Lo que tienes que hacer si quieres cambiar tu vida rápidamente

No hay que olvidar que durante unos 6 meses la ex-embarazada debe desempeñar el papel de nutridora, amamantando hasta el destete; por eso son necesarias precauciones especiales y adicionales, para no interferir en esta fase delicada y muy importante de la nutrición del niño.

Tumbado de espaldas en el suelo con las rodillas flexionadas, separa ligeramente los pies (que permanecen en contacto con el suelo), adhiere la pelvis al suelo, contrae y levanta los glúteos, elevando la zona pélvica unos 10-15 cm del suelo, mantén la posición durante 10 segundos y suelta, volviendo a la posición inicial. A continuación, repite el ejercicio 10 veces.

Incluso en el caso de una episiotomía y/o suturas debidas a laceraciones durante el parto, hay que esperar a que se hayan retirado los puntos y a que la herida haya cicatrizado completamente antes de emprender cualquier entrenamiento.

El estrés del parto, la reanudación de la vida cotidiana y, por último, el hecho de convertirse en madre, son elementos que pueden inducir períodos de cansancio excesivo derivados de un descanso cualitativa y cuantitativamente deficiente.

Correr y concebir

Por último, cualquier persona que utilice plantillas ortopédicas y que las haya usado durante el embarazo debería hacerlas revisar. El constante (e inevitable) aumento de peso puede haberlos deformado. Sobre todo, deben revisarse y realinearse con la nueva configuración que haya adquirido su cuerpo.

Quizá te interese  ¿Cuál es la función que cumple el Precap?

Consejos pospartoSi quieres volver a correr, espera la aprobación del médico y, al menos al principio, busca el consejo de especialistas que te enseñen a superar los cambios en tu cuerpo debidos al parto y al embarazo de forma correcta.

Tutorial: cómo colocar las baldosas de corrido | Leroy Merlin

¿Sabes qué cambios se producen en la región pélvica durante el embarazo y el parto? El elevador del ano, el músculo que forma el suelo pélvico, se expande durante el embarazo y aumenta considerablemente durante el parto natural.

Los músculos débiles y menos coordinados de las mujeres después del parto pueden no alcanzar el nivel de funcionamiento necesario para mantener su función. Esto subraya la importancia y la indicación de una rehabilitación adecuada.

Después del parto, se beneficiará de una evaluación y rehabilitación guiadas del suelo pélvico para la prevención y el tratamiento del prolapso de órganos pélvicos, el tratamiento de la incontinencia urinaria y la mejora de la función sexual.

Existen signos y síntomas de disfunción del suelo pélvico y factores de riesgo que te ayudarán a identificar aquellos problemas que deben ser abordados y evaluados por un profesional de la salud mediante una rehabilitación guiada.

Es muy importante acudir a un fisioterapeuta con experiencia en la rehabilitación del suelo pélvico si se experimenta alguno de los siguientes signos y síntomas antes o después de intentar volver a correr:

CÓMO HACER LA ESQUINA [Los mejores estiramientos para correr].

Las zonas más afectadas son la columna vertebral, la zona pélvica y los músculos abdominales, que pueden presentar problemas relacionados con la micción y la postura, como la incontinencia de esfuerzo y la ciática.

Quizá te interese  ¿Qué pasa si hago ejercicio en el primer mes de embarazo?

La gimnasia posparto es, por tanto, un valioso aliado para ayudar a las nuevas madres a recuperar una condición física óptima, prevenir las disfunciones urinarias y rectales y mejorar su vida sexual.

Una vez establecidos los plazos y los objetivos que deben alcanzarse con la gimnasia posparto, el programa de ejercicios se personaliza en función de los resultados de los exámenes preventivos mencionados anteriormente.