Itinerario de El Hierro

El Hierro, apodada Isla del Meridiano, es la segunda isla más pequeña y más al sur y al oeste de las Islas Canarias (Comunidad Autónoma de España), en el Océano Atlántico frente a la costa de África, con una población de 10.968 habitantes (2019)[2] Su capital es Valverde. Con 268,51 kilómetros cuadrados, es la segunda más pequeña de las ocho islas principales de Canarias.

El nombre de El Hierro, aunque se escribe como la palabra española para “hierro”, no está relacionado con esa palabra. La H del nombre del metal deriva de la F del latín ferrum (compárese higa por ‘higo’). La H del nombre de la isla se remonta a la época de la ortografía del español antiguo en la que aún no se había establecido la distinción entre las letras I y J y se escribía una h muda antes de la ie inicial de la palabra para asegurar que la i se leyera como una semivocal, no como la consonante [ʒ][cita requerida].

Sin embargo, el origen del nombre ero o erro o yerro no se conoce definitivamente. Se cree que deriva de una de las varias palabras de la lengua guanche de los habitantes prehispánicos, conocidos como bimbaches. Juan de Abreu Galindo (en un manuscrito traducido y publicado por George Glas en 1764) da el nombre nativo de la isla como Esero (o Eseró), que significa “fuerte”[4].

La isla sostenible de El Hierro

Este artículo incluye una lista de referencias, lecturas relacionadas o enlaces externos, pero sus fuentes no están claras porque carece de citas en línea. Por favor, ayude a mejorar este artículo introduciendo citas más precisas. (Febrero de 2018) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

Quizá te interese  ¿Cómo se clasifican los espacios naturales protegidos?

Aparte de un contacto anterior por parte de los romanos, uno de los primeros europeos conocidos que se encontró con Canarias fue el navegante genovés Lancelotto Malocello. Llegó a la isla de Lanzarote (que probablemente recibió su nombre) en 1312 y permaneció en ella durante casi dos décadas, hasta que fue expulsado durante una revuelta de los nativos guanches bajo el liderazgo de su rey Zonzamas.

La conquista de las Canarias fue iniciada en 1402 por el explorador franco-normando Jean de Béthencourt. Había zarpado de Francia un año antes con un pequeño ejército. Comenzó la conquista de forma bastante amistosa, tomando la isla de Lanzarote con la ayuda de los lugareños. Pronto tomarían también Fuerteventura y El Hierro. Su actual rey, Guadarfia, era nieto de Zonzamas, que era rey cuando Lancelotto Malocello había visitado la isla anteriormente.

Comida de El Hierro

Es probable que el Archipiélago haya sido supuestamente descubierto en el siglo II a.C. sólo porque los inicios de la historia de la navegación se remontan a esa misma época, en la que los fenicios tuvieron un papel destacado. Alrededor del año 600 a.C. un grupo de fenicios por orden del faraón egipcio Nekó II navegó por África y podría haber visitado las Islas Canarias, pero no se encontraron pruebas escritas.

Las primeras evidencias científicas sobre nuestro archipiélago se encuentran en la literatura romana: el cronista Plinio el Viejo escribió una descripción creíble y no mitológica de las islas en su libro Historia Natural. Tras la caída de los imperios romano y griego, las Islas Canarias permanecieron pacíficamente olvidadas durante cientos de años, alejadas del mundo conocido y no fue hasta el siglo XV cuando volvieron a despertar, esta vez para quedarse para siempre.

Quizá te interese  ¿Qué tipo de libros debo leer para mejorar mi vocabulario?

Antes de la conquista europea, en estas islas vivían pueblos originarios del norte de África, en condiciones paleolíticas aunque con cierta cultura, religión y artesanía. A los antiguos habitantes se les conoce como guanches (término que, si bien se refiere exclusivamente a los indígenas de la isla de Tenerife, se ha ampliado para abarcar a los antiguos habitantes del archipiélago en su conjunto). Los primeros pobladores que llegaron a Canarias vestían pieles, trabajaban el barro, recogían frutos y fabricaban puntas de lanza de roca volcánica afilada.

El hierro (canarias)

El Hierro, apodada Isla del Meridiano, es la segunda isla más pequeña y más al sur y al oeste de las Islas Canarias (Comunidad Autónoma de España), en el Océano Atlántico frente a la costa de África, con una población de 10.968 habitantes (2019)[2] Su capital es Valverde. Con 268,51 kilómetros cuadrados, es la segunda más pequeña de las ocho islas principales de Canarias.

El nombre de El Hierro, aunque se escribe como la palabra española para “hierro”, no está relacionado con esa palabra. La H del nombre del metal deriva de la F del latín ferrum (compárese higa por ‘higo’). La H del nombre de la isla se remonta a la época de la ortografía del español antiguo en la que aún no se había establecido la distinción entre las letras I y J y se escribía una h muda antes de la ie inicial de la palabra para asegurar que la i se leyera como una semivocal, no como la consonante [ʒ][cita requerida].

Sin embargo, el origen del nombre ero o erro o yerro no se conoce definitivamente. Se cree que deriva de una de las varias palabras de la lengua guanche de los habitantes prehispánicos, conocidos como bimbaches. Juan de Abreu Galindo (en un manuscrito traducido y publicado por George Glas en 1764) da el nombre nativo de la isla como Esero (o Eseró), que significa “fuerte”[4].