Museo de Madrid

Un recorrido por la ciudad de Madrid le lleva a visitar el Museo del Prado. Si aún no está convencido, esta lista presenta las principales razones para no perderse esta gran atracción turística. Prepárese, ¡los argumentos son realmente convincentes!

Para los verdaderos amantes del arte, este museo es un paraíso infinito. Cuenta con numerosas obras de varios artistas de fama mundial. Advertimos que se trata de un museo enorme y, por tanto, ¡imposible ver todas sus obras en una sola visita!

1.  El Museo del Prado no sólo es el museo más importante de España, sino también uno de los más importantes del mundo. ¡El Prado exhibe una valiosa colección con más de 8000 pinturas y más de 700 esculturas!

2.  Este museo ha sobrevivido a tres guerras. Parece imposible pero este museo sobrevivió, sin dejar ningún daño en sus obras, a tres guerras de las que fue testigo España: la Guerra de la Independencia, la Guerra Civil Española y, además, ¡la Segunda Guerra Mundial!

3.  En este museo, se representa varias veces la historia de la Monarquía española. El proyecto inicial del museo surgió con el propósito de albergar colecciones de arte de la realeza. Por ello, es de esperar que estas obras de valor único permanezcan en el mismo edificio. Tanto si es aficionado a la historia como si no, aquí podrá aprender mucho sobre el poder de la monarquía española.

Quizá te interese  ¿Que no hay que perderse en Formentera?

Cuándo se construyó el Museo del Prado

13 / 05 / 2019.- Es la primera vez que el Museo del Prado presenta una innovadora experiencia inmersiva de 360º que cuenta con la última tecnología y sonido binaural. Este proyecto ha sido posible gracias a cuatro empresas alojadas en el Polo Nacional de Contenidos Digitales: Patron 2.0, Feeel, 3intech y Krill Audio, que han trabajado en colaboración con el Departamento del Área de Educación y Desarrollo Digital del Museo del Prado y el comisario de la exposición Pedro J. Martínez Plaza.

Como explica Marta Tabernero, del Patronato 2.0, “con esta experiencia de 360º podemos sumergirnos en el Prado, descubriendo tiempo a tiempo viajando en el tiempo. Estamos haciendo lo que siempre se ha hecho en el cine, utilizando la creatividad y la emoción, hemos llevado a la ficción un contenido didáctico para hacerlo más atractivo. Es un trabajo de traducción de un espacio cultural a un lenguaje contemporáneo para acercarlo a nuevos públicos, realizado con la máxima accesibilidad que permite la tecnología actualmente, sin necesidad de descargar ninguna aplicación”.

Obras de arte del Museo del Prado

Javier Pantoja, Museo Nacional del Prado, España, Javier Docampo, Museo Nacional del Prado, España, Ana Martín, Museo Nacional del Prado, España, Ricardo Alonso Maturana, GNOSS, España, Carlos Navalón, cnc studio digital, EspañaAbstract

Hace dos años, el sitio web del Prado estaba llegando al final de su vida útil. Desde su lanzamiento en 2007, se había convertido en la referencia y el principal acceso a la información del Prado para el público en general. El activo más importante del Prado es la Colección, y este era el eje del proyecto de la nueva web. La Colección sería el centro. Además, tras varios cambios en el paradigma de Internet, el Prado necesitaba una nueva web con nuevas características, incluyendo el checklist básico de una web moderna: diseño responsive, lenguaje de marcas, mayor integración con las redes sociales, difusión de contenidos multimedia, etc.

Quizá te interese  ¿Cuántas laponias hay?

Pero el punto clave y más relevante del proyecto era que la nueva web del Prado iba a estar basada en los principios de la web semántica, una web de datos estructurados que cambiaría el uso de la documentación de la Colección. Se requería la creación de un modelo semántico digital definido por una metodología basada en diferentes estándares ontológicos. La propuesta final era un motor de búsqueda facetado al servicio del público en general que permitiera explorar la Colección de muchas formas diferentes y nuevas. El objetivo era generar contextos y otros sistemas de recomendación con contenidos internos y externos. Para el futuro próximo, nuestro objetivo es aportar valor a los contenidos de los demás interconectando la base de datos documental de nuestro Museo con la de otros museos e instituciones culturales en el marco del proyecto Linked Open Data.

Museo Reina Sofía

La colección comprende actualmente unos 8.200 dibujos, 7.600 pinturas, 4.800 grabados y 1.000 esculturas, además de otras muchas obras de arte y documentos históricos. En 2012, el museo exponía unas 1.300 obras en los edificios principales, mientras que unas 3.100 obras estaban en préstamo temporal a diversos museos e instituciones oficiales. El resto estaba almacenado[4].

El edificio que hoy alberga el Museo Nacional del Prado fue diseñado en 1785 por el arquitecto de la Ilustración en España Juan de Villanueva por orden de Carlos III para albergar el Gabinete de Historia Natural. Sin embargo, la función definitiva del edificio no se decidió hasta que el nieto del monarca, Fernando VII, animado por su esposa, la reina María Isabel de Braganza, decidió destinarlo a un nuevo Real Museo de Pinturas y Esculturas. El Real Museo, que pronto pasaría a llamarse Museo Nacional de Pintura y Escultura, y posteriormente Museo Nacional del Prado, abrió al público por primera vez en noviembre de 1819. Se creó con el doble objetivo de mostrar las obras de arte pertenecientes a la Corona española y de demostrar al resto de Europa que el arte español tenía el mismo mérito que cualquier otra escuela nacional. Además, este museo necesitó varias reformas durante los siglos XIX y XX, debido al aumento de la colección así como al incremento del público que quería ver toda la colección que albergaba el Museo[6].

Quizá te interese  ¿Qué es una pirámide y qué material emplearon en su construcción?