Alimentos que hay que evitar por la noche

para dar tiempo a que se complete la digestión. Si cenas cerca de la hora de acostarte y comes alimentos especialmente grasos o raciones “generosas”, corres el riesgo de favorecer ciertos trastornos gastrointestinales como la diabetes.

Si el equilibrio no se consigue en todas las comidas, no le des importancia, intenta conseguirlo con las comidas a lo largo del día o como mucho a lo largo de la semana, sin olvidar que por muy pocas o muchas que comas, debes introducir calorías de hidratos de carbono y proteínas en cada comida.

Las consecuencias de comer demasiada ensalada

Puedes acompañarlo con picatostes y la sabrosa salsa tzatziki, que consiste en yogur, pepino, menta, ajo, aceite y zumo de limón. También puede utilizar esta salsa como guarnición de la ensalada de patatas.

A continuación, prueba a preparar una ensalada de pasta con judías verdes, trozos de jamón Galbacotto y una salsa a base de yogur, mayonesa, cebolla picada, cebollino picado, pimentón y sal.

Así que vamos a intentar preparar una ensalada con alubias cannellini, garbanzos y lentejas. Si no tienes tiempo, utiliza legumbres precocidas: escúrrelas de su líquido de conservación, pásalas a un colador y lávalas bajo el grifo. Deja que tomen sabor durante unos minutos en una sartén en la que hayas calentado un poco de aceite con un diente de ajo.

Qué comer por la noche para perder peso

Ensaladas “famosas” En Italia y en el extranjero, hay muchos platos típicos (algunos bastante complejos) que se han convertido en parte de la imagen local; en lo que respecta a Italia, podemos mencionar: la ensalada de hinojo y naranja (Sicilia), la ensalada de cebolla al horno y la ensalada de sonetos con huevos (Piamonte y Lombardía), la ensalada de refuerzo (Campania), etc. En cuanto a la cocina internacional, todo el mundo habrá oído hablar de: la ensalada rusa (creada por un chef francés para un zar ruso), la ensalada griega (Grecia), la ensalada César (Estados Unidos), la ensalada de Montecarlo (Montecarlo), la ensalada Niçoise (Niza), la ensalada valenciana (España), la ensalada alemana (Alemania), etc.

Comer tomates por la noche

El ácido tartárico presente en la pulpa ayuda a bloquear la transformación de los carbohidratos en grasa. La celulosa presente en la pulpa favorece el tránsito intestinal y elimina las toxinas, además de reducir el colesterol. Contiene 15 calorías por cada 100 gramos.

Los tomates depuran el organismo, son ricos en antioxidantes, bioflavonoides, vitaminas A, B, C, B3 y K, y minerales como el fósforo, el calcio, el zinc, el magnesio, el potasio, el sodio y el manganeso. También tienen muy pocas calorías (20 por cada 100 gramos).

Las grasas monoinsaturadas que contiene (Omega-3) estimulan la producción de colesterol bueno y reducen el colesterol malo y los triglicéridos en la sangre. Estas grasas también reducen la acumulación de grasa en la zona abdominal, dando al metabolismo un impulso de energía.

Favorecen la eliminación de toxinas, mejorando la circulación sanguínea y combatiendo la pesadez de piernas, el hormigueo, el picor, los calambres, la hinchazón y las varices. También aumentan el colesterol bueno en la sangre. Gracias a su alto contenido en agua y minerales, los arándanos favorecen la diuresis y combaten la retención de líquidos.