Cómo saber si eres físicamente débil

Por Natalie Gingerich MackenzieEn tu footing matutino no puedes evitar fijarte en la cantidad de mujeres que pasan a tu lado. Durante el yoga, sabes que no es zen compararte, pero te preguntas cómo tu vecina de la derecha se dobla en esas formas.Publicidad

¿Te resulta familiar? Todos queremos saber cómo estamos a la altura… y en realidad eso es algo bueno. “Los deportistas obtienen mejores resultados cuando se ponen a prueba -y vuelven a ponerse a prueba- a sí mismos”, dice Kevin Asunción, entrenador personal certificado por la Academia Nacional de Medicina Deportiva. “La retroalimentación te motiva cuando es positiva y te ayuda a redirigir tus esfuerzos cuando no lo es”: 30 rápidos y nuevos quemagrasas Tonifica con Alison Sweeney Entrenamiento de 30 minutos, sin necesidad de gimnasioPor eso es importante que evalúes tu potencia cardiovascular, tu fuerza y tu flexibilidad, tres pilares de la condición física. Ponte a prueba, y luego utiliza las estrategias que te presentamos aquí para mejorar tu puntuación en cualquiera de los frentes (¡o en todos!).1. ¿Estás en forma aeróbica? Cómo averiguarlo: Corre tres kilómetrosPublicidad

La carrera de dos millas es una de las pruebas que el ejército estadounidense utiliza para evaluar el nivel de forma física de un posible militar. ¿Por qué dos millas? “Es lo suficientemente larga como para poner a prueba tu resistencia, pero lo suficientemente corta como para permitirte esforzarte de verdad”, explica Jason Fitzgerald, fundador de strengthrunning.com. Utiliza el GPS de tu coche para trazar un recorrido de tres kilómetros. Calienta con 10 minutos de trote suave y luego ponte en la línea de salida. Cronometra con un cronómetro; ve tan rápido como puedas. Mientras que un tiempo de 17:30 es suficiente para que las mujeres militares de entre 37 y 51 años aprueben la prueba, superar los 18 minutos se considera superior a la media para el resto de las personas de esa edad. Para aumentar la velocidad, añade intervalos -rápidos esfuerzos- a tus sesiones de cardio. Dado que obligan al corazón y a los pulmones a trabajar más de lo que están acostumbrados, ofrecen resultados más rápidos que si se sigue el ritmo habitual. “Solíamos pensar que los intervalos eran sólo para los que estaban en forma porque eran muy difíciles, pero pueden beneficiar a todo el mundo”, dice el doctor Michael Ross, director médico del Laboratorio de Rendimiento del Instituto Rothman en Cherry Hill, Nueva Jersey.

Quizá te interese  ¿Qué son Pilates en el embarazo?

Cómo saber si tu forma física está mejorando

Claro, si te apresuras en un entrenamiento de alta intensidad y te saltas el enfriamiento, puede que te cueste respirar. Pero si te enfrías correctamente y tu ritmo cardíaco vuelve a ser más bien de reposo, eso es un buen indicador de que estás en buena forma.No tienes grasa extra en el vientre o en los muslos.

No tener esa capa de grasa en el estómago o en los muslos podría ser un indicador de que tu nivel de forma física es quizá un poco mejor de lo esperado, aunque no estés pasando mucho tiempo en la cinta de correr.

Tu cuerpo se mueve con facilidad. Es algo pequeño, pero un movimiento sin dolor puede suponer una gran diferencia en tu calidad de vida en general. “Usamos nuestro cuerpo como una unidad, y esperamos poder movernos en todos los sentidos, sin dolor ni tener que preocuparnos por la alineación adecuada”, dice Sterczyk. “Si puedes realizar [actividades] adicionales físicamente exigentes en un momento dado sin repercusiones corporales negativas, eso es una gran señal de aptitud física y salud”. Ser capaz de levantarse de una silla con facilidad o hacer una larga caminata sin esforzarse o tener que parar porque te duele son pequeños indicadores de que puedes estar en mejor forma de lo que pensabas.Empieza a sudar al principio de una actividad.

Estoy en forma

Andrew Lavender no trabaja, asesora, posee acciones ni recibe financiación de ninguna empresa u organización que pueda beneficiarse de este artículo, y no ha revelado ninguna afiliación relevante más allá de su nombramiento académico.

Quizá te interese  ¿Cuáles son los tipos de reacción en educación física?

Tal vez su médico de cabecera le haya recomendado hacer más ejercicio, o haya tenido un susto reciente con su salud. Tal vez su familia le ha estado regañando para que se levante del sofá o usted mismo ha decidido que es hora de perder algo de peso.

¿Cómo encontrar la motivación, el tiempo y los recursos para ponerse en forma, sobre todo si hace tiempo que no hace ejercicio? ¿Cómo elegir el mejor tipo de ejercicio? ¿Y es necesario un chequeo de salud antes de empezar?

Comprender el efecto que tiene el sedentarismo en la salud es algo que a menudo sólo se percibe después de un acontecimiento grave, como una mala noticia del médico. Para algunas personas, eso suele ser suficiente motivación para empezar.

Encontrar el tiempo y el esfuerzo para incluir el ejercicio en la rutina diaria es un reto. Sabemos que la “falta de tiempo” es una razón común para no hacer ejercicio. Y muchas personas, como los oficinistas o los operarios de vehículos o máquinas, tienen un bajo nivel de actividad en el trabajo y no tienen ganas de hacer ejercicio después de una larga jornada.

¿Estoy físicamente en forma?

Los artículos de Verywell Fit son revisados por profesionales de la nutrición y el ejercicio. Los revisores confirman que el contenido es exhaustivo y preciso, y que refleja las últimas investigaciones basadas en la evidencia. El contenido se revisa antes de su publicación y en caso de actualizaciones sustanciales. Más información.

Pesarse es una parte típica del intento de perder peso. Su peso no es sólo un número, sino algo que puede cambiar la forma en que se siente de sí mismo. Súbase a la báscula a primera hora de la mañana, y si ese número es más bajo que antes, puede sentirse mejor consigo mismo. Si es más alto, su día puede empezar en declive.

Quizá te interese  ¿Cómo fortalecer las piernas después de los 50 años?

Pero, ¿qué significa realmente su peso y qué utilidad tiene a la hora de seguir el progreso de la pérdida de peso? Conocer las respuestas a estas preguntas puede darle una perspectiva completamente diferente a su báscula.

Cuando se habla de perder peso, lo que se suele querer decir es adelgazar. Es posible que quiera perder peso alrededor de las caderas, los muslos, el vientre y los brazos. Pero lo extraño de adelgazar es que no siempre significa perder peso real en la báscula.