Aquí hay una receta verdaderamente clásica, ideal para menú navideño pero siempre excelente y apreciada: la ternera asada. Este plato se prepara tradicionalmente los días festivos, ya sea un simple almuerzo dominical con la familia, una cena con amigos o durante la temporada de vacaciones.

Preparar el asado de ternera no es muy complicado, pero lleva tiempo. La carne, de hecho, para lograr el sabor característico, requiere una cocción bastante prolongada. Fundamental, entonces, encontrar carne de excelente calidad: pide consejo a su carnicero de confianza, seguro que él podrá asesorarte.

Además, haz que el carnicero ate el asado o elige una pieza ya preparada para asar en el supermercado: el atado permitirá que el asado se cocine de manera uniforme.

El asado también se puede acompañar con una variedad de guarniciones. Las más populares son sin duda la guarnición de patatas crujientes en una sartén. Sin embargo, puedes acompañar tu asado con otras guarniciones como patatas fritas con pimentón, una ensalada de hinojo y naranja sanguina, calabacín salteado, calabaza o más… ¡deja volar tu imaginación!

Si te gustan los sabores simples pero sabrosos y quieres dejar a tus invitados con la boca abierta esta es la receta!

  • Rendimiento: 4 personas
  • Dificultad: dificultad media
  • Preparación: 30 minutos
  • Cocción: 1 hora 10 minutos
  • Cocina: italiana

Ingredientes

Índice de Contenidos

  • 1 kilo de solomillo de ternera o pieza recomendada por tu carnicero; atado
  • patatas
  • 1 copa de vino blanco
  • 2 dientes de ajo
  • 1 ramita de romero
  • 1 puñado de hojas de tomillo
  • 1 rama de salvia
  • caldo de carne
  • sal y pimienta
  • aceite de oliva virgen extra
Quizá te interese  ¿cómo es una persona vata?

Preparación

  1. Primero, enciende el horno a 180 ° C. Ponemos la ramita de romero, salvia, tomillo y un diente de ajo machacado debajo del asado, luego salpimienta la carne y masajea hasta que la salsa se absorba uniformemente.
  2. Coloca abundante aceite de oliva virgen extra en una sartén y caliéntalo. Cuando el aceite esté listo, coloque el asado sazonado en la sartén y dórelo uniformemente. Esto sellará la carne, evitando que se escapen los jugos durante la cocción y formará una deliciosa costra en la superficie del asado (para una costra aún más dorada, derrite un pequeño trozo de mantequilla en el aceite).
  3. Mientras el asado se dora por todos lados, pela las patatas y cortalas en trozos, ni demasiado grandes ni demasiado pequeños. Colócalos en una sartén ligeramente engrasada, sazona con sal y pimienta.
  4. Una vez dorado, transfiere el asado a la sartén con las patatas, colocándolo en el centro. Espolvorea el asado con el líquido con el que lo doraste y el vino. Agrega los dientes de ajo restantes. Hornea.
  5. Después de aproximadamente media hora, revisa el asado: si parece demasiado seco, espolvorea caldo de carne. Otro truco es cocinar la carne con papel de aluminio encima de la sartén; de esta manera, la carne se mantendrá jugosa y no se secará.
  6. Aproximadamente una hora y diez después de hornear, tu asado debería estar listo. Pinchar la carne con un tenedor: si sale un líquido rosado, el asado necesitará unos minutos más; si el líquido es claro, su tueste estará listo.
  7. Después de dejar reposar la carne unos minutos, corta el asado en rodajas, sirve con las patatas y espolvorea con el líquido de cocción.
Quizá te interese  ¿Qué zona es Ponzano?

¡Disfruta!