Significado de Irati

A pie, a lomos de un burro, en bicicleta o armado con una caña de pescar, explore el bosque de Iraty, el verde telón de fondo del País Vasco. En los senderos de este bosque milenario, encaramado en las laderas de los Pirineos, encontrará la esencia misma del alma, las creencias y las leyendas vascas.

Siendo el mayor hayedo de Europa, el bosque de Iraty despliega su manto verde en casi 20 000 hectáreas a ambos lados de la frontera con España. A lo largo de la campiña vasca, este bosque milenario alberga hayas, abetos, ciervos y venados, pero también es (según cuentan las leyendas) la residencia de criaturas misteriosas y sobrenaturales. Durante un paseo a pie, a caballo, en bicicleta o en una excursión de pesca al río, no se sorprenda de ver sombras furtivas revoloteando entre los árboles…

Aunque los senderos del bosque de Iraty están hechos para caminar, también se pueden explorar a cuatro patas. A lomos de un caballo o de un burro de la granja ecuestre La Forge (Enlace externo), podrá obtener una perspectiva totalmente nueva del bosque a lomos de un cuadrúpedo. Durante la caminata, los dólmenes escondidos entre los árboles le contarán otra faceta de la misteriosa historia del bosque de Iraty, la de las Sorginetxe o casas de brujas. Al igual que los cromlechs, los círculos de piedras erectas se alinean en la meseta de Occabé, a la que podrá llegar tras una subida a la sombra de las hayas por los caminos del puerto de montaña. Desde esta meseta, que culmina a 1.456 m de altitud, la vista de los picos y cumbres circundantes es impresionante.

Quizá te interese  ¿Qué hacer por la costa de Asturias?

Irati navarra

Algunas propiedades de esta localidad ofrecen tarifas gratuitas y con grandes descuentos para facilitar a los que vienen de Ucrania la búsqueda de un lugar seguro para alojarse. También puedes cancelar en cualquier momento en caso de que tus planes de viaje tengan que cambiar (se requiere una identificación a la llegada).

Definitivamente recomendaría este pequeño hotel, que se encuentra en un bonito pueblo de Aribe en Navarra. La habitación era espaciosa, limpia y con una maravillosa vista de las montañas circundantes. También recomendaría encarecidamente el restaurante del hotel, que sirve desayunos, comidas y cenas. El personal era muy agradable.

Mi marido y yo disfrutamos mucho de nuestra visita a la selva de Irati y al Hotel Rural Besaro. Mauri y Maite son excelentes anfitriones. Mauri tiene lo que sólo se puede describir como un conocimiento enciclopédico de la zona – hazte un favor y escucha a dónde recomienda ir. Nos sorprendió su capacidad para llevarnos a algunos de los lugares más fantásticos que hemos visto, lugares que no estaban marcados en los mapas ni se mencionaban en las guías. El hotel es muy cómodo, encantador y tranquilo. Las habitaciones son espaciosas y están bien cuidadas, y la nuestra tenía una preciosa terraza desde la que podíamos ver la niebla que se levantaba sobre las montañas. El desayuno era abundante y muy bueno, y toda la experiencia superó con creces nuestras expectativas. Recomendaría el hotel a cualquiera que esté interesado en conocer la zona y tenga tiempo para explorar una de las partes más bellas y únicas de Europa. Nos alojamos en muchos hoteles a lo largo de nuestra estancia en España, desde hoteles de 5 estrellas en Barcelona y Valencia hasta alojamientos más escasos en pueblos más pequeños. Este hotel fue fácilmente el mejor valor y el lugar más agradable que visitamos. Recomiendo encarecidamente este hotel a cualquier viajero que desee vivir una experiencia auténtica y un poco de aventura.

Quizá te interese  ¿Dónde ir de vacaciones en octubre?

Bosques en España

LA MADERA COMO RECURSO NATURAL ES LA PROTAGONISTA DE ESTE CONJUNTO DE DOS SENDEROS TEMÁTICOS QUE DISCURREN POR LA MARGEN IZQUIERDA DEL RÍO ESKA, EN EL MUNICIPIO DE BURGUI DEL VALLE DE RONCAL. ITINERARIO MARCADO, PERO SIN BALIZAS NI NUMERACIÓN DE SENDEROS LOCALES.

La belleza del paisaje de la zona caracteriza esta hermosa ruta. El primer tramo es un amplio y cómodo itinerario circular que permite visitar el Abetal de Basari, conocer su explotación y su posterior relación con el mundo de la almadía. Se trata de una balsa de troncos de madera, cuya función es guiar los propios troncos por los ríos desde los bosques de explotación de este sector hasta los puntos de carga para su transporte o hasta los aserraderos. Tras este primer itinerario de 6 km, se llega a un recorrido de ida y vuelta que, tras un tramo de senda estrecha y muy ancha que requiere cierta habilidad, termina en el mirador de la Foz de Burgui. Este camino permite observar las aves que habitan los acantilados de esta escultura tallada en la roca gracias a la erosión fluvial del río Eska. El puente medieval de la localidad marca el punto de partida de la ruta, donde también se puede ver la reproducción de una balsa.

Irati, Brasil

Recorrer la Selva de Irati significa sumergirse en el segundo mayor bosque de hayas y abetos de toda Europa, y uno de los mejor conservados. Un auténtico tesoro natural, con un valor ecológico inestimable. Un lugar en el que le esperan multitud de opciones que harán de sus vacaciones algo realmente inolvidable.  Hay dos formas de llegar a la zona, desde el Valle de Aezkoa o desde el Valle de Salazar. En ambos lugares encontrarás diferentes puntos de información, servicios de guardería, aparcamientos y merenderos, y opciones de senderos que se adaptan a tus necesidades. Podrás hacer senderismo, mejorar tu nivel de ciclismo e incluso organizar una visita guiada en 4×4.  Siga leyendo y descubra dos rutas imperdibles que nunca olvidará.

Quizá te interese  ¿Cuál es la zona con menos viento de Fuerteventura?

Después de descansar un poco los pies y recuperar el aliento, diríjase a la cueva de Elkorreta, una curiosa abertura triangular en las profundidades de la roca que inspiró la leyenda de Gartxot. Continuaremos durante un kilómetro aproximadamente, caminando entre frondosos bosques de robles y hayas y disfrutando de las vistas panorámicas del valle de Salazar a los pies de la sierra de Abodi. Después de llegar a la cueva, el sendero comienza a descender por un camino vallado hasta llegar a una pista de tierra y bajar entre robles hasta llegar al bonito pueblo de Izalzu. Desde leyendas tan antiguas que nadie sabe a ciencia cierta cuándo se originaron, hasta senderos tradicionales que han cambiado poco y que son casi idénticos a los de antaño. Elija su ruta para recorrer la Selva de Irati y viva una aventura que le parecerá de cuento.