Las vacaciones

El intercambio de casas, también conocido como house swapping, es una forma de alojamiento en la que dos partes se ponen de acuerdo para ofrecerse mutuamente alojamiento en casa durante un periodo de tiempo determinado. Como no se produce ningún intercambio monetario, es una forma de trueque, de consumo colaborativo y de compartir. El intercambio de casas puede abarcar cualquier tipo de residencia, incluyendo apartamentos, casas, casas de vacaciones, barcos o vehículos recreativos. Puede incluir un intercambio de toda la vivienda o sólo de una habitación. La duración del intercambio puede variar desde un fin de semana hasta más de un año. El intercambio puede ser simultáneo o no simultáneo. Los intercambios de casas suelen organizarse a través de determinados tipos de servicios de redes sociales, la mayoría de los cuales cobran una cuota[1][2].

El intercambio de casas organizado se originó en 1953 con la creación de Intervac International por un grupo de profesores europeos que buscaban viajar internacionalmente de forma económica durante sus vacaciones de verano[8] Ese mismo año, el profesor David Ostroff creó una red de intercambio de casas llamada “Vacation Exchange Club” (ahora HomeLink) en la ciudad de Nueva York[9].

Intercambio de casas por vacaciones

Una y otra vez me hacen variaciones de la misma pregunta: ¿a qué red de intercambio de casas debería unirme?  Por desgracia, no es tan fácil como nombrar la mejor. Pero puedo darle una buena orientación basada en sus necesidades personales. Si estás buscando iniciarte en el intercambio de casas, este post es para ti. Y si crees que ha llegado el momento de unirte a otra red de intercambio de casas, este post también es para ti. Lee lo que escribo a continuación, y no dudes en ponerte en contacto si tienes más preguntas. Como siempre, ¡comenta abajo si tienes otras aportaciones que ofrecer!

Además de este post, echa un vistazo a los demás recursos útiles de este sitio web. La hoja de cálculo de todas las redes de intercambio de casas existentes incluye mucha información comparativa. También puedes leer reseñas más profundas de muchas de las redes de intercambio de casas.

A fecha de marzo de 2021, cuento con un total de 56 redes de intercambio de casas (por debajo de las 63 de 2019 y las 71 de 2018). Siete de ellas son específicas de un lugar, 21 se centran en algún grupo de interés especial y las 28 restantes son generalistas. Dentro de las 28 redes generalistas, 11 tienen listados predominantemente en una localidad aunque no estén limitadas geográficamente por diseño.

Intercambio de casas en Noruega

Los GuestPoints son la clave para un intercambio fácil. ¿Qué pasa si encuentras a otro miembro con una casa disponible, pero ese miembro no quiere quedarse en tu casa a cambio? Puedes ofrecerle GuestPoints que podrá utilizar para alojarse en la casa de otro Miembro en el destino que elija. Cada miembro recibe GuestPoints cuando se inscribe y cuando aloja a otros miembros.

Ejemplo:  Tú y tu familia os vais de vacaciones 6 noches a Francia y os alojáis en casa de otro Miembro por 100 GPs por noche. Usted daría a su anfitrión 600 GPs por estas vacaciones. Su anfitrión puede utilizar estos 600 GPs para organizar sus vacaciones.

Intercambio de casas, ¿cómo funciona?

Viajar a cualquier parte, vivir como un local y alojarse gratis son las tres ventajas esenciales de un intercambio de apartamentos. Cambiar las propias cuatro paredes por las de los desconocidos abre una nueva perspectiva de los viajes. Esta sensación de ser como un local en vacaciones desarrolla una experiencia completamente nueva. Además, el hecho de que un desconocido ponga tu casa patas arriba tiene un cierto factor de aventura. Pero, ¿cómo funciona?

En principio, el intercambio de casas es muy sencillo. Usted registra su apartamento o casa en una de las muchas plataformas y determina la oferta de intercambio. En ella se incluye el lugar al que le gustaría viajar (también son posibles “todos” o “varios” destinos) y en qué periodo (o siempre) está disponible. Esto da como resultado posibles compañeros de intercambio, que coinciden con los criterios personales. Te pones en contacto con ellos, organizas el intercambio, preparas tu apartamento y ¡ya está!

Ya existen innumerables plataformas de intercambio de viviendas en todo el mundo. Es importante asegurarse de que está satisfecho con la oferta de destinos y alojamientos, antes de hacer el esfuerzo de registrar su propia vivienda. Las ofertas son accesibles abiertamente sin necesidad de registrarse. Home Exchange, HomeLink, Intervac y GuestToGuest cristalizaron muy popularmente y con una alta selección.