidratos de carbono -esenciales para el cuerpo humano (unos 200 gramos de glucosa al día)-, pero aportando al mismo tiempo nutrientes como proteínas y (poca) fibra.

Preparación: Prepare el adobo mezclando el almidón de ajo picado con las cucharadas de aceite, la albahaca seca, la pimienta negra y la sal, el zumo de limón y el perejil picado. Cubra los filetes de salmón con la marinada y déjelos marinar en la nevera durante al menos una hora, dándoles la vuelta de vez en cuando. Colocar los filetes en una hoja de papel de aluminio, cubrirlos con la marinada y hornearlos durante unos 40 minutos en un horno precalentado a 180 grados.

Preparación: picar el tallo de apio, la cebolla y el perejil en un procesador de alimentos. Poner todos los ingredientes en una ensaladera y mezclarlos con el huevo duro pelado y partido, la media cucharada de eneldo, el ajo picado, la mayonesa y la mostaza. Añadir sal y pimienta al gusto.

Desayuno proteico rápido

Si hiciéramos un análisis nutricional, seguramente encontraríamos un alto porcentaje de hidratos de carbono: pan, tostadas, croissants y cereales. Son una excelente base para construir un desayuno saludable, incluso mejor si la elección recae en la versión integral, pero no deben comerse solos.

En concreto, las proteínas se concentran en la clara del huevo; por lo tanto, si nos da miedo utilizar la yema, podemos usar la clara sin problemas para crear pasteles dulces y salados para el desayuno.

EQUILIBRADO. Para sacar el máximo partido al desayuno debemos intentar tener todos los nutrientes en nuestro plato: pan, tostadas o copos de cereales, preferiblemente integrales, combinados con una proteína (yogur, huevos, queso…) y una fuente de grasa (nueces, avellanas, almendras). Todo ello acompañado de una fruta y nuestra bebida favorita.