Diagrama de una polea móvil

Una polea es una rueda situada en un eje o árbol que está diseñada para soportar el movimiento y el cambio de dirección de un cable o una correa tensada, o la transferencia de potencia entre el eje y el cable o la correa. En el caso de una polea soportada por un armazón o carcasa que no transfiere la potencia a un eje, sino que se utiliza para guiar el cable o ejercer una fuerza, la carcasa de soporte se llama bloque, y la polea puede llamarse polea.

Los primeros indicios de la existencia de poleas se remontan al Antiguo Egipto en la duodécima dinastía (1991-1802 a.C.)[1] y a Mesopotamia a principios del segundo milenio a.C.[2] En el Egipto romano, Héroe de Alejandría (c. 10-70 a.C.) identificó la polea como una de las seis máquinas simples utilizadas para levantar pesos[3] Las poleas se ensamblan para formar un bloque y un aparejo con el fin de proporcionar una ventaja mecánica para aplicar grandes fuerzas. Las poleas también se ensamblan como parte de las transmisiones por correa y cadena con el fin de transmitir la potencia de un eje giratorio a otro[4][5] Las Vidas Paralelas de Plutarco relatan una escena en la que Arquímedes demostró la eficacia de las poleas compuestas y del sistema de bloque y aparejo utilizando una de ellas para tirar de un barco completamente cargado hacia él como si se deslizara por el agua[6].

Quizá te interese  ¿Cuál es la mejor balanza?

¿Cómo facilita el trabajo una polea móvil?

Una polea le proporciona una ventaja mecánica, pero es sencilla. Se construye con la ayuda de un hilo o cadena, una cuerda, una rueda acanalada con dos bordes elevados. Se utiliza para levantar objetos pesados, cambiar la dirección de la fuerza y trasladar objetos muy pesados a otros lugares. Sin embargo, el tamaño de la rueda o la cuerda, la cadena o la correa varía en función de la fuerza requerida. La invención de las poleas ha facilitado bastante el trabajo del hombre, y el mérito es de su inventor, Arquímedes. En realidad no inventó la polea, pero sí mejoró el sistema de poleas de su época y desarrolló diferentes sistemas de poleas compuestas.

La polea es una de las máquinas más utilizadas en el día a día. Tanto si te quedas en casa todo el día como si vas a trabajar, utilizas sistemas de poleas en tu vida diaria sin siquiera saberlo. Antes de entrar en los tipos, el uso y el funcionamiento de la polea, he aquí una definición de la misma:

Una polea fija cambia la dirección de la fuerza de entrada pero no cambia la cantidad de fuerza que se le aplica. Las poleas fijas suelen estar unidas a un objeto estacionario por encima de la carga, lo que significa que su eje y su rueda permanecerán en un mismo lugar. La ventaja mecánica de una polea fija es 1.

Ejemplos de polea móvil

Una polea fija consiste en una rueda fijada a un eje y se utiliza junto con una correa para transferir energía a otra polea fija. Una polea móvil está formada por una carcasa, una rueda móvil y una cuerda. Las poleas móviles también se conocen como poleas de arrastre. Los expertos eligen las astas de las banderas como aplicaciones de las poleas fijas, mientras que las poleas móviles se utilizan en los ascensores modernos y en las máquinas de levantamiento de pesas. Según Education.com, las poleas móviles tienen una mayor ventaja mecánica, lo que significa que la fuerza de entrada es menor que la fuerza del sistema. Sin embargo, los expertos afirman que las poleas móviles requieren más tirones de cuerda por parte del usuario, ya que el peso se ha vuelto más ligero, pero las poleas fijas requieren menos tirones. Según TeachEngineering, las poleas fijas permiten al usuario aprovechar la gravedad, equilibrar un objeto y ayudar a elevar objetos por encima de la cabeza. Las poleas móviles son útiles para elevar objetos por debajo de la cabeza. Education.com enumera un tercer compuesto, la polea múltiple, que se compone de sistemas de poleas fijas y móviles. Estas poleas son las más fáciles de levantar objetos, ya que la ventaja mecánica aumenta al incluir más cuerdas, según cita TeachEngineering. Las poleas son una forma de máquinas simples, además de los tornillos y las palancas.

Quizá te interese  ¿Cuánto tiempo debo entrenar para correr 21K?

Ventaja mecánica de la polea móvil

Las máquinas simples son dispositivos con pocas o ninguna pieza móvil que se utilizan para modificar el movimiento y la fuerza para realizar un trabajo. Son dispositivos que utilizan la ventaja mecánica para multiplicar la fuerza, haciendo que el trabajo se realice de forma más eficiente y con un rendimiento de mayor calidad. Ejemplos de estos dispositivos son los planos inclinados, las palancas, las cuñas, las ruedas y los ejes, las poleas y los tornillos.

Una polea es un tipo de máquina simple que tiene una rueda sobre un eje diseñada para soportar el movimiento, cambiar la dirección del cable y transferir energía entre el cable y el eje. Hay tres tipos de poleas: fijas, móviles y compuestas. Una polea fija es una rueda y un eje que permanecen en un lugar. Una polea móvil es un tipo de polea que se mueve libremente hacia arriba y hacia abajo. Una polea compuesta es una combinación de una polea fija y otra móvil.

Explora la máquina simple conocida como polea fija y sus características. Descubre las partes de una polea fija, cómo manipula una carga para facilitar el trabajo y ejemplos de poleas fijas utilizadas hoy en día.