La crisis nos ha estado agarrando desde hace algún tiempo y no se descarta que incluso entre los profesionales de las compras haya un poco de depresión. Sin embargo, siempre en la historia, ante momentos difíciles hay dos posibilidades de reacción: o nos dejamos llevar por el desánimo o nos apoyamos en creatividad, buscando algo nuevo y moderno posibilidad de lo inesperado. Y por eso mismo, suelen surgir grandes dificultades oportunidades, revoluciones y grandes ideas. Por tanto, ante la crisis, no es necesario soltar, sino simplemente “optimizar los recursos disponibles”. Lo que traducido significa: gasta bien. ¿Cómo? Con el sentido común, la sabiduría que tenían nuestras abuelas, la astucia y … unos buenos consejos de quienes conocen bien el tema.

Quizá te interese  Tres leyendas de joyas malditas