Cómo empezar a hacer ejercicio después de un largo descanso

Este artículo ha sido redactado por Pete Cerqua. Pete Cerqua es un entrenador personal y nutricionista certificado. Pete es también autor de cinco libros de gran éxito de ventas, entre ellos “The 90-Second Fitness Solution” y “High Intensity Fitness Revolution for Women/Men”, publicados por Simon and Schuster y Skyhorse Publishing. Pete cuenta con más de 20 años de experiencia en entrenamiento personal y coaching nutricional y dirige el estudio insignia de 90-Second Fitness en la ciudad de Nueva York.

Cambiar la composición del cuerpo requiere tiempo y compromiso con los hábitos de vida saludables. Es difícil hacer cambios significativos en la composición corporal en poco tiempo. Sin embargo, con unas pocas semanas de ejercicio y una dieta nutritiva, podrás ver algunos beneficios positivos en tu peso, composición corporal y fuerza general, y con perseverancia sentirás más energía, satisfacción y una mayor sensación de bienestar. Comience su viaje para ponerse en forma incluyendo ejercicios aeróbicos regulares, entrenamiento de fuerza y de flexibilidad. Además, asegúrese de apoyar su nueva rutina de ejercicios con una dieta bien equilibrada para alimentar sus nuevos entrenamientos y poner su cuerpo en forma.

Ponte en forma

88sharesContinuar con una rutina de ejercicios puede ser un reto, incluso en las mejores circunstancias. Pero cuando la vida se vuelve ajetreada o si te lesionas, es muy fácil abandonar el hábito.

Una semana de descanso se convierte en dos y, antes de que te des cuenta, tu impresionante régimen de ejercicios -junto con todos los progresos que hiciste- no es más que un recuerdo. Aunque volver a ponerse en forma puede parecer intimidante, o incluso imposible, lo cierto es que nunca es demasiado tarde para volver a hacer ejercicio.

No hay un momento “adecuado” para volver a hacer ejercicio”, dice Amanda Dale, entrenadora certificada por la ACE y nutricionista deportiva. “No tiene que ser un año nuevo, un mes nuevo, ni siquiera un lunes para empezar. No hay límite de edad ni fecha de caducidad para ponerse en forma”, dice.

No importa el tiempo que hayas pasado en el sofá durante tu pausa para hacer ejercicio, puedes volver a ejercitarte con algunos cambios inteligentes y la actitud correcta. Para ayudarte, aquí tienes ocho de las mejores maneras de volver a ponerte en forma.

Cómo ponerse en forma rápidamente

Si lo que quieres es volver a ponerte en forma en 2017 y eres un tío muy ocupado, aquí tienes cómo pasar de cero a héroe en solo 90 minutos a la semana, según el doctor Brad Schoenfeld, autor de El plan muscular M.A.X.

Cómo hacerlo:  Realiza cada ejercicio de 8 a 15 repeticiones, dependiendo de si tu objetivo es la resistencia muscular (pesos más bajos, repeticiones más altas) o la fuerza (pesos más altos, repeticiones más bajas), y pasa de un movimiento a otro descansando lo menos posible. Haz el circuito tres veces en 45 minutos.

El mejor entrenamiento para ponerse en forma rápidamente

Con el clima cálido a la vuelta de la esquina, es posible que estés pensando en bajar algunos kilos o en ponerte en forma. Pero la transición de la temporada invernal a los pantalones cortos y trajes de baño de verano puede ser un reto. Aunque no hay atajos para estar en forma de forma duradera -y nada que merezca la pena es fácil- hay algunos consejos que puedes poner en práctica para ayudar a impulsar el proceso. Echa un vistazo a estos 10 consejos para perder peso más rápidamente.MÁS:  Los mejores espejos para entrenar virtualmente

Si su plato suele estar repleto de alimentos de la familia de los marrones y grises -piensen en panes, patatas fritas y papas fritas- es posible que quiera reconsiderar su fuente de combustible. Después de todo, la nutrición es aproximadamente el 80 por ciento de la ecuación de la aptitud física, y no puedes entrenar más que una dieta pobre. Las proteínas no sólo ayudan a aumentar la masa muscular, sino que también aumentan el metabolismo y te hacen sentirte lleno durante más tiempo (lo que mantiene a raya los dulces y los caprichos). Todo esto te ayudará a perder el peso no deseado más rápidamente. Una buena regla general: Intenta consumir 30 gramos de proteínas por comida o un gramo por cada kilo de peso corporal al día. Cuando elija sus cortes, recuerde que no todas las proteínas son iguales. Busque fuentes de alta calidad que contengan un perfil completo de aminoácidos, como el pollo, la ternera, el cerdo y los lácteos. ¿Sin carne? No hay problema. Sólo asegúrate de consumir proteínas vegetales complementarias, como arroz y frijoles o hummus y pan de pita integral.