Sevilla meer

El Hotel Sevilla Center es un destino privilegiado para los huéspedes que viajan por negocios o por placer. Cuenta con completos servicios y el mejor confort. Además, el hotel goza de una ubicación céntrica y magníficamente comunicada, cerca de la estación de AVE de Santa Justa (0,8 millas), en la Avenida de la Buhaira, cuya prolongación nos lleva directamente al aeropuerto y a las principales vías de comunicación de la ciudad. También está a un paso del centro histórico y de negocios de Sevilla.

Decorado con elegancia, cuenta con un equipamiento de última generación ideal para acoger convenciones y eventos de todo tipo. Las instalaciones del Hotel Sevilla Center han sido diseñadas con un único propósito: que todos los huéspedes se sientan bien atendidos en un ambiente cálido y confortable, rodeados de materiales nobles y un diseño modernista donde la luz es la principal protagonista. El Hotel Sevilla Center cuenta con una cafetería abierta todo el año y un snack bar situado en la terraza de la piscina, abierto en temporada de verano. También cuenta con un Lobby bar y ocho amplios salones para acoger eventos de todo tipo, desde conferencias hasta bodas.

El tiempo en Sevilla

La diversidad étnica de las poblaciones subsaharianas de Sevilla también se manifiesta en la serie de televisión histórica española La Peste (Alberto Rodríguez y Rafael Cobos, 2018). En mi opinión, la serie, un thriller oscuro en muchos sentidos, reconoce esta historia pasada por alto y su huella diaspórica en la Península Ibérica.2 A partir de las 6:53, se nos muestra una subasta en la que se venden africanos negros de diferentes etnias en las escaleras de la Catedral de Sevilla. Lo que me resulta fascinante -y claramente indicativo de las retenciones artísticas, culturales, religiosas y espirituales de la diáspora africana- son los collares de hueso, minerales y raíces que llevan los negros recién llegados a la escena.

La cofradía negra conocida como Los negros (o Los Negritos para otros) -considerada por muchos como la primera cofradía negra de Europa occidental bajo la advocación oficial de Nuestra Señora de los Ángeles- también es importante para mi comentario aquí, ya que la escena en la que aparece la cofradía muestra a hombres negros ensayando para una procesión de Semana Santa mientras una estatua de madera de origen centro-occidental, iluminada por la luz de las velas, está sentada en lo alto de una esquina vigilando a los hombres como si fuera un santo católico. El personaje Nubla -antiguo esclavo de Martín de Valle y liberado tras la muerte de su amo- trabaja como miembro activo de la cofradía en la serie de televisión. Representa el depositario de un conocimiento situado de las cosmologías y tradiciones religiosas del África centro-occidental desde lo que podría rastrearse hasta el Reino del Kongo. Su casa, situada a orillas del río Guadalquivir, encarna y conserva además un archivo y una historia olvidados que revelan un sector de la vida subsahariana en la España de principios de la Edad Moderna. La cofradía de Los negros sigue existiendo en la actualidad, pero desde el siglo XVIII, la hermandad está formada exclusivamente por hombres de ascendencia europea.

Guía de Sevilla

La provincia de Sevilla es una provincia del sur de España, en la parte occidental de la comunidad autónoma de Andalucía. Limita con las provincias de Málaga, Cádiz en el sur, Huelva en el oeste, Badajoz en el norte y Córdoba en el este. Sevilla es la capital de la provincia y de la comunidad autónoma andaluza[1].

Situada en la orilla sur del río Guadalquivir, la ciudad de Sevilla es la más grande de Andalucía[2] La antigua provincia de Andalucía fue dividida por los árabes en cuatro reinos separados: Sevilla, Córdoba, Jaén y Granada[3] Sevilla tiene el mayor PIB entre las provincias de Andalucía. Las provincias de Málaga (28.506 millones de euros) y Cádiz (22.574 millones de euros) son la segunda y tercera respectivamente[4] El Puerto de Sevilla tiene una gran importancia económica para la provincia[5].

Sevilla taifa

Sevilla es la capital y mayor ciudad de la comunidad autónoma de Andalucía y de la provincia de Sevilla, España. Está situada en la llanura del río Guadalquivir. Los habitantes de la ciudad son conocidos como sevillanos (forma femenina: sevillanas) o hispalenses, por el nombre romano de la ciudad, Hispalis. Sevilla tiene una población municipal de unos 703.000 habitantes en 2011, y una población metropolitana de unos 1,5 millones, lo que la convierte en la cuarta ciudad más grande de España y el 30º municipio más poblado de la Unión Europea. Su Casco Antiguo, el tercero más grande de Europa con una superficie de 4 kilómetros cuadrados, contiene tres lugares declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO: el complejo del Alcázar, la Catedral y el Archivo General de Indias. El puerto de Sevilla, situado a unos 80 kilómetros del océano Atlántico, es el único puerto fluvial de España. Sevilla es también el área metropolitana más calurosa de Europa, con temperaturas medias de verano superiores a los 35 °C.

Sevilla fue fundada como la ciudad romana de Hispalis. Más tarde pasó a llamarse Ishbiliya tras la conquista musulmana del año 712. Durante la dominación musulmana en España, Sevilla pasó a estar bajo la jurisdicción del Califato de Córdoba antes de convertirse en la taifa independiente de Sevilla; más tarde fue gobernada por los almorávides y los almohades musulmanes hasta que finalmente se incorporó al Reino Cristiano de Castilla bajo Fernando III en 1248. Tras el descubrimiento de América, Sevilla se convirtió en uno de los centros económicos del Imperio español, ya que su puerto monopolizaba el comercio transoceánico y la Casa de Contratación ejercía su poder, abriendo un Siglo de Oro de las artes y la literatura. En 1519, Fernando de Magallanes partió de Sevilla para realizar la primera circunnavegación de la Tierra. Coincidiendo con el período barroco de la historia europea, el siglo XVII en Sevilla representó el más brillante florecimiento de la cultura de la ciudad; luego comenzó un paulatino declive económico y demográfico, ya que el encenagamiento del Guadalquivir obligó a trasladar el monopolio comercial al cercano puerto de Cádiz.