Montes universales

Las aguas subterráneas son la principal fuente de agua potable y de producción de alimentos de regadío en todo el mundo. Sin embargo, este recurso invisible está sometido a la presión del cambio climático, de las extracciones de agua por parte de la sociedad y de los efectos a larga distancia: los desacoplamientos. El comercio de agua virtual, es decir, el agua contenida en los productos comercializados, y el suministro de agua a distancia son dos ejemplos de cómo la sociedad gestiona las aguas subterráneas en estos contextos deslocalizados. El grupo de investigación junior “regular” examina la regulación socio-ecológica de las aguas subterráneas frente a los efectos de los desacoplamientos en un entorno de investigación inter y transdisciplinar. Los estudios de caso en Alemania, España y Croacia proporcionan la base empírica para informar sobre la gobernanza sostenible de las aguas subterráneas en Europa.

Los veranos excepcionalmente secos de 2018, 2019 y 2020 han hecho visible la relevancia social y ecológica de las masas de agua subterránea saludables. Los bosques que se secaron cuando las capas freáticas se hundían han llamado la atención sobre las interacciones entre las aguas subterráneas y los ecosistemas de superficie. El abastecimiento de las ciudades con agua potable extraída de las regiones circundantes ha entrado en conflicto con la intensificación de la demanda de agua de riego en la agricultura y su uso comercial en agua embotellada. Cada vez más, se han instalado tuberías para suministrar agua desde zonas remotas a través de largas distancias, no sólo para compensar la baja disponibilidad local de agua subterránea en cantidad, sino también para “llevar agua subterránea de alta calidad” a regiones de menor calidad. Estos ejemplos ilustran claramente la deslocalización de las aguas subterráneas, que se transfieren a través de tuberías, botellas o como parte de productos como frutas y verduras cultivadas en España para su venta en toda Europa (agua virtual) o en algodón para la industria de la moda. Estos flujos a grandes distancias desencadenan cambios socio-ecológicos en ambos extremos del flujo (es decir, el acuífero de donde procede el agua y el sistema socio-ecológico al que va el agua). Además de los flujos de agua, los flujos de nutrientes, sustancias médicas y personas (por ejemplo, turistas) determinan la disponibilidad y la calidad de las aguas subterráneas.

Quizá te interese  ¿Dónde es más barato vivir en Portugal?

Mediterráneo

Este trabajo es una contribución al proyecto CS 02012-32367: “Procesos y cambios hidrogeomorfológicos en llanuras de inundación costeras mediterráneas ante la variabilidad climática y la acción humana. Una aproximación multiescalar”. Dirección General de Investigación Científica y Técnica (España). Agradecemos a los revisores anónimos su cuidadosa revisión y sus útiles comentarios. La traducción al inglés ha sido realizada por Neil Macowan.

1La creciente preocupación por los efectos del cambio climático futuro y la incertidumbre de los modelos de predicción climática e hidrológica han animado a muchos investigadores a utilizar fuentes documentales para determinar la variabilidad del clima a escalas temporales más largas. En este sentido, los investigadores han utilizado fuentes históricas en las que se relacionan diferentes ríos y regiones inundables para detectar cambios o anomalías climáticas desde la época medieval (CAMUFFO y ENZI, 1992 y 1996; PICHARD, 1995; BARRIENDOS y RODRIGO, 2006). Estas investigaciones muestran un amplio marco de inundación en términos de causalidad, magnitud, estacionalidad y frecuencia (BENITO et al., 2003). La escasez de registros instrumentales limita una adecuada comprensión de las relaciones entre climatología e inundación (KNOX, 2000). Los documentos de archivo sobre el lugar y los patrones climáticos son más precisos que los archivos naturales. El registro analizado aquí cubre un periodo de aproximadamente 700 años y proporciona una base más segura para evaluar la variabilidad climática natural que el periodo instrumental, más corto (PFISTER, 1992).

Río Segura

ResumenEl estudio de la biodiversidad de especies de peces de agua dulce y la composición de las comunidades es esencial para entender los sistemas fluviales, los efectos de las actividades humanas en los ríos y los cambios a los que se enfrentan estos animales. La realización de este tipo de investigaciones requiere información cuantitativa sobre la abundancia de peces, idealmente con series de larga duración y mediciones del cuerpo de los peces. Este Descriptor de Datos presenta una colección de 12 conjuntos de datos que contienen un total de 146.342 registros de ocurrencia de 41 especies de peces de agua dulce muestreados en 233 localidades de varias cuencas fluviales ibéricas. Los conjuntos de datos también contienen 148.749 registros de medidas (longitud y peso) de estos peces. Los datos se recogieron en diferentes campañas de muestreo (desde 1992 hasta 2015). Once conjuntos de datos representan grandes proyectos realizados a lo largo de varios años, y otro combina pequeñas campañas de muestreo. La Península Ibérica contiene una gran biodiversidad de peces, con numerosas especies endémicas amenazadas por diversas amenazas, como la extracción de agua y las especies invasoras. Estos datos pueden apoyar el desarrollo de grandes estudios de conservación de la biodiversidad.

Quizá te interese  ¿Qué altura tiene Panticosa?

Ríos en España

Las lecciones aprendidas de este estudio de caso en cuanto a la participación de las partes interesadas, la cooperación y la integración de la previsión de fenómenos extremos en la toma de decisiones pueden exportarse a otras cuencas fluviales europeas para resolver futuros retos.

Estos mecanismos fueron definidos, mejorados y evaluados mientras se probaba su impacto en la producción de energía hidroeléctrica (paquete de trabajo 8: energía hidroeléctrica) y la gestión de la sequía (paquete de trabajo 11: agricultura y sequías) del sistema hídrico. Su aplicación en la vida real se exploró utilizando enfoques participativos, la participación de las partes interesadas, el desarrollo conjunto y la modelización de la dinámica del sistema.

Los resultados pueden integrarse en el Plan Hidrológico de Cuenca y en los Planes de Gestión de la Sequía si la previsión estacional es lo suficientemente buena como para reducir la incertidumbre existente en las herramientas de gestión actuales (en las que no se utilizan previsiones dinámicas estacionales). Actualmente, los resultados no han sido lo suficientemente convincentes como para que se aplique en la toma de decisiones, ya que puede introducir una nueva fuente de incertidumbre en las metodologías actualmente utilizadas para la planificación y gestión de la sequía.