Los mejores lagos de Europa

Europa cuenta con algunos de los mayores lagos del mundo. Desde lagos naturales de agua dulce hasta enormes embalses artificiales, su suministro de agua dulce se utiliza para el riego, la energía hidroeléctrica, como lugares de pesca (tanto natural como en piscifactorías) y como medio de transporte de mercancías y recursos naturales a través de las vías navegables. Esta lista incluye los diez mayores lagos de Europa, tanto naturales como artificiales.

El lago Ladoga es el mayor lago de toda Europa. Tiene una superficie de 17.700 km2 y se encuentra a las afueras de San Petersburgo, entre Carelia y el óblast de Leningrado (Rusia). El lago mide 219 km de largo por 83 km de ancho, y tiene una profundidad media de 51 m, siendo la máxima de 230 metros. El lago también alberga una gran variedad de animales, sobre todo peces, como el eperlano, el rufián, el besugo y la trucha ártica, pero también la foca endémica del Ladoga.

El lago Onega es el segundo más grande de Europa, y también se encuentra en Rusia. Tiene una superficie de 9.894 km2 y se encuentra entre el óblast de Leningrado, el óblast de Vólogda y Carelia. La cuenca del lago desagua en el salek por medio de 58 ríos y más de 110 afluentes, entre ellos los ríos Shuya, Suna, Vodka, Vytegra y Andoma. El lago tiene unas 1.650 islas en su interior, la más notable de las cuales es la isla de Kizhi, que es una zona estatal de conservación histórica, arquitectónica y etnográfica. En la isla existen numerosos edificios y monumentos que van desde el siglo XV hasta el XX. Sin embargo, el más pintoresco y digno de mención es el impresionante pogost de Kizhi, de principios del siglo XVIII. El pogost está catalogado como patrimonio mundial de la UNESCO y es una popular atracción turística.

Quizá te interese  ¿Qué hacer en Pinilla del Valle?

Lago ladoga

En las últimas décadas, y tras una mejora gradual de la calidad del agua debida al tratamiento de las aguas residuales y a la reducción de las actividades industriales, los ríos y lagos urbanos han adquirido una importancia creciente en la planificación de la ecología urbana, las infraestructuras verdes, las zonas verdes y la adaptación al cambio climático en las ciudades europeas.

Este informe describe los problemas de gestión del agua relacionados con los ríos y los lagos y esboza las formas en que las ciudades europeas desarrollan estrategias y medidas para hacer frente a los principales retos a los que se enfrentan actualmente en relación con sus aguas superficiales interiores. Utiliza 17 estudios de casos sobre restauración de ríos y lagos urbanos para ilustrar aspectos importantes sobre la gestión urbana y del agua. El informe extrae algunas lecciones importantes de los estudios de casos revisados y enmarca algunas cuestiones contextuales clave que son potencialmente relevantes para diferentes entornos urbanos en toda Europa.

Este informe ofrece una visión general de las medidas para reducir la contaminación por nutrientes procedentes de fuentes puntuales y difusas, así como un análisis de la aplicación de las políticas europeas para la reducción de la eutrofización de las aguas interiores, costeras y marinas. Se presentan ejemplos de estrategias de reducción de la eutrofización en ocho estudios de caso y se analizan diferentes aspectos como las cuestiones de gobernanza, el papel de la investigación, la participación de las partes interesadas y la elección de medidas e instrumentos de financiación. El informe está disponible para su descarga.

Los lagos más grandes de Norteamérica

Hay pocas cosas tan magníficas como un hermoso lago. Los océanos, los ríos, las cascadas y los deltas tienen su propio atractivo, pero los lagos son el motivo por el que se inventó la palabra “tranquilo”. Estas vastas extensiones de agua sin salida al mar solían ser el epicentro de la vida en el antiguo paisaje europeo, y hoy siguen siendo uno de sus mayores atractivos.    Estos son los lagos europeos que hacen que queramos coger un vuelo de ida a Europa.

Quizá te interese  ¿Cuánto tiempo duran las flores de cerezo?

El lago Bled, en Eslovenia, país de Europa del Este, es el aspecto que toda niña imagina para su eventual reino de cuento de hadas. Imagínese: una pequeña iglesia blanca situada en una isla en medio de un lago glaciar de color verde esmeralda, dominada por un castillo a los pies de los imponentes Alpes Julianos. Es el material del que estaban hechas las primeras animaciones de Disney. De hecho, algunas partes de Las Crónicas de Narnia se rodaron en la campiña eslovena y es fácil entender por qué. La ciudad de Bled, situada junto al lago, es relativamente pequeña, pero muy popular entre los lugareños y los turistas, que acuden a ella para hacer un picnic a lo largo de la orilla, remar en las tradicionales pletna botes y pasear por los senderos a pie y en coche de caballos que la rodean. Una visita obligada en su viaje de la capital de Liubliana, que está a un fácil viaje en tren.

Mapa de los lagos en Europa

Todos tenemos nuestras razones por las que nos gusta visitarlos, pero lo cierto es que los lagos tienen esa clase especial de magia que cada uno puede sentir a su manera. Tanto si le gustan por las numerosas actividades al aire libre que ofrecen como si simplemente le encanta ese ambiente tranquilo que proporcionan, visitar los lagos es sin duda una experiencia única. Sin embargo, hemos elaborado nuestra lista de los 10 mejores lagos de Europa, ¡consúltela y descubra su favorito!

El mágico lago Bled suele estar incluido en las listas de lugares que hay que visitar una vez en la vida. Es uno de esos lugares que realmente se ve como en las fotos, y si has visto al menos una foto de Bled, ya estás enamorado de él. Se encuentra en los Alpes Julianos, en el noroeste de Eslovenia. La isla de Bled, en medio del lago, es el escenario más reconocible del país, y los turistas simplemente adoran este destino, ya sea para realizar actividades deportivas, relajarse o pasar momentos románticos. Si desea un recreo sencillo como el senderismo o el ciclismo, 6 km de senderos alrededor del lago deberían ser suficientes. Los senderos también conducen a las colinas (incluida la Colina del Castillo) donde le esperan unas vistas increíbles. Si quiere algo diferente, intente llegar a la isla remando, pero si viene en un periodo extremadamente frío, el lago podría estar congelado. Aun así, llegar a la isla será el punto culminante de su visita. Hay que subir 99 escalones de piedra para llegar a la Iglesia de la Asunción de María, y la leyenda dice que si se escuchan las campanas y se tocan, ¡todos los sueños se harán realidad! Hay tantas leyendas y cuentos ligados a este lugar que no es de extrañar una vez que lo ves. Por eso muchas almas románticas y parejas eligen este destino. Allí podréis disfrutar del paseo en coche de caballos, relajaros y bañaros en las piscinas con agua termal, descubrir las increíbles historias y parar para hacer las fotos más impresionantes del mundo.

Quizá te interese  ¿Cómo se llaman a los de las Islas Baleares?