Así como en la cocina, el zumo de limón es un excelente ingrediente natural para limpieza de la casa. De hecho, el jugo de limón tiene propiedades higienizantes y desengrasantes sobre superficies lavables, blanquea y quita manchas de los tejidos, es un excelente descalcificador ecológico y mantiene alejados a los insectos. A continuación vemos diez usos para una limpieza con limón para la casa.

 

10 usos del limón para limpiar la casa

1 Desengrasar la vajilla

Simplemente exprime el zumo de un limón directamente en el agua para fregar los platos a mano para beneficiarte de la acción desengrasante del limón. De esta forma puedes ahorrar detergente y conseguir platos limpios y relucientes.

En el lavavajillas, utilizaremos un limón en el dosificador de abrillantador le dará vasos y platos brillantes y sin manchas de cal.

2 Desinfectar las encimeras de la cocina

Para desinfectar y eliminar manchas, grasas y malos olores de las superficies lavables de la cocina, es necesario mojar medio limón en sal y frotarlo en los estantes. Dejar actuar diez minutos, luego enjuagar con un paño y secar. No uses limón en superficies de mármol, que por acidez podría dañarlas.

3 Limpiar el horno, microondas y frigorífico

Prepara una solución de agua de limón exprimiendo un limón en un vaso de agua. Usa esta solución para limpiar las superficies internas del horno y el refrigerador. Para el limpiar el microondas, coloca el vaso con el agua y el zumo de limón en su interior y pon en marcha el microondas durante cinco minutos a potencia media. Luego enjuaga y seque las paredes del microondas con un paño.

4 Lavar las tablas de cortar

Después de usar la tabla de cortar, para limpiarla, frota una rodaja de limón en su superficie. Enjuagar con un paño y secar. De esta forma, gracias a las propiedades antibacterianas del limón, evitarás la formación de moho. También eliminará los olores de los alimentos de la tabla de cortar.

5 Quitar la cal

Llena una botella de spray de medio litro con agua destilada y el zumo de dos limones. Pulveriza la solución en los grifos de baños y cocinas, sanitarios, azulejos de baño y ducha. Deja actuar aproximadamente un cuarto de hora, luego seca con un paño.

La misma solución se puede utilizar para quitar la cal de la máquina de café, llenando el tanque y encendiendo la máquina hasta que se haya expulsado toda el agua; la operación debe repetirse tres veces.

De la misma manera, puedes limpiar cafeteras y teteras: llena la cafetera con la solución de agua y vinagre y procede como si estuvieras preparando café;

Para quitar la cal de la tetera, vierte la solución en el interior y hierve durante cinco minutos, luego enjuaga con agua y seca.

6 Pulido de metales

Para limpiar y pulir cobre, plata y aluminio, frota una rodaja de limón sobre los objetos. Deja actuar unos diez minutos, luego seca los objetos con un paño de algodón. De esta forma eliminarás la pátina oxidada de los metales, así como cualquier rastro de herrumbre.

7 Limpiar vidrios y espejos

Para quitar los halos de vidrios y espejos, exprime un limón en medio litro de agua y usa la solución como detergente normal. Enjuaga con un paño húmedo y seca con un paño de algodón.

8 Elimina los malos olores

Si has quemado algo mientras cocinabas, deshazte de los malos olores de las habitaciones de la casa, hirviendo la cáscara de un limón y su zumo durante unos minutos en una cacerola durante. Para eliminar los olores de los alimentos de las manos después de cocinar, frota una rodaja de limón sobre la piel y luego enjuaga con agua.

9 Mantén alejados a los mosquitos, moscas y hormigas

Si deseas liberarte de la intrusión de las hormigas, vierte el jugo de tres limones en lugar de detergente en el cubo de la fregona. Esta solución es buena para lavar suelos de cerámica y no es apta para suelos de mármol, que se dañan por la acidez del limón. Para un mayor efecto, también puedes agregar unas gotas de aceite de árbol de té al limón que también es un excelente repelente natural.

Para mantener alejadas las moscas, inserta unos clavos en medio limón y colócalo cerca de las ventanas.

Finalmente, contra los mosquitos pon un plato con un rectángulo de cáscara de limón en la estufa o o radiadores; cámbialo por la mañana y por la noche.

10 Quita las manchas de las telas

El zumo de limón es un excelente quitamanchas y blanqueador ecológico. Para blanquear las prendas hay que dejarlas en remojo durante la noche en una palangana llena de agua en la que se hayan exprimido tres limones; al día siguiente puedes proceder con el lavado normal a mano o en la lavadora. Para eliminar las manchas rebeldes, estas se deben frotar con zumo de limón, que se debe dejar actuar durante al menos cinco minutos para obtener un buen resultado.

Mira también: