El bikini perfecto

El bikini perfecto

Nos das estrellitas? ❤️

Uno de agosto.

Una vez finalizado con entusiasmo la operación bikini, llega el instante de colocárselo. Y sí, todo está en su sitio. La piel más tersa y durita, los kilos necesarios pero ¿por qué este bikini me queda tan mal? Simplemente porque no es el que te corresponde.

Empecemos por liberarnos de un enorme tópico: Los bikinis sólo le quedan bien a las delgadísimas. Ya que no.

Es más, las rellenitas acostumbran estar bastante superior en bikini que en traje de baño y a bastante más de una huesuda le colocaba yo un maillot y la dejaba llevada a cabo una sirena.

Si se tiene poco pecho el “bandeau” es la preferible selección. Y si no , nada como elegir por un escote corazón, una olla o un poquito de relleno, sin pasarse, que si no, se nota y queda peor.

De hecho, mejor escoger un estampado, floral o animal para hallar más volumen.

Si por el opuesto lo que se tiene es bastante pecho la preferible apuesta es el bikini triángulo. Es el que hace un escote en V más abierto y ya se conoce que es el más destacable de los escotes para las delanteras generosas.

Desde luego hay que evadir las cazuelas y a las partes de arriba que tapan bastante. Raramente, cuanto más reducido sea el bikini – siempre que sea de la talla de quien lo lleva – menos volumen de pecho parecerá que se tiene.

Para las que tienen tripita quedan, completamente prohibidos los culottes altos y generalmente las braguitas anchas. Las superiores son las de lacitos a los lados, que aceptan regular la altura del bikini.

Aunque si la tripa es bastante visible nada como recurrir al mágico trikini, o inclusive inclinarse por un bonito bañador.

La moda retro le va espectacular a las super delgadas y altísimas; igual que los bañadores con aires cincuenteros y además les trabajan los volantes, flecos y otros adornos que le ofrecen curvas a sus cuerpos infinitos.

Si se tiene bastante culo, lo primero que hay que evadir es que el bikini marque bastante. Es conveniente una talla más que una menos y por supuesto es infaltante que la braguita sea más bien alta, para que el efecto óptico de alargamiento de pierna se produzca…

Pero alta no significa grande: las braguitas mejor pequeñas: cuanto más tapen más culo parecerá que se tiene. En la situacion, opuesto, exactamente, cuando la carencia de trasero es el inconveniente, hay que recurrir a braguitas más anchas o inclusive a los mini shorts.

Repasemos como debe ser el bikini perfecto

  • Para las delgaditas con poco pecho, la preferible alternativa es el bikini estampado , con sujetador bandeau y la braguita no muy alta.
  • Para las más pechugonas, nada como el bikini triangular y pequeñito y si no son anchas de cadera, una braguita no bastante alta, pero que no sea de lazos..
  • Para las que tienen tripita, una sección de arriba más exagerada y llamativa y una sección de abajo con lazos, para regular la altura del bikini y disimular la tripa o de manera directa, un trikini o un bañador.
  • Para las más delgadas los bikinis años cincuenta.
  • Para las que tienen bastante culo, braguitas pequeñitas pero cuyas tiras no se claven en la carne ni marquen en exceso y para las de trasero más chato braguitas con volantes y vuelo y no bastante pequeñas.

Hay que escoger el bikini, probarlo, quedarse contenta con él y después descuidarse de los complejos y gozar. Ese será siempre tu bikini perfecto.

Cada verano es exclusivo y distinto y cuando se termina no regresa nunca. ¡Felices vacaciones!

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable MujerWapa Magazine .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Sered.net.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.