¿Es posible entrenar como un ciclista profesional del Tour de Francia?

Un atleta profesional típico entrena entre 5 y 6 horas al día, 6 días a la semana. Puede parecer que no son muchas horas, pero la intensidad del entrenamiento es ridícula. De hecho, sin sonar pomposo, un individuo promedio en forma tendría dificultades para hacer uno de nuestros calentamientos.

Un mito es una creencia o idea falsa muy extendida. Uno de esos mitos que ha envuelto a los deportes juveniles es la idea de que para convertirse en un atleta de élite lo único que se necesita son 10.000 horas de entrenamiento sostenido y deliberado.

Demasiado tiempo en el gimnasio suele equivaler a una disminución de los resultados. Por ejemplo, el entrenador físico certificado Jeff Bell dice que si te encuentras constantemente saltándote los días de descanso para encajar los entrenamientos siete días a la semana, estás en la zona de sobreentrenamiento. “Puedes volverte irritable, perder el sueño y el apetito”, explica.

4 horas consecutivas cada día, sí. Pero si se reparten y no todos los días, entonces puedes estar bien. La recuperación es la mayor preocupación, por lo que hay que reducirla a 2 ó 3 horas si se trata de una sesión de entrenamiento o de ejercicio, y no de un paseo casual.

Cómo el coronavirus está haciendo que los atletas olímpicos se entrenen bajo

Como triatleta profesional, entreno entre 20 y 30 horas a la semana.    Además del entrenamiento físico, una gran parte de mi entrenamiento incluye la nutrición, la recuperación y los masajes.    Hago todo esto para asegurarme de que mi cuerpo está en su mejor momento cada día.

Como puedes imaginar, necesito una gran cantidad de alimentos de buena calidad y densos en nutrientes para mantenerme alimentada durante todo mi entrenamiento. Antes de mis entrenamientos matutinos, suelo comer una tostada con mantequilla de almendras Wild Friends, medio plátano y miel.

Tengo la suerte de estar asociada con empresas tan buenas como Wild Friends, Clif Energy Products y Beet Elite.    Estos increíbles productos me permiten alimentar mi cuerpo con la nutrición adecuada que necesita para mantener este estilo de vida.

Si alguna vez has pensado en probar el deporte del triatlón, ¡te lo recomiendo! Hay triatlones por todo el país en los que puedes entrenar y competir.  Si no quieres hacerlo solo, quizá puedas reclutar a un amigo o familiar para que te acompañe 🙂

Los mejores atletas revelan cuántas horas al día entrenan

Ser un atleta profesional no es ninguna broma. Mientras que la mayoría de la gente sale de la oficina a las 5 de la tarde, los atletas tienen que controlar constantemente su nutrición, su sueño y su actitud para asegurarse de que se mantienen en una condición física óptima, ¡y eso sin contar los entrenamientos! Cuando los profesionales van al gimnasio, a la piscina, a la pista de atletismo o a la cancha, aportan un nivel de intensidad que les sitúa por delante de sus compañeros; si no lo hicieran, estarían en el paro. Pero, ¿cuáles son las mayores diferencias entre los profesionales y el resto de nosotros? He aquí algunos factores que pueden hacer que una sesión de entrenamiento, y una carrera, sean decisivas.

Los atletas profesionales de todo tipo, desde las estrellas del fútbol hasta los nadadores de larga distancia, tratan cada entrenamiento como un juego. Por supuesto, esto no significa igualar la intensidad del día del partido si estás fatigado: descansar es importante. Lo que sí significa es que cada momento de cada entrenamiento merece toda la atención del deportista. Los estudios han demostrado que los seres humanos son criaturas de hábitos, y que los hábitos mentales y físicos que construimos mientras practicamos tienen una correspondencia directa con los logros en el día del partido.

Tonal Talk | 3 formas de entrenar como un atleta profesional

La liberación miofascial es un trabajo de tejido profundo que desactiva los nudos musculares dolorosos y aporta flexibilidad a tu cuerpo. Puedes hacerlo tú mismo utilizando un rodillo de espuma, una pelota de lacrosse, una pelota de golf o un palo de masaje. “Haz pases suaves y, si por casualidad notas un nudo o una tirantez, haz rodar un poco ese punto para conseguir que esa zona específica se relaje”, dice Joe Kenn, C.S.C.S., entrenador jefe de fuerza y acondicionamiento de los Carolina Panthers de la NFL. “Ese grupo muscular se va a disparar cuando hagas el movimiento”. Tener los glúteos tensos dificultará tu capacidad para hacer sentadillas, agacharte y saltar”, añade Kenn. Haz trabajo de tejidos antes de los entrenamientos para prepararte para la acción y después del entrenamiento para recuperarte.

Las bandas hacen maravillas para tu cuerpo.  Los músculos se contraen y reaccionan a la resistencia de la banda, lo que te permite estabilizar las articulaciones. Kenn sugiere realizar un tirón vertical para activar los músculos después de la auto-liberación miofascial.  “Ponte de pie sobre una banda, agárrala con las dos manos, haz una elevación frontal por encima de tu cabeza, luego deja caer los brazos a medio nivel para formar una T. Vuelve a elevar los brazos por encima de la cabeza, haz un encogimiento de hombros, vuelve a medio nivel y repite”.